Sunday, December 18, 2011

Una Gran jEVA


Eva llegó a mi blog por un artículo mío llamado “De Sueños Negros y Pijamas Bolivarianas” que le había recomendado leer su papá. Esto nunca lo supe sino hasta tiempo después cuando ya conocidos, abrazados y agregados en cuanta red social posible, me confesó ser la Presidenta del Club de Fans de Toto Aguerrevere.

Creo que no se lo dije nunca pero yo sabía que eso iba a pasar. Eva estaba destinada a ser mi amiga y yo amigo de ella. Desde el mismo momento en que quedó de cuarta en el Miss Universo (“¡de tercera!” siempre me regañaba) y puso una sonrisa de picada con el resultado, yo sabía que algún día nos encompincharíamos. Demasiado humor negro en una Miss atípica y edades similares como para no terminar siendo panas. Solo fue cuestión de esperar muchos años, abrirme un blog y escribir una carta de amor.

La noche en la que yo participé por segunda vez en el Concurso Cartas de Amor de Montblanc, Eva leía una carta fuera de competencia que le había escrito una ex ganadora del concurso y sobreviviente del cáncer. Era abril y ya había sido afectada por la enfermedad la primera vez. Amigos virtuales por casi más de un año sin habernos siquiera topado en algún encuentro de varios amigos en común, nuestro primer intercambio de palabras no fue un mero “Encantado” sino más bien un abrazo de oso y un muy elegante “¡Coño por fin!”.

Así fue nuestra amistad desde el principio, engarzados en conversas sobre canciones o mala televisión. De llamadas de “pásame a John Fabio que necesito que me explique algo de la Formula 1”, de vernos en fiestas y sentarnos a echar cuentos que cambiaban de idioma, como si los dos nos retáramos para ver quien hablaba mejor inglés. La acompañé a cumpleaños, a obras de teatro fastidiosísimas y a hacer diligencias. Nunca había un momento aburrido. Bastaba un “Darling…” en el celular para saber que ya se montaba un plan.

Publicamos nuestros libros en el mismo mes y aunque el de ella por razones obvias tuvo más impacto y cobertura, Eva fue siempre una gran piedrita de estimulo en mi zapato. “¡Saca más libros, Toto!” me decía, implorándome a que me diera a conocer más, que no fuera bobo al creer que mis letras eran para ser leídas en salones de familias solamente conocidas por mí. Tuvimos una gran camaradería al hablar de las diferencias entre ser publicado y auto publicarse y de ser los grandes comentaristas de la obra (y del Twitter) del otro frente a nuestros amigos.

Eva siempre quiso hacer radio y hablamos en innumerables ocasiones sobre hacer un demo juntos. Uno de esos planes que se conversan a las once de la noche y que con mi resaca no se concretaron al día siguiente. Pero hubiéramos gozado. Hace meses la llamaron de Onda para hacer la suplencia en el programa de Graciela Beltrán Carías y yo fui su primer invitado. Necesitaba a alguien de confianza, me decía, para no ponerse nerviosa en su primer día. Nada más alejado de la realidad, verla frente al micrófono era ver a una profesional en acción. Cuando sacaron al diario Sexto Poder de circulación, no tuve más remedio que burlarme y decirle que su columna "Dame tu Pin" había sido la culpable. Nos reímos mucho cuando mi tweet fue escogido por El Nacional como el Tweet de la Semana.

Sobre su enfermedad hablábamos poco. Más bien conversábamos sobre la salud del Presidente sin tener respuesta de cómo una persona, obviamente más conocida que Eva, podía tener una enfermedad similar, exponerse a quimioterapia y a la opinión pública y no retirarse hasta que se recuperara. Así lo había hecho ella. Lo que me gustaba era que Eva afrontaba el cáncer como algo que le había pasado y no algo que ella era. Lo suyo era ser esposa, mamá, hija y amiga. Si todo eso venía en Converse mejor.

Estuve con Eva por última vez en el estreno del standup Mi País Tu País. Ahora que lo pienso me parece chévere que así haya sido. Rodeada de amigos riendo sobre comentarios de humor negro dichos en escena. Ni cuenta me di sobre una mención casual que debía partir pronto a los Estados Unidos. Me despedí de ella como siempre: “Love you Darling!” sin sospechar que esa sería la última vez.

Ayer, cuando supe que Eva no estaba entre nosotros, me puse a pensar en todos esos momentos en los que estuvimos juntos. Y llegué a la conclusión de que fue un enorme privilegio esperar tantos años para que ella se declarara la Presidenta de mi Club de Fans. De conocer a su esposo y amigos y de saber que los pocos momentos que vivimos juntos fueron siempre alegres. Fue una persona demasiado especial en la vida de muchos.

Echaré de menos a mi amiga por siempre pero valió la pena conocer a esta reina de zapatos de goma, corte mohicano y actitud inconforme.Tal es el precio que uno paga por una amistad.

Love you Darling. Forever present in my tea table. I shall miss you terribly.-

8 comments:

#marmi29 said...

no la conoci en persona era su seguidora, temgo edad para ser su madre siempre me parecio una niña muy especial.Hoy estoy en gris y nublada todo el dia desde que me entere esta mañana ando moquiando y no por que crea que Eva se fue si no por la arrechera de ver que esta enfermedad se la llevo. Tan dura tan fuerta y al final libre como la mariposa que es surco en pleno vuelo el aire rancio de un hospital hacia la plenitud de la vida de las leyendas, ahora en el firmamento cada vez que mire vere la estrella Eva para darme desde lejos fortaleza para ganarme el cielo como ella con esta implacable enfermedad. Me quede atras siempre pense yo primero, nena mis oraciones siguen contigo. Dios te bendiga Duerme la paz de los Benditos como tu. Un beso al viento que sopla para que te llegue.

@msosad said...

Que bonito :(
Que triste que haya partido tan pronto, todavía tenía mucho que dar.

silvia said...

Buenas Toto, realmente has logrado que podamos vivir en nuestras mentes un poquito de la realidad y suerte que llegaste a vivir junto a Eva. No soy fan particular de ninguna estrella pero, si de personas excepcionales aun sin conocerlas.Gracias por transmitir tanto sentimiento y hacer que podamos quererla un poco mas... si se puede! No solo porque fue Nuestra Miss Venezuela, sino por ser un digno ejemplo de constancia, fuerza espiritual, aunque posiblemente cualquier pensamiento de tristeza se lo quedaria para ella, asi somos las madres!
Toda mi admiracion y respetos para Eva y su familia, momentos dificiles pero, ojala sientan el regalo que les dejo Eva, todo un pais UNIDO apoyando a su familia en tan dificil momento. Su hija Miranda, cuando tenga la edad para entender muchas cosas, vera la figura que era su madre y todo lo que aporto podra llenar un poquito, ese gran vacio que dejo. Partio, es algo que todos tenemos en comun, los que quedan aqui, sus familiares y amigos celebraran cada dia la vida de Eva!
Hay cosas mas importantes que lucir bien! y eso Eva lo dejo en manifiesto. Hay que ocuparse del sector salud! de nada sirve ser bella sin salud!
Dios los bendiga

Valentina said...

A pesar de haber "visto" su lucha desde lejos, no puedo evitar pensar en que, como dices, esta gran jEVA, sin duda nos ha enseñado mucho acerca de cómo enfrentar la vida y de cómo plantarle cara a cada obstáculo. Fuiste privilegiado al poder verlo up close and personal, y se nota en la manera en que escribes sobre ella: es triste su partida temprana, pero lo que te deja son grandes recuerdos.

Hermoso tributo, Toto :)

Mk said...

La conocí por el radio, por su micro Tecnologuía y siempre me gustó. Es muy lindo lo que escribes, transmite una serenidad que confirma lo excelente persona que Eva fue y a la vez deja manifiesto una tristeza enorme.

Gracias por compartirlo con nosotros.

Myself said...

paz a sus restos.

Luis Castillo said...

que lindo eso que escribiste, se nota la profunda huella que esta gran mujer dejó en ti...que Dios la tenga en su gloria...

Mary Jenny said...

Yo estoy profundamente impactada y triste por la muerte de Eva. Sequí su caso y leí su libro.
Su historia es una movida de mata para el nivel de conciencia del ser humano. Para todos aquellos que nos permitimos hacer un alto para cambiar pautas mentales, emocionales y conductuales para vivir con plenitud.

El caso de Eva me enseñó a no dar por supuestas las maravillas de la vida.

Juannn, felicitaciones por tu libro y blog. :-)

Mary Jenny, Clara M's friend.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...