Monday, August 1, 2011

El Hombre que no se Hallaba


Un señor que trabaja para nosotros se ha tardado siglos en terminar un proyecto por razones personales. Todos los días viene con una tragedia nueva. La esposa lo dejó; se tuvo que mudar de su casa; los hijos ya no le hablan y se siente desganado. Unos días quiere vivir, otros no tiene idea ni de cómo se llama. En fin, le tocó uno de esos julios dantescos. Le aconsejamos que se vaya de viaje para pasar la mala racha; que se compre un pasaje a una playa recóndita por diez días y que se goce un buen vuelve a la vida/siete potencia para que pueda volver a sentar cabeza y ver el caos en el cual vivimos con el optimismo de un daiquirí.

Como tiene tiempo que no viene, asumimos que ha tomado nuestro consejo. Hoy ha llamado para reportarse. Efectivamente se fue a la playa. Sigue ahí. Se partió la pierna en tres partes caminando por un arrecife. Está en la clínica.

Cuando uno está salado, está de papitas fritas.

1 comment:

MdlA.- said...

Jajajaja ¡qué risa!
No sé si es el ratón post-cumpleaños, la hora Warner o qué, pero casi lloré.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...