Saturday, June 25, 2011

La Señorita Modales y la que opacó a la novia


Matrimonio. Hablo con la señorita Modales. A lo lejos los invitados suben sus garras al aire en la mejor imitación de Lady Gaga. Señorita Modales me cuenta que le parecen divertidísimos los helechos que guindan por montones sobre la pista. Decido fastidiarla y le digo que la gente gozaría más si fueren matas «substanciosas» y las bajaran a la medianoche como cotillón. La Señorita Modales me pega un carterazo y me dice que soy un insolente. Me río. Señorita Modales, la que nunca rompe un plato.

Miro nuevamente a la tarima donde usualmente está el cortejo fungiendo de payasitas del evento. No hay ninguna. Solo la novia, destacada por la blancura de su vestido dentro de un coro de manos enfluxadas que la animan a saltar en las alturas. No sé si sufro de astigmatismo pero creo que la novia se cambió de vestido. Este sigue siendo blanco pero ahora es como más pegado. Ya va, ¿esa es la novia? me pregunto. Sin quitar los ojos de la tarima, inclino mi cabeza para entrar en conferencia con Señorita Modales para que me identifique a la señorita y me confirme mi borrachera. Pero me voy de bruces al sentir nada más que espacio vacío.

Señorita Modales no está al lado mío. Volteo por todas partes para buscarla y me resigno a observar a la misteriosa «¿es o no es?» que salta con su vestido blanco en la tarima. Ah mira ahí está Señorita Modales subiéndose junto a ella, me digo. Oh, oh. Señorita Modales, no lo hagas. Lo hizo. Señorita Modales, todo su metro y medio de existencia se ha detenido detrás de la falsa impostora y la ha empujado con todas sus fuerzas de la tarima. Feliz y contenta, hace un ademán como si se limpiase las manos, saluda a un público que la vitorea y voltea su mirada a la esquina donde yazco yo, riendo de la pena. Que esto sea una lección para todas las doncellas allá afuera: si van de blanco a un matrimonio no se entarimen. Señorita Modales las hará pasar vergüenza.-

3 comments:

@mariemanz said...

Ciertamente, no hay cosa peor que una invitada vestida de blanco, en la tarima o no. Siempre he dicho que en mi matrimonio me tomaré el derecho de admisión y sin ton ni son sacaré a cada una de las niches que lleguen con mi mismo tono de vestido. Sino, le daré potestad a mi hermana y demás niñas del cortejo para que se acerquen a tan inapropiada niña a decirle: "Disculpe, por órdenes de la novia debe irse a cambiar de vestido. En caso de no querer, no vuelva". Así de comunista. He dicho.

La Nena said...

Yo creo que yo voy a ir mas alla, voy a poner en la tarjeta, no llevar vestido blanco, punto...

Anonymous said...

No se si senorita modales fue la que le tiro una copa de vino tinto encima a la prima de la novia por estar vestida de blanco, pero estoy de acuerdo es un abuso.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...