Tuesday, October 11, 2011

Oda a los Pipi Tingles


Sara mi amiga es una Mary Poppins en Nueva York. Todos los días va a recoger a los chamos al colegio y los lleva por las tardes a marearlos en clases de yoga, pintura, natación y me imagino que algo ilógico como finanzas para no financieros. Nunca le paro mucho porque no me interesan los niños que pueden hacer cosas que yo no puedo por esto de intentar ser "adulto". Hoy Sara me comentó que había llevado al chamo a un parque de atracciones porque le gustan la montañas rusas. Sin saberlo me dijo algo que el niñito había dicho lo cual le puso una palabra a la sensación que he estado buscando desde que nací: “Pipi tingles”.

Le prometí a Nina mi editora que más nunca iba a hacer referencias escatológicas en mi blog pero esto técnicamente no lo es. Los “pipi tingles” (amo la palabra) es esa sensación que tenemos los varones (imagino que las mujeres también) en el pipí cuando caemos al vacío en una montaña rusa o cuando la cabina de un avión sufre una pérdida de presión. A todos nos encantan los “pipi tingles” y es una lástima que se den en situaciones de peligro real o imaginado. Ignoro la causa científica del porqué se dan. Google no entiende cuando busco “¿qué causa los pipi tingles?"

Apartando el hecho de que soy un inmaduro, esto de los “pipi tingles” me recuerdan a las imágenes de una fotógrafa a la cual he venido siguiendo estas últimas semanas. Su nombre es Natsumi Hayashi, la reina de las levitaciones y caídas al vacío en momentos no peligrosas. Oriunda de Tokio, publica autorretratos en su blog Yowayowa Camera Woman Diary en donde se muestra en situaciones cotidianas levitando por los aires. La simplicidad y el silencio presente en sus imágenes ocultan lo que imagino debe ser una tediosa labor de pegar múltiples brincos para lograr la estética deseada.

La fotógrafa intenta publicar una imagen diaria en su blog y es una maravilla entrar en él para ver hacia donde la llevó la imaginación. No es fácil, considerando que realiza la mayoría de las fotografías ella misma. Todo mortal que alguna vez ha puesto un timer en su cámara sabe que cuenta con solo diez segundos para salir corriendo, poner pose de hipster entrando al Metro y sonreír antes de que el flash dispare. El resultado siempre es nefasto. Natsumi Hayashi lo hace como si fuera Campanita.

La foto que coloco arriba es mi intento de un “pipi tingle en una situación no amenazadora”, logrado entre el ensayo y el error de múltiples disparos. Hacerlo solo es sentirte absolutamente ridículo. Gozas como si estuvieras en un avión. Pero ojo, hacerlo entre semana jurando que el vecino no te ve es caerte a cobas. Mejor se lo dejo a Natsumi Hayashi.-

3 comments:

nacquatella said...

Pipi tingles! been there, done that

Es de imaginarse que Natsumi se habrá dado algunos buenos tortazos tomándose sus fotos, muy buenas por cierto!

Ora said...

Qué buena tu foto!

@saulcoa said...

Toto que bien que nos orientes hacia una vida menos niche, leo tus post desde hace 15 dias "Mas o Menos" siempre traes cosas interesantísimas y novedosas... hasta ahora todo perfectísimo ese pura originalidad, por favor, tuittea los links que veas bien interesantes... eres un buhonero ejemplar... Ü

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...