Wednesday, July 13, 2011

¿Dónde estabas tú cuando leías a Potter?


La gente grande siempre comenta sobre el lugar donde estaban cuando asesinaron a Kennedy. Recuerdan exactamente quien se lo contó y donde estaban parados. A nuestra generación nos tocará por siempre ser la que recuerda donde estaba cuando el Presidente Chávez arremetió su tanque contra el Palacio de Miraflores o cuando Osama Bin Laden dio órdenes de bombardear las Torres Gemelas en Nueva York.

La lástima de los recuerdos importantes es que casi siempre son fatalistas. Ahora a la mente me viene el día en que murió la profesora Christa McAuliffe a bordo del transbordador Challenger en 1986. Fue la primera vez que supe lo que era hacer un minuto de silencio por alguien. Tengo una imagen de un televisor la noche que cayó el Muro de Berlín pero recuerdo siempre que el 15 de enero de 1991 fue el ultimátum dado por la ONU para que Hussein retirase sus tropas de Kuwait. Nos cuesta recordar momentos felices.

El viernes veré la última parte de la saga de Harry Potter, mi amigo. Es un momento agridulce pues con esta película se cierra un ciclo en la infancia de todos. Yo no puedo hablar de infancia propiamente, tenía 20 años cuando comencé a leer las aventuras del niño con la cicatriz de rayo. Pero esa es la maravilla de los libros. No tienes que ser un niño para rezar para que alguna noche llegue un búho con una carta de invitación a la escuela de Hogwarts.

Comencé a leer a Potter por carambola. En una Semana Santa me fui con mis amigos Relax Just Relax, la Catira Tropical y la Super Trooper a acampar en la Gran Sabana. En ese tipo de viajes tienes que salir a las tres de la mañana por lo cual esa noche decidí no dormir. Mi familia se había ido de viaje a alguna parte y estaba solo en mi casa. Acostado en la cama de mis papás vi un libro que se estaba leyendo Alejandro mi hermano en la mesa de noche. Harry Potter and the Sorcerer’s Stone. Me encantó el dibujo de la portada, odié las primeras páginas del libro.

Cuando regresé de viaje, volví a agarrar el libro. Me encantó todo el tema de las escuelas y la explicación ilógica de Quidditch. Pero no fue un amor instantáneo con la serie. Mi adicción comenzó en un viaje con seis amigos del campamento por New Hampshire. Con 18 días vagando por carreteras sin destino fijo, mi amigo Vinny, que en aquel entonces debía tener unos 31 años, se quejó de que todo el mundo leía a Harry Potter y no entendía la fascinación. Así que decidimos comprarnos Harry Potter and the Prisoner of Azkaban en un pueblo Amish que visitamos en Vermont. La tragedia es que había una sola copia, por lo cual nos teníamos que turnar con acuerdos de límites de páginas para poderlas comentar luego. Recuerdo que no lo terminamos de leer pero cuando llegué a Caracas, el libro apareció en mi maleta como recuerdo del viaje. Fue un tremendo regalo.

Esa fue la maravilla de Potter, el poder de sentir que los libros eran un regalo entre gente. Sobre todo el poder sentarse a conversar sobre la serie, algo inaudito dado que ninguno de mis amigos o mis primos leíamos los mismos libros. Me encantó que todos entendiésemos lo sagrado que era no revelar el final. Toda conversación comenzaba con «¿por dónde vas?». Si se había llegado a un punto seguro se podía sentar a echar cuentos, si no se esperaba. Era una camaradería literaria.

Harry Potter and the Goblet of Fire llegó por Amazon justo el día en que me iba de viaje. No podía creer el tamaño del libro. Estaba demasiado feliz de que fuese tan largo para así poder disfrutarlo. No tengo tantos memorias de The Order of the Pheonix, el libro que menos me gustó de la serie, salvo de estar en otro avión pero sí de Harry Potter and the Half Blood Prince. Fue mi último año como guía en el campamento en 2005.

Todavía recuerdo cuando llegó ese camión de UPS. No menos de ochenta cajas de Amazon fueron bajadas. Pero en aquel entonces yo estaba metido de lleno con el Código Da Vinci por lo cual decreté que no se podía hablar de Harry dentro de la cabaña. No fue hasta que me regresé a Venezuela, cuando el avión se tuvo que desviar a Chattanooga, Tennessee por dos días donde comencé a leerme el que más me gustó de toda la serie. Es la única razón por la cual le tengo aprecio a Chattanooga, Tennessee. Lo terminé en Margarita donde le agarré todo respeto a Severus Snape (aun cuando por razones comprensibles lo volví a odiar al final).

The Deathly Hallows fue comprado el día en el que llegó a Tecni-Ciencia en Venezuela. Junto a Rollito, Alejandro y Cookie, hicimos una cola enorme donde nos dieron hasta varas mágicas. Fue una tarde sensacional en el Centro San Ignacio. Por fin nos íbamos a enterar que iba a ser de Potter. Me fui directo a mi casa y lo abrí. Y no lo cerré hasta que me lo terminé. Recuerdo que Alejandro llegó a mi casa a las 5:30 de la mañana y yo seguía ahí. Cuando lo terminé a las 9 de la mañana, colapsé. Era lo mejor que había leído en mi vida. Aún cuando todavía insisto que no entendí nada de lo de King’s Road.

Me parece irónico que no recuerde fechas pero sí recuerde aviones. Harry aparentemente estuvo presente en todos mis viajes. Recuerdo hasta el asiento donde estaba cuando leía sobre la profecía. ¿Era el elegido Harry o era Neville Longbottom? Ese avión se ha podido caer en ese momento y yo no me iba sin la respuesta. Fue una aventura sensacional. Lo mismo con las películas. Cada cual con la particularidad de escoger personas especiales para verla. Harry no se ve con cualquiera. Es el único esnobismo que nos podemos permitir en esta era de pelazón.

Nos falta hacer este tipo de ejercicios. Saber donde estábamos en momentos en los cuales fuimos felices. La gente grande siempre comenta sobre el lugar donde estaban cuando asesinaron a Kennedy. La gente chiquita, gracias a Dumbledore, podemos decir donde estábamos cuando leímos a Harry Potter. A fin de cuentas, fue un tremendo viaje que bien merece la pena recordar.-

10 comments:

Daniel said...

Ok, soy un "yo te leo pero no comento", pero este post bien vale una felicitación.

Haz una lista de los personajes que mas te gustaron! a mí Lupin, Kreacher y los gemelos Weasley. En ningún orden en específico.

Mariana said...

Que grande toto, yo lei harry a los 13 años, es decir, en 1998, cuando nadie lo conocia,incluso no venian en español, no se como llege a esos libros, el punto es que mis primos y hermanas me criticaban por siempre estar leyendo a ese niño y que mago, luego con el boom de harry todos lo empezaron a leer incluso mis tias, ahora son hiper fanaticos, se disfrazan y todo para ver sus peliculas, pero la verdad yo le perdi el amor, no se porque, debo decir que el 7 no lo he leído, creo que este post me va hacer comprarlo y leermelo. Gracias!

Toto said...

Daniel: Aunque para mi lo máximo fue Dumbledore, soy gran fan de Sirius Black. Bellatrix Lestrange debería tener su propia serie. Luna Lovegood no ha debido existir, la profesora Trelawney fue genial y los Weasley, mira esa gente te da almuerzo cuando más lo necesites.

Mariana: COMO NO TE HAS LEIDO EL 7!!!!

Daniel said...

Bueno es que yo concuerdo con la autora cuando dijo que con Dumbledore lo que gustaría es entrevistarlo y hablar horas y horas sobre cualquier cosa. Opiniones diversas: cuando uno pone 'Hipster' en wikipedia debería salir la foto de Luna. Para mí Ginny no debió existir. En la quema de Judas debería hacerse una con Umbridge. A Peeves provoca soltarlo en Miraflores. Lugares en los que me gustaría estar: la tienda de los gemelos, la oficina de Dumbledore, La Madriguera. Hogsmeade es demasiado la Colonia Tovar. Y bueno yo me leería todos los libros de Lockhart para reírme del caraetablismo del pana.-

Amanda Quintero said...

¡Excelente! qué buen ejercicio y qué melancolía voy a sentir en esa sala de cine mañana en la noche, el fin de una época en la que todos soñamos con esa lechuza, con la varita, con las pociones. Yo también lo agarré tarde, me lo presentó una amiga, me leí el primero en un verano antes de irme de intercambio y llegué hasta el 5 ese mismo año -odiando a Harry y sus hormonas quinceañeras-. El sexto lo leí llegando de campamento, primera vez que lloré con un libro "Dumbledore? really?"... Hasta el sol de hoy tengo la costumbre de identificar secretamente a la gente con personajes de estos libros, el otro día juraría que vi a Prof. Trelawney en LPG!

Ira Vergani said...

Por alguna extraña razón perdí el interés cuando llegué a The Goblet of Fire, no lo terminé y hasta allí llegó mi fanatismo. No he querido ver ni una sola peli porque estaba esperando a la última para tirarme un intensivo! Recuerdo donde estaba en los dos momentos más felices de mi vida, puedo sentirlos aún, seguro los adivinas.

Sabri said...

Toto no aguanto la emoción, es un mix de sentimientos en verdad!!! Triste porque es como tu dices, el fin de nuestra infancia, a pesar de no haber sido tan chicos cuando la empezamos a leer. Y feliz, pues al fin vamos a ver a nuestros personajes cerrar el ciclo!! Son tantas las escenas que tengo hechas en mi mente jajaja
Mis personajes favoritos fueron: Sirius Black, Dumbledore, Los Gemelos Weasley, Hagrid, Lupin...son tantos!! En verdad cada uno tiene su rincón especial.
Ah, no puede ser más cierto lo que dices de con quien debes ir a ver Harry Potter, nosotros tenemos ya armado nuestro grupete! Y pasamos las semanas previas hablando de eso!!

Gera said...

Querido Toto... A mi la Harry Pottermania me la pego una queridisima amiga en comun. Adivina quien sera'? Pues quien mas si no Nanins???
Recuerdo que yo era de esas personas, como tu amigo, que simplemente se rehusaban de leer los libros simplemente por la cantidad de alboroto que habia alrededor de ellos. Un dia estaba en Washington visitando a Nanda y recuerdo que me dijo: "Gera, no los has leido???? No Gerins, tu no entiendes! Te van a fascinar! Yo te conosco, se que en lo que leas el primero no vas a lograr dejar de leerlos hasta que llegues al ultimo!"
En aquel entonces el ultimo era el cuarto... Y Nanda tenia razon. Lei el primero y me comi los otros tres. Y esperar los siguientes fue tortura! Ademas aqui en Italia era dificilisimo conseguirlos en ingles, y tuve que pedirlos por Amazon Alemania porque Amazon USA no los enviaba a Italia y en esa epoca Amazon UK tampoco!
Como tu recuerdo muy bien algunos momentos y como te paso a ti muchos son de viajes... Quien sabe porque Harry nos acompanio en esos traslados... Yo lo unico que puedo decir es que antes de ayer cuando vi el ultimo frame de la octava pelicula senti que un ciclo se terminaba. Pero sabes que? Como hay personas que se reunen a ver la trilogia del Senior de los Anillos, se que un dia yo estare entre aquellos que se reunen a ver la octologia (si eso existe) de Harry Potter!
Ah y mi personaje favorito, con todo y lo clice' que pueda ser es Harry... Ahunque Hermione se gano mi respeto very early in the saga y literalmente llore' cuando se murieron Sirius, Dobby, Lupin y Tonks. Me rei sola cuando por fin Hermione y Ron se besaron y me arreche como si fuera a mi que me hacian las maldades cuando Humbridge se metia con Harry! La Rowling definitivamente tiene todo mi respeto y sus libros tienen un lugar de honor en mi biblioteca.

EmeJota said...

Llegué tarde al post porque andaba hospitalizada y ahora es que me estoy poniendo al día con tus actualizaciones. Apenas vi esta entrada me enamoré más de ti (ya me habías robado el corazón con momentos "no, no, no").

Siempre recordaré como empecé a leerlo y me has inspirado a escribir de ello en mi blog.

Estoy en desacuerdo contigo al decir que Luna no debió existir, ella es la Phoebe Buffay del grupo! En cambio creo que Ginny si estaba de más.

Sabes que es lo único triste, que nunca conocí a alguien que amara a Harry tanto como yo y por eso no pude disfrutar de comentar los libros de esa forma. No he ido a ver la película porque no estoy lista para cerrar el ciclo, será algo muy emotivo y necesito prepararme emocionalmente para ello.

EmeJota said...

Ahora sí, te dejo la respuesta de donde estaba cuando leía Potter. Muchas gracias por permitirme recordar tantos buenos momentos.

http://laemejota.blogspot.com/2011/07/mi-experiencia-potteriana.html

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...