Wednesday, May 4, 2011

Maite y Toto se largan a la Isla de La Totona


Uno de los privilegios de ir a la radio a conversar sobre mi libro es conocer a las caras que están detrás de las grandes voces en los micrófonos. Llego todo fanático por supuesto. Estar al lado de Marianella Salazar o Alonso Moleiro es como para hacer barras de Sábado Sensacional y pedirle autógrafos. Gracias a Dios, me he comportado. Esto, hasta que recibo una llamada de que Maite Delgado quiere grabar un micro conmigo sobre mi cuento La Isla de La Totona.

No sé Ustedes, pero uno escoge su farándula. Maite Delgado está en mi álbum de barajitas. Junto a Gilberto Correa y Amador Bendayán, que en paz descanse. Es algo de la animación, de entretener a un público lo que siempre me ha llamado la atención. No me interesa conocer actores. En serio. Catherine Fullop se tomó unas fotos en la reja de mi casa cuando yo tenía 12 años y hasta el Sol de hoy ha opacado todos mis deseos de conocer a otras actrices del pabellón local.

Ir a esa entrevista con Maite Delgado sí me emocionó porque fue como ir al Poliedro, a la Feria de San Sebastián y a los estudios de Venevisión. Fue ver en persona a alguien que siempre ha estado en los momentos más chéveres de la televisión. Exceptuando que nunca dijo los números del Kino que yo me había comprado. Que ella quisiera viajar conmigo hacia la Isla de La Totona, pues bienvenida. Yo soy un pasajero que no hace discriminación sobre quien se sienta a mi lado. La entrevista fue muy relajada –con “¿cómo están esas barras?” de mi parte incluido, uno no se pierde ese bonche-. Aunque censuramos el nombre, me encantó conversar sobre ese cuento en particular porque fue –y es- mi historia favorita de todo el libro.

Ella, un encanto de persona. Se lo conté a Josefa y no me habló durante toda la tarde. Cuando por fin pudo emitir palabra me dijo: “Don Totín, la próxima vez que Usted vea a la Señora Maite ¡Usted me lleva!” No creo volver a verla, pero de todas estas experiencias sortarias en la radio, fue una de las más ricas que he tenido. Sobre todo porque no se trató de vender un libro. Más bien de vender un país. Eso es Totona. Una isla donde Toto se puede largar con Maite Delgado, así sea por unos minuticos.-

Aquí pueden descargar el audio para oír la entrevista: Onda La Súperestación.

1 comment:

Ora said...

Ya la escuché. Que éxito!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...