Sunday, November 13, 2011

La ambulancia vertical de It's Good to Be

La semana pasada It’s Good to Be tuvo un accidente de tránsito en la Autopista Regional del Centro. No se murió de milagro lo cual me parece buenísimo por dos razones. La primera es que qué ladilla que se muera It’s Good to Be. La segunda es que la noche anterior salimos de comer arepas a la una de la mañana y sus últimas palabras antes de montarnos en nuestros respectivos carros fueron: “Chao Toto”. Lo lamento pero me hubiese parecido cursísimo si esa hubiera sido nuestra despedida. Él está de acuerdo conmigo. Una doña le preguntó en la clínica si había visto toda su vida pasar frente a sus ojos cuando tuvo el accidente. It’s Good to Be solo se limitó a responderle: “eso lo dice la gente cursi. Yo lo único que vi fue como dije ‘coño, coño, coño’ con cada vuelta que daba el carro”.

Lo bueno de los accidentes es que siempre podemos encontrar una anécdota que hace que los mismos sean más llevaderos y de alguna manera alivien el estrés. El de It’s Good to Be se da con su hermano el granjero. Al enterarse del accidente, el granjero se devolvió de San Antonio de los Altos donde fue a llevar unas gallinas y manejó a toda mecha a donde estaba It’s Good to Be. Lo llevaron a una clínica en Cagua donde lo trataron por unos morados (su ángel de la guarda es de goma espuma, no se fracturó nada) y le hicieron los exámenes obligatorios.

Tarde en la noche decidieron traerse a It’s Good to Be para Caracas. Llevándolo hacia el carro, el granjero recordó que había dejado a las gallinas metidas adentro. ¡Más de diez horas metidas en un carro! Imaginado lo peor, el granjero abrió la puerta. Allí estaban, cuatro gallinas con cara de vecina encabronada acurrucadas entre periódicos. Una de ellas, la más osada, había empollado un huevo. Así llegó It’s Good to Be para su casa: con un collarín y un huevo como suvenir. Toda una ambulancia vertical.-

4 comments:

Valentina said...

Leave it to Tots to make a friend almost dying sound so funny! Me alegra que a It's Good to Be no le pasara nada.

La Guara said...

Mi Granjero por supuesto es quien salva este tipo de percances siempre jajajaj

La Guara

Ora said...

Qué bonito eso de: "su angel de la guarda es de goma espuma"

¿En San Antonio hay granjas? Mi pueblo me sorprende.

Anonymous said...

jajajaajaj que manera tan divertida de recrear una "casi tragedia", definitivamente eres genial. Saludos

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...