Tuesday, September 27, 2011

La que sí cumplió con lo que dijo en su ensayo de admisión


Andrea Gómez es la única persona que conozco que cumplió exactamente con lo que escribió en su ensayo de admisión para el postgrado. La mayoría de nosotros suele decir que le encantaría ingresar al programa de maestría porque se quiere formar como un profesional con las habilidades técnicas para regresarse a Venezuela y montar su propia empresa. Eso es paja.

Todos hemos hecho la maestría pero las intenciones de regresar al país y emprender un negocito cual Almacén Don Manolo son meros tecnicismos para quedarnos afuera luego del OPT. Lo único bello de tener la intención de regresarse, según dicen algunos, es que se ve regio en ese ensayo de admisión. Andrea Gómez no lo vio así.

Ella se formó en Nueva York, hizo su pasantía, agarró sus maletas y se vino a Caracas con una idea sensacional: montar su propia línea de zapatos con tienda y todo. Lo logró. Anoche en el Piso 5 del Tolón Fashion Mall le abrió las puertas a fieles amigos y una chorrera de mujeres montadas en espigados tacones para que se deleitaran con lo que hace un par de meses eran tan solo bocetos en su cabeza. Empotrados en cajones de madera perfectamente iluminados y sobre libros de diseño, la hilera de diferentes modelos de zapatos da la sensación de estar, como dijo la Chica Bond, “en el closet que toda persona quisiera tener”.

Las mujeres sentadas en poufs y sillas de jardín dejaban sus copas de champaña en el piso mientras procedían a abrir las cajas azules para probarse los modelos. Entre zapatos de toda índole –el más sexy siendo un tacón de gamuza azul petróleo- cada una le desfilaba los zapatos a sus amigas y novios, emocionadas por salir con su bolsa de compras esa misma noche. Andrea se paseaba entre flashes y felicitaciones, mientras sus primas actuaban como vendedoras y sus cuñados de cajeros.

Afuera, para paliar el calor de la marabunta, los invitados comentaban entre la música del DJ que hasta la ilógica señalización de prohibición de fumar impuesta por Ley en la vitrina se veía regia. A nadie en este país se le había ocurrido enmarcarla como si fuese un cuadro importante. Así es la tienda de Andrea, llena de detalles curiosos que si bien no quitan el foco de la mercancía, hacen que uno se sienta como en casa.

Esta hazaña es aplaudible y bien merece una reseña como ejemplo de que la visa para un sueño afuera puede encontrar un nicho aquí en casa. Andrea Gómez cumplió lo que escribió en su ensayo de postgrado con el añadido que se trajo lo mejor de Nueva York, lo sexy, lo vistoso, lo usable y lo diferente a una tienda que le apuesta todo a Caracas. Pura inteligencia para los pies.-

Datos:
Andrea Gómez
Tolón Fashion Mall
Piso 5.

2 comments:

Maiskell said...

Tu recomendación, vale una pasadita! Besos

Anonymous said...

Toto, y cuales eran los libros?

Una Camper usuaria.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...