Wednesday, August 17, 2011

La Conserje Feliz

La Catira Tropical ha llegado para pasarse un mes en Venezuela. Esto me tiene contento porque tengo más de dos años que no la veo. Es mi amiga más escandalosa y yo soy de ese tipo de gente que le encantan las personas que saben hacer ruido en los momentos adecuados. No grita, simplemente se ríe todo el tiempo. Le da risa el Guaire.

Ella jamás echará un cuento diciéndote: «choqué contra una gandola y tuve que mandar a arreglar el parachoques». No, de hecho el cuento es más: «mira flaco, yo iba por la Fajardo en una Wagoneer del ayer y una gandola de cómo ochocientos metros se me estampó de retroculo. Lo peor es que no se cómo carrizos, mi carro se enganchó con la gandola y la verga esa seguía rodando. Rodé como quince metros pegada, hasta que tuve que sacar medio cuerpo para gritarle al pana que habíamos chocado para que se parara. No llegué a Las Adjuntas de vaina. El parachoques me lo dejó esfloretao». Ese cuento da risa en todas partes excepto en la Escuela de Finos Modales donde obviamente la Catira Tropical raspó el curso de inducción.

Yendo a la exposición EVA en los talleres de Roberto Mata esta noche, la Catira y yo llegamos a tocar el tema de los hoteles Auto Mac. Estos hoteles son los que pasas con el carro, pagas una módica suma en una taquilla, subes directo al cuarto, vives una eterna pasión y te vas a tu casa. Es raro encontrarse con alguien. O eso decimos la Catira y yo. La verdad es, ¿qué pasaría si uno se topase repentinamente con la conserje feliz?

La conserje feliz es aquella señora que limpia los baños o monta el arreglo floral para darle un aire de respetabilidad al hotelucho. Ella se debe saber los cuentos más cómicos de la ciudad pero entiende que no puede divulgarlos porque esto es como Katherine en Relaciones Peligrosas: todo el mundo lo hace pero nadie habla sobre ello. Lo que pasa es que la Catira Tropical es tan escandalosa y tan amiguera que yo le aposté mi sueldo a que seguro en algún momento de su vida se hizo amiga de una conserje feliz. Me lo negó.

Pero no por ello podemos inventar un cuento ¿eh? Imagínense a la Catira Tropical con la conquista nocturna. Se va al hotel y por cuestiones de la vida, porque le dio risa que el carro de enfrente tiene una calcomanía que dice “Solteras Playboy”, oye desde el fondo del ventanal de pago: «Esa voz me suena a la Catiraaaaaaaaa». La conquista ve para los lados como diciendo esto no puede ser ella.

De repente se abre el ventanal y sale la conserje feliz con un rollete en la pollina: «Pero mira quien llegó, si es mi catira favorita. Mi amooor, tú ‘tabas como perdida. Ay pero me trajiste a mi Carlitos, tan bello Carli…ay no pero este no te es. Que chimbo mi Catira… ay ya va mi amor que tengo guardado unas mediecitas que dejaste regadas por ahí la otra vez que viniste». La conquista se hunde lentamente en el asiento del piloto. Lo único que le falta a la conserje feliz es decirles que pasen para tomar café.

La Catira Tropical se ríe con mi cuento. «Eso nunca pasaría», me dice. Sí, Catira pero alguien debe tener un cuento así. Esa conserje feliz está en alguna parte y tráguenos tierra que algún día nos salude.

4 comments:

Anonymous said...

Por razones obvias, como que mi mamá lee tu blog, me quedaré en al anonimato. Pero debo aceptar que me he conseguido a la "Conserje Feliz", al abrir la puerta de una hab de un "hotel por horas". La señora gracias a dios no reconoció a nadie, pero si pidió "un minutico para terminar de arreglar". Al parecer fue una noche de alta rotación en el lugar.

Tropical Blonde said...

Jajajajajaja..... me encanta la descripcion de mi sentido del humor!!!! Ademas de que es verdad me da mucha risa....

QueenOfThere said...

Se me olvida la risa que me da "leerte"... saludos desde Boston y gracias por el dolor de cachetes de hoy, too much!

Anonymous said...

Pues yo si "te tengo" un cuento así. De .-"mi reina te estaba guardando una llave,porque estamos full".... no es de mis mejores momentos pero es EL CUENTO. jejejej

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...