Friday, June 17, 2011

¿Cómo escribir un blog?


Esta mañana estuve en el programa Libreros con Roger Michelena y la sensacional Manuelita Zarate conversando sobre la transición de mi blog a un libro. Fue una tertulia interesante debido a que no he hablado mucho de eso en otras entrevistas. De hecho, creo que ni lo he conversado en este tea party. Más allá de querer publicar o no ¿cómo se escribe un blog?

Escribe sobre lo que sabes

Lo sabroso de los blogs es que cualquiera puede tener uno. Hay tanta gente como yo que no se considera un escritor formal pero que quisiera encontrar un nicho donde ventilar sus pasiones. Porque el blog es eso: un espacio para dilucidar sobre lo que más nos apasiona. Sea el deporte, la gastronomía, la moda, el día a día, o un guayabo, para mantener un blog en el tiempo es importante recordar la máxima: «escribe sobre lo que sabes». Hay blogs interesantísimos que son hechos solamente a base de fotos. Me encantan. Sin tener una sola palabra muestran las imágenes que inspiran a una persona a ser como es.

No te auto limites por el «¿qué dirán?»

La pregunta a hacerse antes de abrir un blog no es si la otra gente consideraría interesante lo que uno tiene que decir. La gran pregunta es si a uno le parece interesante. Sin pensárselo mucho. No podemos pretender abrir un blog y tener 80 comentarios por cada entrada que publicamos. Este blog tiene tres años de haberse comenzado a escribir y la gente no comenta. Leen pero no comentan. Me dicen que se lo leyeron cuando me ven en persona pero no comentan. Preocuparse por los demás es la manera más sencilla de caer en la temida página en blanco: «¿qué puedo decir que guste?». Alguien twitteó ayer: «Debe ser agotador ser políticamente correcto». No auto limitarse por lo que dirán los demás es una porción del éxito en los blogs.

Tú vida no es tan interesante como crees pero échale pichón a probar lo contrario

Ahora bien. No podemos negar que nos leen. Sea porque son asiduos Yo Te Leo (los quiero) o porque tipearon en Google «la pollina de Lila Morillo» y cayeron en el blog. Yo encuentro que las historias del blog que más gustan son las que todos se pueden relacionar. Una historia divertida sobre Josefa se disfruta más porque todo el mundo tiene, ha tenido o tendrá una Josefa. Una historia divertidísima sobre una borrachera que me metí en Le Club no tiene sentido sino para mí. La puedo publicar pero bajo la advertencia mental de que nadie se goza las peas de otro. Salvo que yo amanezca en el lecho nupcial de unos novios, historia que todavía no me he atrevido a contar. El reto es a publicar contenido que sea interesante y creativo. No todos los días se logra pero a veces, es lo suficientemente bueno como para querer volverlo a leer.

El felpudo que dice «Guercom» es más memorable que uno escrito como se debe. Por niche.

El nombre del blog. Yo cometí el error y lo reconozco ahora de ponerle Conversations Overheard at the Mad Hatter’s Tea Party. Es sensacional y todavía me gusta pero fue un error. Hubiese sido más lógico, más fácil y más pronunciable llamarlo El Blog de Toto Aguerrevere. Siéntanse originales pero no hagan lo que hice yo. Sí, si tengo las tetas grandes es el blog de Maiskell y es genial. International Man of Misery es el de Nixon Vega y es de aplauso. Una Gordita en un País de Misses es como para leerla todos los días. Lo primero que va a llamar la atención es el nombre. Tener que explicarlo «es como los cuentos que me chismearon de la mesa de té del sombrerero loco» es un franco fastidio.

¿Reality Star o Cómodamente Anónimo?

Lo otro que hay que pensarse es sobre el anonimato en el blog. Yo fui muy franco –o muy fetichista- al querer exponer mi vida en esta bitácora como si fuese un reject de Protagonistas de Novela. Fotos de mi familia, mi nombre, lo que hago y a donde y con quien salgo está reseñado aquí a tal punto que gente que no conozco se refiere a un tipo de verde como «verde Eparquio». Yo estoy contento con ello porque soy así pero tiene toda una cantidad de limitaciones. Una y la peor es no poder hablar de ciertos temas que me inquietan. Al ser conocido por ejemplo, no puedo hablar de sexo porque recibo una llamada al día siguiente de «mira, mijo». Aquí ya no es qué dirán. Es más bien tener que recibir una llamada de tu mamá preguntando porque las tías dicen que uno estuvo en el Dallas en horario de oficina.  

La otra cara de la moneda es un blog como La Cagada. Pedro su autor es una persona completamente anónima. Ni sus amigos saben que tiene un blog. No hay fotos, no hay nada. Y es uno de los mejores blogs de los que yo leo. Pedro puede ser anárquico cuando le plazca, cursi si quiere, aniquilador siempre. Es la prueba de que los dos blogs –el conocido y el anónimo- funcionan. Con el blanco y negro de que a mí me paran en la calle y a Pedro no. Y ambas opciones son buenas y malas.

Constancia, Constancia, Constanza Ginner.

Lo más importante de abrirse un blog es estar claro en una cosa: eres solamente tan bueno como tu última publicación. Insisto siempre en que el éxito de un blog es la constancia. La plena y pura constancia de que si vas a escribir, es porque vas a hacer tiempo para actualizarlo. Hasta que te aburras o decidas que tu historia ya está contada y te despidas. La cantidad de blogs abandonados abunda en la red. Una lástima puesto que varios solían ser buenos. Para su autor, el reto está en ponerse metas. Escribir una entrada semanal, dos o todos los días. Eso depende de la pasión y el tiempo de cada quien. Lo importante es saber que para leerse a si mismo y para ser leído por los demás hay que tener contenido actualizado.

¿Viste lo que escribió el niñito Aguerrevere?

Con los comentarios dejados por los demás, se toman con soda. Yo no comento sobre los comentarios que me dejan aquí porque siento que cuando publico una entrada en la cual trabajé, ya no es mía sino de los demás que quieran leerla. Para mí cumplió su cometido. El espacio de comentarios es el mini blog de los demás. Si hay una duda o posición interesante –y las mejores: la diferente- pues se toma el tiempo de responder. A veces los comentarios duelen. A veces no. Pero es la prueba de que no tenemos a Dios agarrado por la chiva solamente porque nosotros tenemos un blog y el otro no.

Yo salí con Bridget Jones

Promocionar el blog es difícil. Sobre todo al comienzo. Nadie te lee. En serio, nadie. Por eso es que la mayoría de los blogs son abandonados en el primer mes de apertura. Mi recomendación es comenzar a leer otros blogs. Hacer comentarios interesantes, escribir sobre posiciones antagónicas o similares a lo expuesto. Con el tiempo esos bloggeros comenzarán a leerlo a uno. Lo importante es la constancia y la pasión. Sin desanimarse. Es el perfecto espacio para relajarse. Si es bueno, como todo en la vida, la gente vendrá. De 35 visitas diarias en junio de 2008 a 800 en el 2011 se gasta este tea party. No me vanaglorio porque cuesta pero es un privilegio escribir. Porque primero y antes que nadie, me lo gozo yo.

¡Al horno Twitter! No seamos flojos

Twitter es otra herramienta para promocionar pero hay que tenerle cautela. En mi caso, Twitter me roba del 80% de las historias que hubiera contado de no tenerlo. En 140 caracteres dije el mejor chiste o conté la mejor historia. ¡Qué fastidio desarrollarla! Pero si se puede probar con un mini cuento cómico y después expandirlo en una historia en el blog, funciona de maravilla. La cuestión es batallar la flojera de hacerlo.

El Evangelio según San Yo

Para todo lo demás: creatividad y gozadera. Hay días que amarán su blog. Habrá momentos en los cuales desearán cerrarlo y borrar toda su existencia de la Internet. Le echarán la culpa sobre su miseria o estarán agradecidos de haberlo abierto. A mi me cambió la vida. Y hay días en que no lo soporto. Pero con la constancia, creatividad, un buen nombre, cautela con la privacidad, y ganas de contar un buen –o mal- cuento, se puede crear una gran bitácora. ¿Lo mejor? Llegar a un día en particular y poder leer lo que estabas haciendo exactamente hace un año. ¿Cómo te sentías? ¿Quién eras? ¿Qué te parecía importante en ese momento? Lo sabroso, es que eso es la prueba de que no hay mejor día como el que vas a leer hoy.-

Cualquier pregunta a la orden. En este tea party no se cobra comisión. Mientras más blogs, mejor.-

12 comments:

Carolina said...

Muy bueno tu post de hoy, yo soy una de las que siempre te leo y le mando el link de tu blog a mi hermana y nos reimos juntas.
Buen trabajo Toto!

takag said...

Yo soy de esas de las que siempre lee y no comenta. Te leo por el GReader, porque ese negro que tenías antes aquí me quemaba las retinas. De hecho ni cuenta me había dado de tu nuevo tema del blog, muchísimo más agradable ;)


Respecto al nombre del blog estoy de acuerdo, bien díficil de recordar y pronunciar... pero ¿por qué no lo cambias? A la final en la url no está ese nombre, y no creo que estés indexado en google con el tampoco.

Estoy casi segura que todos nos referimos a tu blog cómo: el blog de Toto o el blog de Toto Aguerrevere.

Tal vez pudieras ponerle el nombre del libro: Cuentos de Sobremesa de Toto Aguerrevere. No sé, digo yo.


Saludos.

PD: Josefa es lo máximo. Dale saludos de mi parte :P

Marielisa said...

Hola Toto,

Soy de esas nuevas fans de tu blog que tampoco comenta nunca. Al igual que tú, hago uso de la red para expresarme, la única diferencia e sque mi blog es de política y generalmente es para colgar mis artículos de opinión. Es un tema que es muy movido en la opinión pública pero que me ha costado actualizarlo diariamente, estoy tratando de hacerlo una vez a la semana.
Sin embargo, creo que voy por buen camino porque en dos meses que llevo en el mundo del blogging tengo en mi haber más de 2.000 visitas. De todas formas, tus consejos son muy bien valorados por aquellos quienes estamos comenzando y deseamos que nuestras letras algún día se materialicen en un libro y no se queden en el universo digital.
Saludos desde Barquisimeto.
Marielisa

isaac said...

Mis hermanas son enfermas del Tea Party, recientemente se abrieron sus respectivos perfiles de blogger para poder saber cuando actualizas. y nunca comentan.

Lo unico que te falto en este post fue aprender a lidiar con el editor de blogger. A mi no se pq se me vuelve completamente loco y me cambia solo los fonts los tamanos, colores, etc....

Nelly Guinand said...

Yo hago todo, te leo, me rio, me entero de tu vida y la de toda la casa (madrina autentica y preocupada) comento, te reagaño....y escribo blogs desde hace años, uno de mis memories de expatriada por deseo propio, otro de mis descubrimientos por esta nueva ciudad (Walking Miami) y otro para guindar artículos interesantes de mi trabajo) Pero como coach te digo mi Totin cámbiale ese nombre a tu blog, no existe para nadie, se desvió hacia el blog de TOTO, o de Toto Aguerrere, Cuentos de sobremesa es tu book,es el titulo de tu libro, pero el blog siempre será con el nombre de TU Marca Personal y esa es TOTO AGUERREVERE y no le pongas TOTO tu sabes porque , por eso de la marca de piezas de baño. Un besote tu madrina
Y les recomiendo un blog es una manera de deliciosa de transmitir lo que se conoce, de anti stress y de comunicarse con muchos que se sienten a veces identificados o que buscaban esa información.

alei said...

Totalmente inspirador tu entrada :), tengo ganas desde hace tiempoooo de abrirme un blog, pero no se, siempre hay algo q lo impide, creo q es la costumbre de andar por la vida autocensurada.

Pedro said...

Escuché buena parte del programa, estuvo bien bueno.

Sobre el anonimato, que ya lo he comentado en mi blog, es como tú dices: hay algo para cada quien. Por mi parte, el anonimato responde sólo a dos razones: quiero poder escribir lo que quiera sin censura, y no quiero que al poner mi nombre en Google aparezca el blog (por razones que quienes lo leen entenderán).

Si deciden la ruta del anonimato, eso no significa que no deban/puedan disfrutar de las interacciones personales que les ofrece el blog. Mi anonimato se reduce sólo al blog. He conocido a varios blogueros en persona, gente que he conocido gracias al blog, y cuando los conozco no me presento con una máscara de V for Vendetta y un pseudónimo (aunque sería genial). Mucha gente que conocí por el blog sabe mi nombre completo, qué hago, tienen mi teléfono, etc.

También ofrece oportunidades divertidas. Ni mis amigos ni mi familia saben del blog. Recuerdo hace un par de años hablar con Nina Rancel, que iba a ir a mi fiesta de cumpleaños, y ella se preguntaba qué decir sobre la pregunta “Cómo conociste a Pedro?”. Yo sugerí que fuera algo divertido, como “Nos conocimos en unas peleas de gallos clandestinas en una mansión”. Lamentablemente tuve que cancelar la fiesta porque al muy egoísta de mi sobrino se le ocurrió nacer el día de la fiesta.

Y sí, debe ser agotador ser políticamente correcto, por eso abrí un lugar para poder contar cómo un amigo perdió el control en un bar de strippers sin que me lo reclame cuando la novia le termine.

marlonmujica said...

Muy bueno, claro, preciso y conciso, no es para menos tener 800 visitas en tu blog

América Ratto-Ciarlo said...

Me gusta el título y los materiales de este blog..! seguiré visitándote..

Cambio y fuera, majo..!

EmeJota said...

Excelente este post. Todo lo que dices es cierto, aunque en lo personal a mi si me gusta el título de tu blog y no me gustaría que lo cambies. Cade vez que lo leo levanto el meñique de forma instintiva (jejeje) el título que escogiste es original, impronunciable pero de algún modo queda grabado así sea como "el blog ese del nombre rarísimo"

Yo tenía años pensando en abrir un blog, pero nunca me pareció que tuviera algo interesante que decir. En diciembre pasado conocí a través de un foro a un chamo con el que hablando de música me invitó a escribir en una revista que estaba por lanzar, y me dije que era tiempo de decir que sí.

Así fue como también me quité el miedo a escribir en mi propio sitio, porque aunque ADORO escribir para la revista, sentí que debía comenzar mi propio espacio. Ahora tengo 4 meses escribiendo entradas, ya tengo dos seguidores y hace poco recibí mi primer comentario.

Lo más interesante es que escribiendo reseñas de discos algunas de las bandas me han contactado para agradecerme por dedicarle un espacio y ahora intercambiamos correos de forma constante. No lo hice por ganar fama ni convertirme en un super bloguera. Si dentro de 3 años tengo 1000 seguidores o sigo con los mismos 2 igual seré feliz, porque si alguien me quiere leer por tres años algo bueno estoy haciendo ¿no?

Matilde Amorell said...

Aunque he abandonado mi blog por mi hijo, siempre me guiña el ojo. Y este post me ha dado mas ánimos de seguir. No quiero ser famosa, pero es emocionante ver tus estadísticas creciendo. No se por qué. Yo escojo el anonimato.
Toto, he llegado a soñar contigo!
Pedro para mi es como un personaje de Oscar Wilde, odiaría que me pasara como pasa con las voces de la radio. Nunca el verdadero da la talla ante el imaginario.
He promocionado tu blog como una herramienta muy útil cuando en el trabajo no tienes nada que hacer pero quieres montar el paro que haces algo en la computadora. Sólo es difícil cuando quieres soltar una carcajada!

iLi said...

Oye Toto, la verdad es que siempre te leo yyo que mantengo mi blog, tratando de actualizarlo una vez a la semana y no siempre es tarea sencilla hacerlo.

Yo creo que tu mejor post es el de la Sra. que se consiguió una cana en la cuchumina.. creo que para mi ese post fue epico.

Y comulgo contigo en que uno tiene que escribir para uno.. contar lo que quiere contar.. gracias por siempre darme algo que leer entre responsabilidades laborales..

Mi blog es www.ilianaron.blogspot.com y pienso que en serio deberiamos hacer la convocatoria para el Bloggers Night II


besos

iLi

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...