Tuesday, December 6, 2011

Voto Donde Sea



Mis amigos que viven en el extranjero siempre me dicen que quieren colaborar con el proceso de votación en Venezuela pero que no saben cómo hacerlo. Muchos me dicen que participar puede llegar a ser complicado o engorroso. Otros sencillamente comentan que no conocen a las personas u organizaciones adecuadas a las cuales pueden acudir para echar una mano. La verdad es que hay una tarea titánica por hacer fuera de nuestras fronteras y afortunadamente cada uno de los que enarbola la tricolor en otro país tiene la fortuna de poder contribuir al cambio.

La fundación Voto Donde Sea @votodondesea ha estado trabajando incansablemente para lograr que todos los sensacionales expatriados acudan a las urnas electorales a depositar su voto para mejorar el futuro de nuestro país. Sus miembros no están afiliados a ningún partido político, son tan criollos como el cochinito de los estacionamientos y lo que buscan es informar, facilitar y fomentar la participación electoral de los ciudadanos que residen en el exterior.

Yo creo que cada venezolano que vive afuera o que como yo tiene un amigo expatriado puede hacer dos cosas para colaborar. La primera es hablar con Voto Donde Sea a través de su Twitter, e-mail o página Web y fastidiarlos hasta más no poder preguntándoles en donde se pueden meter para ayudar. La segunda, y más importante, es que cada vez que vean a un venezolano que vive afuera le pregunten si está inscrito en el consulado del país donde vive para ejercer su derecho al voto.

Hay más de 650 mil venezolanos en edad de votar residiendo en el exterior y sin embargo solo 68 mil de ellos están inscritos en su consulado para participar en las elecciones del 2012. A los dos venezolanos que viven en Tonga y que no hay manera de contactarlos se lo perdonamos. Pero a los demás, insisto, debemos abordarlos para preguntarles la razón por la cual no se inscriben. Siempre creemos que son los amigos de otros los que no se inscriben cuando en verdad son nuestros propios panas. Las cifras lo demuestran así. Hay que preguntar.

Todos sabemos por experiencia que cada vez que los venezolanos se reúnen para hablar del país nadie se queda callado (y si no es mudo porque no hay otra explicación). El desconocimiento del proceso en el consulado, el miedo a entrar en una lista o el firme deseo de querer olvidar y comenzar una vida nueva como expatriado pueden ser otras razones de la poca receptividad hacia el voto. Estoy hay que cambiarlo.

Solo falta que un venezolano inscrito hable con otro que no lo esté y lo acompañe durante el proceso. Quien lea esto y no haya hecho la pregunta “¿estás inscrito?” a otro paisano ya sabe cuál es su tarea: contactar a Voto Donde Sea y encontrar al primer criollo para decirle que cada voto cuenta, que él es tan útil como el emocionado de 18 años que va a votar por primera vez o como el abuelito que se colea en la fila de la tercera edad porque que ladilla, él no va a andar compitiendo por quien tiene el bastón más de pinga. El conductor Eduardo Marturet lo dice en el video: “yo voto donde sea”. Lo cierto es que cada venezolano que se fue a conquistar el mundo también lo puede hacer.

En su página web, VotoDondeSea.com, la fundación comparte la información más reciente sobre el Registro Electoral venezolano así como los requisitos para inscribirse en cada uno de los consulados. Así mismo, utilizan su página en Facebook y la cuenta en Twitter @VotoDondeSea para responder preguntas y atender denuncias y dar el número de una señora que hace hallacas (esto último lo inventé porque me daba fastidio terminar todo campamentero cuando en verdad lo que quiero es que no se quede nadie sin votar).-

3 comments:

Maiskell said...

Lo voy a poner en práctica! Se lo mandaré a mis amigos expatriados.
Besos
M.

Anonymous said...

Hola Toto:

Está muy bueno el post de hoy, pero a los venezolanos que vivimos en el extranjero y firmamos para aquel bendito referendum, que después la misma gente de la oposición le daría las firmas a Luis Tascón (yo estoy seguro que sabían lo que hacían), nos tienen super fichados.

Yo llegué par de meses a trabajar en una compañía petrolera en Noruega, totalmente legal. Para poder votar debo inscribirme en el registro consular, y no han parado de regresarme una y otra vez los papeles: que no debe ir firmado, que no es con esa tinta, que debe anexar foto, que debe quitar la foto.... que qué pasó si se le pidió la foto....

En fín... por razones "técnicas" cerraron el consulado... y qué casualidad que lo re-abren después del proceso de registro para poder votar... ¡En fin Toto! ¡Están solos...! y nosotros aislados Suerte!

Elizabeth said...

Hola Toto, luego de leer diariamente tu blog y leer tu libro, me tomé la atribución de escribirte unas palabras.

Cuando estés feliz, quiero ser el motivo de tu sonrisa.
Cuando estés triste, quiero ser quien te consuele.
Cuando necesites desahogarte, quiero ser quien te escuche.
Cuando te enfermes, quiero ser tu Florence Nightingale.
Quiero que me permitas conocerte, y así poderte demostrar como es el calor de mi mundo.

Un abrazo..

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...