Monday, December 5, 2011

Mesa para Cinco

Hay favores chéveres. Por ejemplo: “acompáñame este miércoles que tengo la inauguración de una marca de champaña”. Luego están los míos: “¿tú me decorarías una mesa para un evento que tengo sobre mi libro?” He hecho ambos y la ironía es que mientras tengo que jalar mecate para que alguien vaya a echarse palos gratis conmigo, solo tuve que hacer cinco llamadas para que cinco mujeres accedieran a montarme una mesa.

Como conté aquí en el tea party, Iskia me ofreció hacer una tertulia en su tienda de Las Mercedes para celebrar que mi libro Cuentos de Sobremesa se va a ofrecer como regalo en sus tiendas y online. Me propusieron crear una sobremesa pero la mesa que yo tengo en mente es la de un tablón enorme bajo lámparas japonesas que guindan desde un araguaney que no florea. La idea de talar un árbol y meterlo dentro de la tienda no les gustó por lo cual nos fuimos por lo seguro y llamé a cinco amigas para que me vinieran a ayudar.

Escogí a cinco personas que sabía se iban a gozar el plan. No debe ser fácil para una mujer entrar a una tienda para escoger su mesa soñada y que no salga sin nada bajo el brazo. Pero ellas me cumplieron y muy a pesar de la lluvia y el tráfico que colapsó a Caracas ese jueves, ofrecí una tertulia entre gente chévere con mesas variadas. Eso me encantó, les di rienda suelta para que hicieran la mesa como si ellas se fueran a sentar a echar cuentos. Estas son:



La mesa de mi Señora Madre: claramente esta musa no podía faltar y esta mesa me encantó porque es una pensada para un hombre. Mi mamá agarró mi colección de soldados de plomo y los regó por toda la mesa, lo cual provocaría un genial tema de conversación. Los velones chorreados me parecieron geniales. En Iskia le dijeron: “pero Señora Madre ¿cómo va a poner eso si está usado?” Ella contestó: “pues así se ponen. Además nosotros estamos pelando así que mejor que sea viejo y usado. Eso denota felicidad”.



La mesa de Penny Lane Buroz: esta mesa me encantó porque La Buroz es detallista hasta con la bolsa donde mete las hallacas para regalar. Amiga mía desde que eramos pasantes y fiel groupie del tea party, La Buroz se encargó de personalizar la mesa con los nombres de algunos personajes que salen en mi libro -La Chica Bond, It's Good to Be, La Catira Tropical- para recrear un ambiente donde solo los locos se sientan. Hasta el esposo participó buscando las servilletas así que esto fue como una mesa creada en familia. Lo mejor es que los "personajes" detrás de los personajes vieron sus servilletas y nunca se sintieron más famosos. Ni con mi libro pues...



La mesa chic de las Terremotos Atencio: Mi amiga La Denueve y Sarah Jessica Parker su hermana son dos mujeres que les encanta todo el mundo de la moda. Son más educadas que las hijas de Carreño, cultas y de bajo perfil pero si ven a la Duquesa de Alba ténganlo por seguro que le gritan: "hey sister soul sister, let me hear that soul sister". Están locas de perinola y yo las quiero por eso. A ellas se les ocurrió crear una coffee table con sus zapatos, arrimando cojines, velones y todo lo que pudieron encontrar para hacer que esta fuese una mesa de servirse e ir a sentarse con una copitapor ahí bajo un velón a cantar Neil Diamond. La Denueve está en Nueva York por lo cual esta mesa fue arreglada por Skype.


La mesa de la Queen Zubi: mi socia la Queen decidió que ella no soporta más el año y que necesita viajar por lo cual puso unos platos de pajaritos para salir volando cuanto antes. Usó unas torres Eiffel de la marca Merci Gustave! que los dos hemos visto por ahí y queremos tumbarle el negocio para el año que viene. La mesa es exacta a ella, solamente lo esencial incluyendo los libros de cocina de Armando Scannone porque él es como un tío para todos nosotros y bien merece su puesto en la mesa.


La mesa de Phoebe Anticuaria: Me encanta Phoebe Anticuaria porque ella es como despalomada pero esplendida. Las otras le temían a ella en una competencia ficticia que traté de crear porque ella es como esa gente que va a San Antonio de los Altos y regresa con regalos para la familia. Es demasiado detallista y las fiestas en su casa, así seamos cuatro personas, siempre quedan como si fuera la celebración del siglo. Aquí creó una mesa de desayuno con puros pájaros y frutas de colores que provocaba hacer panquecas ahí mismo y sentarse con el periódico del domingo.

Lo más cómico del evento fue que se me acercó un chamo a quien no conocía para exigirme que le diera respuesta sobre donde estaba la mesa de Josefa. Me reí y estuve completamente de acuerdo con él, una mesa sin Josefa es un tea party celebrado cuando ella está en misa. Otra cosa, conocí a dos niñas "Yo Te Leo" simpatiquísimas, a quienes les firmé el libro. Se veían emocionadas pero creaaaaanme que yo me gocé ese seudo rock star moment más que ustedes! Gracias a todos por haber ido.-

4 comments:

Tropical Blonde said...

Me encanta que tengas ese support group femenino!!!
I would have helped... by drinking alcohol with you hahahahahaha
Love juice

La Catiral Tropical

PS> quiero mi servilleta!!!!

Ora said...

Y yo que pensaba llevarte tu soldadito argentino ese día... El vivir en el pueblo donde tu amiga compra souvenir, me la pone difícil. Aquí te lo tengo.

Ira Vergani said...

o sea que hit esto pero no puedo creer que a la Presi del Club de Fans la dejaste por fuera vale! Loved them all!

Anonymous said...

Hola Toto,
Me gustaron TODAS las mesas. Un beso!
Greetings from a small island in Europe :)

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...