Sunday, September 11, 2011

Esto se lo llevó quien lo trajo

En algún momento de nuestras vidas tendremos que sentarnos a discutir seriamente sobre la Duquesa de Alba. Una mujer que ostenta más títulos nobiliarios que la propia Isabel II (de hecho ésta última debe hacerle una reverencia), no puede andar por la vida así. Desde este tea party nos declaramos altos fans de esta señora, pues su felicidad al no saber lo que es un espejo es para tomar nota. ¡Y encima se casa! Es la prueba de que el amor es ciego y de que solo basta tener la (in)decencia de usar anteojos azul Pitufo para llevarse a alguien a casa.-

3 comments:

Maiskell said...

Ella es como la tía loca que hay en cada familia!

Doña Treme said...

Perdon si soy insolente, pero creo que le falto un poquito de Hola! a este post. No fue el amor lo que permitio esta boda, salvo que te refieras al amor por euros.
Solo cuando ella repartio lo que le tocaba a cada vástago, fue que la dejaron casar! (num 3501)
El amor y el interes...

Ira Vergani said...

Yo simplemente la amo, quisiéra tener aunque sea una micra de la personalidad de esta señora para hacer y ponerme lo que me venga en gana! Y nótese que a mi los ridículos no me los publican en Hola!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...