Thursday, September 29, 2011

Nuevo diseño

Ayer salió este nuevo template en Blogger llamado “Dynamic Views”. El template permite a quien entre al blog ver el tea party como lo provoca, ya sea en formato de revista, clásico o en mosaico. Son siete maneras distintas de verlo, haciendo clic en la parte superior del blog. No me convence mucho todavía porque todavía no lo han configurado para añadir color, o banners pero me parece que es una forma más fácil de navegar por todas las entradas sin tener que pasar por el fastidio de darle a “entradas antiguas”. Ya veremos, pero cualquier feedback, bienvenido.-

Wednesday, September 28, 2011

Tragedia Infantil en 4 Actos

ACTO I


Domingo 10 de la mañana. Emiliana la niña es la única persona en toda la isla de Margarita que no está enratonada luego de una fiesta la noche anterior. Quiere nadar en piscina, jugar y comer nuggets pero no hay forma de que sea entretenida a cabalidad. Toto le toma una foto al episodio porque él quiere ser como Emiliana y no tener el dolor de cabeza masivo que le dio por la rumba épica de la noche anterior.

ACTO II


Domingo 11:30 de la mañana. Emiliana se encuentra con la muñeca Tibisay, la única personita que es de su tamaño en toda la isla. ¡Por fin! Habla con ella y le pega griticos entendibles solamente por la gente liliputiense. A Toto le parece que es lo más bonito que ha visto en el mundo de los infantes y decide tomarle una foto para la posteridad. Todo el mundo presente dice: "awwww".

ACTO III


Domingo 6 de la tarde. Tragedia. Emiliana ha masacrado a Tibisay con Sharpie rojo en un juego inocente de MakiClub. La madre pega alaridos porque la casa es prestada. Toto le toma una foto para dejar constancia de los hechos. No le toma foto a las piernas de la Tibi porque no se ven entre tanto rojo.

ACTO IV


Lunes 9 de la mañana. Emiliana empuja maletas con Tibisay forrada en plástico para su restauración posterior. Gajes del oficio de ser niño. Y este tío malévolo toma la última foto porque él goza barato con las hazañas de los hijos ajenos.

Tuesday, September 27, 2011

La que sí cumplió con lo que dijo en su ensayo de admisión


Andrea Gómez es la única persona que conozco que cumplió exactamente con lo que escribió en su ensayo de admisión para el postgrado. La mayoría de nosotros suele decir que le encantaría ingresar al programa de maestría porque se quiere formar como un profesional con las habilidades técnicas para regresarse a Venezuela y montar su propia empresa. Eso es paja.

Todos hemos hecho la maestría pero las intenciones de regresar al país y emprender un negocito cual Almacén Don Manolo son meros tecnicismos para quedarnos afuera luego del OPT. Lo único bello de tener la intención de regresarse, según dicen algunos, es que se ve regio en ese ensayo de admisión. Andrea Gómez no lo vio así.

Ella se formó en Nueva York, hizo su pasantía, agarró sus maletas y se vino a Caracas con una idea sensacional: montar su propia línea de zapatos con tienda y todo. Lo logró. Anoche en el Piso 5 del Tolón Fashion Mall le abrió las puertas a fieles amigos y una chorrera de mujeres montadas en espigados tacones para que se deleitaran con lo que hace un par de meses eran tan solo bocetos en su cabeza. Empotrados en cajones de madera perfectamente iluminados y sobre libros de diseño, la hilera de diferentes modelos de zapatos da la sensación de estar, como dijo la Chica Bond, “en el closet que toda persona quisiera tener”.

Las mujeres sentadas en poufs y sillas de jardín dejaban sus copas de champaña en el piso mientras procedían a abrir las cajas azules para probarse los modelos. Entre zapatos de toda índole –el más sexy siendo un tacón de gamuza azul petróleo- cada una le desfilaba los zapatos a sus amigas y novios, emocionadas por salir con su bolsa de compras esa misma noche. Andrea se paseaba entre flashes y felicitaciones, mientras sus primas actuaban como vendedoras y sus cuñados de cajeros.

Afuera, para paliar el calor de la marabunta, los invitados comentaban entre la música del DJ que hasta la ilógica señalización de prohibición de fumar impuesta por Ley en la vitrina se veía regia. A nadie en este país se le había ocurrido enmarcarla como si fuese un cuadro importante. Así es la tienda de Andrea, llena de detalles curiosos que si bien no quitan el foco de la mercancía, hacen que uno se sienta como en casa.

Esta hazaña es aplaudible y bien merece una reseña como ejemplo de que la visa para un sueño afuera puede encontrar un nicho aquí en casa. Andrea Gómez cumplió lo que escribió en su ensayo de postgrado con el añadido que se trajo lo mejor de Nueva York, lo sexy, lo vistoso, lo usable y lo diferente a una tienda que le apuesta todo a Caracas. Pura inteligencia para los pies.-

Datos:
Andrea Gómez
Tolón Fashion Mall
Piso 5.

Thursday, September 22, 2011

La Empanadera Rebelde


Buenas noticias para el teatro. Este viernes se estrena en el Teatro Teresa Carreño la adaptación de La Novicia Rebelde. Es una maravilla dado que necesitamos este tipo de obras con tufo a sacarina para sacarnos del mal humor constante en el cual habitamos en la cotidianidad. Es una obra que nos recuerda a nuestra infancia. Por alguna razón siempre quisimos ser uno de los niños Von Trapp. O las monjas. Depende del fetiche de cada quien.

No está claro si van a montar una versión fiel de la obra de Rogers & Hammerstein o si le van a dar un twist venezolano. Yo espero que sea la segunda. Hacer un criollismo de la arribista social más grande de la ficción –con excepción de la Cencienta– no tiene precio. A continuación, mi intento de crear la introducción de lo que quisiera ver en el teatro. Lo llamo La Empanadera Rebelde y el Millonario del Country.

María es una veinteañera inconforme con su vida. Todos los días se echa una escapada matutina para Galipán donde le da repeat a su Ipod para oír «Las montañas están vivas con los sonidos de los zamuros». Eso le place. A veces se va para la Quebrada Chacaíto donde mete las paticas y tira piedras para matar el aburrimiento. No tiene celular porque se lo tumbaron el viernes pasado pero por la posición del sol se da cuenta que va tarde para el trabajo.

Mientras tanto, está el puesto de empanadas más recluido de la ciudad. Se llama “Las Sor-prendidas”. El nombre fue puesto por los asiduos, luego de que María –olvidadiza ella y recién iniciada en su puesto de labores- prendiera la bombona de gas con yesquero. Nadie salió herido pero ahora Abadesa Cachón, su dueña, tiene que usar collarín y trapos negros de por vida.

Las empleadas del negocio están bravas porque la Señora Abadesa las regaña todo el día por el horario pero a María no le pide que marque tarjeta. Abadesa les pone un parado a sus quejas pero concede que María está pasada. A gritos, aunque el borrachito de la esquina jura que canta, les hace una pregunta seria a sus empleadas: “¿Cómo se resuelve el peo con María?”

Las más audaces le piden que bote a María pero la señora Abadesa tiene una mejor idea. Su comadre Inocencia le ha tirado el datazo que su prima la que plancha vino a La Candelaria con el chisme que andan buscando a una fija en una casa en el Country. El señor es un capitán del Buque Escuela retirado que anda desesperado porque tiene una novia en Valencia y no halla como dejar a sus hijos solos cada quince días cuando sale el servicio.

Abadesa piensa que esta es la oportunidad de enseñarle seriedad a María. Una mañana en la cual llega tres horas tarde alegando que alguien se lanzó al Metro, le da la noticia. No la va a botar pero cuando ella aprenda que el horario es de ocho a cinco, podrá volver. María no está muy contenta con eso de ir al Country pero a lo hecho pecho. Empaca una maletica con una pinta que le vio a Mariángel Ruiz en La Viuda Jóven y se monta en la camionetica Candelaria-Chapellín. En la buseta, aprovecha que nadie se le sienta al lado y pone los pies mientras piensa “Yo sí soy Confianzuda”.

(Continuará…)

Wednesday, September 21, 2011

Monday, September 19, 2011

Por El Medio del Colapso

Cuatro pequeñas gotas anuncian lluvia lo cual me parece una tragedia dado que el evento es completamente de calle. Afuera de mi casa, Nina mi editora me espera con el pelo mojado. Si va a llover, ya la desgracia está hecha. Me llevo un paraguas porque así de viejo me he puesto. Pero es un paraguas que nunca se abrirá sino que encontrará nicho en una cartera de mujer.

El evento Por El Medio de la Calle no recibe lluvia desde las alturas pero si moja. La masa humana que decide conglomerarse en las calles de Chacao termina por formar un río de gente en más de una ocasión. Y es ahí, mojado en sudor propio y ajeno, donde entiendo lo que significa la claustrofobia. La horrible sensación de querer salir a respirar donde sea y no encontrar un oasis de espacio sin gente.


Como todos los años espero con ansias este evento. Me encanta la idea de romper con el paradigma de que Caracas se recorre en carro, porque la verdad es que se goza a pie. Pero no me lo gozo esta vez. Es tal el número de personas asistentes al evento que el medio de la calle, la acera y hasta los muros se llenan y lo que es quizás la mejor propuesta urbana anual en la ciudad se convierte rápidamente en Por El Medio del Colapso.

Hay una franca mejoría en la impresión de mapas y centros de información con respecto al año pasado. Pero el problema ya no es de información sino de movilidad. Cuesta acercarse a ver las propuestas artísticas, resaltando solamente las que están montadas en las alturas y las que se celebran en calles poco transitadas. Luces hechas con zapatos colgantes, residuos de plásticos forrándose en postes de luz y una enorme escultura de basura son las propuestas memorables. Lo demás se ve en un pasar, de lejitos. En algunas esquinas el olor a orina y marihuana es tan fuerte que no vale la pena sino caminar en sentido contrario.


Un golpe de suerte hace que me tope con un concepto de arte movible que me parece fenomenal. Personas disfrazadas de vasos Dixie en diversos colores. Me gusta y me tomo fotos con ellos. Veinte minutos después los tengo incrustados. He quedado atrapado en la esquina aledaña a la Plaza La Castellana vía Prolicor. Y no puedo salirme por más que trate. A la izquierda, mis amigos y a la derecha un hombre con vasos Dixie pintados en rojo clavándome en los brazos. ¡Sin agua!

Intento respirar, diciéndome en calladito que ya esto va a pasar pero no termina de pasar. Un empujón mal dado y todo termina en este momento. Es la peor sensación del mundo. Me sucederá tres veces más esa noche. En el interín, pierdo a Nina mi editora. Cosas que se perdieron en Por El Medio de la Calle: @ninarancel fue una de ellas. Me quedo con Raúl y Vane, mis salvadores nocturnos y cargadores de malacrianza contra el gentío.


Decido sentarme con ellos en Gran Horizonte a tomar cerveza. Gente va y viene, en la lucha por conseguir un baño y más cerveza. Me parece una ironía, me quejo todo el año que nunca veo a nadie en la calle y me los termino consiguiendo en un sitio al que siempre voy. Ahí hablamos sobre cómo mejorar el evento.

Para empezar esparcir las propuestas grandes y de mayor interés hacia localidades donde la gente quepa y no se ahogue. Es un error no cerrar la calle del Centro San Ignacio. Elevar el arte hacia arriba es otra. La propuesta más memorable de todos los años que tiene este evento fue la del artista vestido de barrendero pegado horizontalmente a una pared en las alturas. Fue novedoso y visible.

Hacen falta más propuestas así en Por El Medio de la Calle. Arte que se vea. Todo lo demás se pierde entre el río de gente. Y la consigna debe ser esa, pasarla bien sin sentirse ahogado. Pasear por rutas que permitan movilidad y acercamiento a las obras. Porque cuando se queda atrapado entre un mar de caras desconocidas, lo que provoca es nunca más volver. Pero vuelvo. Es una de las pocas oportunidades que tengo para ver gente que quiero en la calle. Solo que ya estoy preparado. El año que viene seré el primer chicharrón con zancos y chaleco salvavidas por si acaso.-


Tuesday, September 13, 2011

Angola le dio las 'Buenas Noches' a Miss Venezuela

Se suponía una noche de samba, bikinis diminutos y Venezuela. Sedientos de venganza por la abrupta interrupción de la buena racha el año pasado, nuestro líder estético-patriótico Osmel Sousa se había encargado de enviar al concurso Miss Universo a una bomba atómica como representante. Cumplió. Vanessa Goncalves, una odontólogo de 25 años de origen portugués, con abdominales más marcados que huella en cuaderno de votación acaparó la atención de los medios desde que llegó a Sao Paulo, Brasil donde se realizó el sexagésimo aniversario del concurso.

Hasta el Plan B lo teníamos. De no entrar Goncalves al cuadro de 16 semifinalistas, siempre quedaba la opción de apoyar a otra venezolana-portuguesa, Laura Goncalves la representante de Portugal quien hasta el año 2009 había vivido en Caracas. La noche gritaba Venezuela, las panaderías gritaban Venezuela. Hasta las cuentas hackeadas en Twitter gritaban: “Abajo la explotación. ¡Viva Miss Venezuela!”

La venezolana fue la última en ser llamada al grupo de las 16 semifinalistas. Se le atribuyó al factor sorpresa en la televisión, dándole más emoción al evento, lo cual emocionó a todo el mundo menos a nosotros. A un país que vive en zozobra porque no sabe cuando lo van a asaltar, se le va a ir la luz o le van a lanzar una cadena presidencial, eso no se le hace. Que Venezuela fuera nombrada de última fue una patada al estrés que padecemos los venezolanos a diario. Pero allí estábamos, hasta con Portugal metida gracias a una votación online que le permitió a los fanáticos elegir a una semifinalista.

En los cortes comerciales antes de la competencia en traje de baño, los venezolanos aprovechamos para meternos una bala fría y abrir una cervecita. Si algo nos enseñaron las Chicas Polar es que nadie le gana a una criolla en bikini. Fue así. La humanidad de Vanessa Goncalves arrasó en el desfile en traje de baño con una puntuación dada por los televidentes de 9.1, la más alta calificación. Las demás fueron un abrebocas para este arrase de cuerpo que se suponía invencible y más de una twitteó “y ahora pa’l vestido de reina”.

Pero el vestido se quedó metido en el clóset. Venezuela no fue llamada al grupo de las diez, quitándole descaradamente una emoción que bien nos hacía falta desde que Paraguay nos quitó el sueño de la Copa América a punta de penaltis. Las menos favorecidas iban pasando, mientras las grandes favoritas Estados Unidos, Kosovo y Colombia se montaban en la ambulancia manejada por nuestra paisana. La decisión del jurado fue más que obvia, y aún así, con la excepción de Martin Hahn escritor de La Viuda Joven que seguro dijo “claaaro”, el mundo no la entendió.

Al final ganó Angola, la prima Coppertone de Carla quien les dijo “Buenas Noches” a todas las demás. Ante la no inclusión de Venezuela, las barras mundiales se fueron hacia esta espectacular africana quien ni ton ni son se impuso merecidamente ante la ucraniana, la brasileña, la filipina y una kilométrica China que según @El_Soplon, twittero experto en estas competiciones, se veía más larga que una Navidad sin real. Venezuela fue la primera que se le abalanzó a la nueva Miss Universo para felicitarla. Porque así somos, podemos perder coronas, pero a la hora de dar un abrazo y un “Mi reina”, que se quite el mundo porque Venezuela va de primera.-

Sunday, September 11, 2011

Esto se lo llevó quien lo trajo

En algún momento de nuestras vidas tendremos que sentarnos a discutir seriamente sobre la Duquesa de Alba. Una mujer que ostenta más títulos nobiliarios que la propia Isabel II (de hecho ésta última debe hacerle una reverencia), no puede andar por la vida así. Desde este tea party nos declaramos altos fans de esta señora, pues su felicidad al no saber lo que es un espejo es para tomar nota. ¡Y encima se casa! Es la prueba de que el amor es ciego y de que solo basta tener la (in)decencia de usar anteojos azul Pitufo para llevarse a alguien a casa.-

Acabando los Trapos

Bien lo dice la amiga twittera @akredmond:
"Todo plan tipo tranquilo rara vez termina tipo tranquilo".

Saturday, September 10, 2011

Gente que sabe lo que tú no sabes

Uno de mis twitteros preferidos, @clarkekant, dice que su película favorita de todos los tiempos es aquella que se llama “¡¿Cómo que no la has visto?!”. Me da risa esa afirmación. Hay cosas que son tan comunes que a los demás les parece un exabrupto que otros la ignoren. El día que Mario Vargas Llosa ganó el premio Nobel a la Literatura twittée que nunca había leído una obra de él. Mi intención iba más por buscar una recomendación sobre dónde empezar a leer sus obras pero el efecto fue el contrario. Nadie me puede creer que yo no haya leído a Vargas Llosa. No, no le he leído.

Lo bueno de confesar lo inconfesable es que hay gente dispuesta a arreglar tu ignorancia. Un filántropo anónimo que te dice “ven papá, siéntate al lado mío que te voy a echar el cuento de cómo se bate el chocolate” siempre está a la vuelta de la esquina. En mi caso dos amigos me regalaron un libro de Vargas Llosa. Otra me escribió una disertación sobre el legado de su obra. Ya no tengo excusa, la gente ha decidido que yo no me puedo ir de este mundo sin sentarme a leer La Fiesta del Chivo.

A mí me parece que lo honesto es decir que uno no sabe hacer algo o es ignorante sobre el tema. Cierto, hay cosas que uno puede decir que sí sabe para salir del paso pero ¿para qué dárselas siempre de erudito si igual la vas a cagar? En una mesa la gente hablaba sobre el ballet. Vamos a ser francos, el 90% de la población somos ignorantes sobre el baile de los pantaloncitos chupi chupi. Haber visto El Cascanueces, diecisiete veces cuando chamos no cuenta. Alguien dijo que admiraba al Bolshoi pero se las tiró de afrancesado y dijo “Bolshuá”. Hasta ahí llegó él pues, por echón.

Jamás he interrumpido un cuento sobre la superioridad de la Mac. Entiendo que hay gente que ve a Apple como la Meca y a Jobs como un Dios al cual hay que venerarle hasta sus cuellos tortugas unicolores. Lo que me parece cómico es que cuando terminan de hablar sobre todas las cosas manzana, me preguntan sobre mi Mac. Al confesar que no tengo una Mac entran en cólera. Hay que tener demasiada personalidad o paciencia para soportar el gritico entendible solo por las palomas de “¿Cómo que no tienes una Mac?” No, no tengo una Mac. Me imagino que en algún momento de mi vida la tendré pero ahora estoy contento con mi PC. Eso no importa, igualito me van a volver a preguntar “¿Cómo que no tienes una Mac?”.

El problema de profesar tu ignorancia es ese, cuesta decir que no sabes. Pero yo digo que a menos que estés en la bancada de ¿Quien Quiere Ser Millonario? es bueno decirlo. Después de los sorprendidos tipo los amigos del colegio de Mafalda cuando Manolito confesó que no le gustaban los Beatles, y los sibaritas “no sabes lo que te estás perdiendo”, siempre hay un bohemio que me verá como un proyecto educativo. Alguien que me va a decir “a ver…” Lo más probable es que me eche un cuento sensacional sobre el porqué tengo que saber algo. Y esa es la gente que quiero tener cerca.-

Friday, September 9, 2011

Brutalidad Artística

Coqui: ¿Toto estás en tu casa?

Toto: Sí, cuéntame.

Coqui: Plis tomale una foto al pájaro.

Toto: Voy.



Coqui: Bruto al cuadro de Pájaro, el pintor.

Toto: Ahhh.

Wednesday, September 7, 2011

El Pin No Se Putea



Anoche, luego de ir al estreno de los @eStandUperos en BarraBar, decido que no tengo sueño y me voy a Suka para tomarme un último trago antes de irme a mi casa. Ahí me consigo con Nina mi editora quien me presenta a un guionista colombiano y a una amiga de ella quien dice conocerme. Nina le comenta al guionista que yo escribí un libro. Mientras hablamos sobre él, la amiga me dice que ha querido leerlo pero que no lo ha podido encontrar. De repente, saca su celular y me dice: “Oye, ¿me das tu pin?” a lo cual yo le respondo sin ton ni son: “El pin no se putea”.

La cara de los tres es de asombro y obviamente la amiga se ve molesta. En mi defensa, juro que cito uno de los tweets de Nina y lo he dicho para burlarme de sus mantras pero después me doy cuenta que no solamente es un Toto Original sino que me salió del alma. No tengo ni la menor idea de quién es la amiga, hemos cruzado quince palabras y no me gusta. ¿Para qué darle mi pin?

Esto se lo explico cuando entramos en confianza. No es ella ni su solicitud honesta, es que todos estamos así. Nos dio por moda acumular contactos, amigos en Facebook, seguidores en Twitter y ahora estamos tan sobresaturados de gente que buscamos en las mismas redes espacios privados donde podamos pasar desapercibidos. En mi caso, tengo 198 contactos en pin, demasiados “amigos” en Facebook que ya ni borrando sirve y sigo a 378 personas en Twitter. Honestamente, hablo todos los días con 5 contactos, tengo una relación constante con 3 amigos en Facebook y me correspondo con 7 personas a las que sigo en Twitter. El resto es relleno, de la misma manera en la cual yo soy relleno para otros.

La amiga me cuenta algo curioso, me dice que una amiga de ella me dejó de seguir por Twitter porque le dio rabia que yo no la acepté en Facebook. ¡Eso es lo que nos está pasando! Nos creamos amistades virtuales sin primero pasar por el contacto físico, permitiendo que entre el peor juego de discriminación: foto de perfil y amigos en común. Ya ni siquiera el nombre de la persona activa una memoria de “¡ah claro!”. Y caemos por antipáticos, cuando en realidad deberíamos ser tachados de ignorantes. No tengo idea quien eres tú, discúlpame.

Por cuestiones del blog, el libro y Twitter me han llegado decenas de solicitudes en Facebook. Y aprecio que quieran ser mis “amigos” (el Toto de siete años se lo tripea full). Pero mi vida es tan abierta en el blog y el Twitter que me gusta pensar que el pin y mi Facebook son mi espacio personal, donde yo puedo escoger. A fin de cuentas, la gente que me pide también se da ese lujo. En mi caso, le pido el pin a gente con la que necesito hablar y envío solicitudes en Facebook a gente que conozco físicamente y que me gustaría chismear sobre sus fotos (estoy bien claro). No necesito un conglomerado virtual con gente que no he visto en mi vida la cual me sirve solamente para tener más cosechas en Farm Ville.

Twitter es un caso distinto, porque ahí no controlas quien te sigue sino a quienes sigues tú. Y hay gente que se molesta porque sigue a determinada persona y ella no la sigue de vuelta. Es una ridiculez. Muchos de mis más cercanos amigos tienen Twitter y no los sigo, mientras que otros sí. La diferencia está en que mientras los primeros no generan contenido interesante, sino simples Retweets de noticias, los segundos se fajan en tener un TimeLine constante sobre su área de experticia (humor, información, negocio o sentimientos).

¿Les molestan que no los sigo? No. Hay gente que usa el Twitter para escribir (mi caso), hay otros que solo lo usan para leer (dicho por ellos). A mí me gustan los que son de contenido, la gente que no lo usa como chat, que tiene presente que no son 140 caracteres lo que puede escribir sino, en mi caso, 119 para permitir Retweets y comentarios de ameritarlos.

Estoy en desacuerdo con el follow-back por esa razón. Seguir por cumplir es la manera más fácil de odiar el Twitter (razón por la cual odiamos el Facebook), mientras que seguir por gusto es la forma más idónea para gozarte la herramienta. Igual con el unfollow, eso que me llegue un e-mail diciéndome que tal persona me dejó de seguir es deprimente. ¿Qué importa si me dejó de seguir? A menos que me dejen de seguir en masa, pues. Ahí sí, como Sylvia Plath, ¡al horno!

El pin, la amistad y el follow no se putean, se conquistan. Con tarjeta de presentación de por medio. Algo para pensar.-

Tuesday, September 6, 2011

Muerte al Twitter ¡Larga vida al Tuirer!

Debido a fuertes cortes de presupuesto, Venevisión se ha visto este año en la obligación de celebrar el concurso Miss Venezuela en los estudios del canal 4. Para paliar la comprensible decepción de la audiencia al ver un show típicamente magnánimo convertido en un acto de segunda por causas ajenas, el canal ha apostado fuertemente por las redes sociales para despertar el interés hacia las candidatas. De esta manera buscan alentar a la audiencia a seguirlas en sus cuentas de Twitter y votar por ellas en diferentes categorías como Miss Sonrisa, Miss Rostro o El Mejor Cuerpo. Falta Miss Hambre pero bueh no se le puede pedir peras al olmo.

El lanzamiento de esta votación sucedió este fin de semana cuando las misses se presentaron en el espacio cedido por Súper Sábado Sensacional, en un show en el cual se vio más música que miss. Y esa fue la hecatombe. El lanzamiento de la votación virtual trajo a colación una canción con una melodía a base de tambores y coros cantados por Mini Pops histéricas.

Quienes sintonizaron el show tarde, apenas podían oír fragmentos de la canción al momento de ir a comerciales. Una vez puesto en YouTube el video (amén de la apuesta por la interactividad del concurso) fue cuando Venezuela pudo comprobar lo impensable: Venevisión mató al Twitter. Era cuestión de tiempo que lo ennicháramos. ¡El Twitter ha muerto! ¡Larga vida al Tuirer!

SÍGUEME EN EL TWITTER


Donde vayas, te seguiré
Quiero tenerte entre mis followers
Yo te sigo y tú me sigues
Hacemos el trato
Sígueme en el Twitter

Si te digo que te quiero, Retwitteame
Si te digo que te adoro, Retwitteame
Si te digo que me gustas, Retwitteame

Follow, follow, follow
Hashstag, hashtag, hashtag
Follow, follow, follow
Hashstag, hashtag, hashtag

Donde vayas, te seguiré
Quiero tenerte entre mis followers
Yo te sigo y tú me sigues
Hacemos el trato
Sígueme en el Twitter

Si yo te mando un mensaje, Retwitteame
Si yo publico una foto, Retwitteame
Si te mando Follow Friday, Retwitteame

Follow, follow, follow
Hashstag, hashtag, hashtag, taggeame
Follow, follow, follow, follow me
Hashtag, hashtag, sigueme en el Twitter
Sígueme ,conóceme, retwitteame, sígueme en el Twitter

Ubica mi foto, apóyame, sígueme en el Twitter
Síguela, síguela, sígueme en el Twitter
Síguela, conócela sígueme en el Twitter
Síguela, síguela, sígueme en el Twitter
Síguela, apóyala, sígueme en el Twitter



Monday, September 5, 2011

Mi País, Tu País (y los humoristas que lo cuentan)


Afuera de la sala Teatrex en Paseo El Hatillo cuelga un pendón con una foto de Estelita del Llano. No tiene nada que ver con la obra a la cual he asistido y aún así tiene todo que ver. Al entrar a la sala y comprobar que el escenario no tiene más que cuatro micrófonos puestos en el piso y una pantalla blanca en el fondo, se me ocurre que Estelita se vería regia en la esquina lateral derecha. Si voy a ver una obra llamada Mi País Tu País, me parece apropiado que la foto de Estelita, con una boca más estirada que la panty Miranda de Berenice Gómez, le sonría a la audiencia sin explicaciones. Está ahí y punto, porque así es mi país, tu país. Es ilógico.

Mi País Tu País es la nueva oferta de standup comedy presentada por cuatro tipos en flux. Uno pensaría que son funcionarios del INDEPABIS, listos para poner la cómica de cerrar el show porque los gorditos no caben en las sillas del teatro, pero este no es el caso. Detrás de la impecabilidad de los trajes, hay cuatro mentes brillantes que en cuestión de dos horas pasan revista de manera humorística a todo lo que nos caracteriza como venezolanos, incluyendo la fascinación por la lycra fosforescente.

Led Varela, José Rafael Guzmán y el profesor José Rafael Briceño, comienzan el show en un contrapunteo de pensamientos que demuestran la joda de vivir en un país como Venezuela. Un país donde uno se quema las pestañas estudiando Biomedicina y termina vendiendo pastichos de berenjena; un país donde la ley es el motorizado y el orden es el buhonero que juega a ser parquero en frente de una iglesia. Un país donde uno de los miembros de este cuarteto, George Harris, se le dio su plan B en plenos ensayos, y ahora vive en Miami donde hace el show via Skype.

Led Varela es el primero en salir a escena. Apenas comienza a hablar uno quiere ser pana de Led porque está nervioso y él sabe que la audiencia sabe que está nervioso. Pero como el furúnculo presidencial, eso es un engaño a las masas. En tres segundos Led se mete con el representante indígena en la Asamblea Nacional, el culto a los Pedros Penzini y la homosexualidad de la vestimenta de los niños. Si hay que lanzar alguna “esta es una transmisión en cadena nacional” en esta obra es cuando se presenta Led. Es políticamente incorrecto y gusta, porque en este país, tu país son pocos los que se atreven a hacer este tipo de rutinas.

Los aparatos en los dientes de José Rafael Guzmán son el único indicio de que de día ejerce la odontología. De noche, es un historiador sobre la repartición del legado a los próceres de Venezuela. Bolívar, Páez y Mariño no se salvan de un humor que si bien a veces se tarda para llegar al punch line, es necesario para comprender lo extraordinario que es el chiste. Memorable es su imitación de la voz de Simón Bolívar, el cual de ninguna manera es un irrespeto al Libertador sino toda una sinceridad al tomar en cuenta que las botas del gato seguramente le quedaban grandes al Padre de la Patria.

El último en salir es el Profesor José Rafael Briceño quien se presenta como la persona con el trabajo más jodido en Venezuela: asesor de oratoria de la organización Miss Venezuela. Su humor es impecable, aunque a regañadientes, pero no podemos culparlo. Asesorar a veintisiete mujeres muertas de hambre tiene que causar impotencia mental. De los tres, Briceño es el que tiene más dominio de la escena, moviéndose de un lado a otro lo cual se agradece. Más aún cuando le rinde tributo a la gorda de la lycra con la cual nos topamos en el Metro, donde se come el escenario. Su rendición del piercing que tiene la mujer es de filmarlo y ponerlo en YouTube.

Entre acto y acto, George Harris sirve como el enlace entre los otros tres comediantes quienes afortunadamente no tienen visa para irse a perseguir fama como mesoneros en un Pizza Hut de Arkansas porque necesitamos inteligencia en el país para entender el caos. George narra la perspectiva de un venezolano viviendo en Miami con anécdotas sobre sacarse la visa, la aduana y el hecho de que todo criollo que se pone las cholas de I Love Miami termina echándoselas de que consiguió una chamba con los Estefan. Cuesta un poco la transición entre su rutina y la de los otros tres, dado a que George aparece por Skype y arranca de una sin un “aplauuuusos para el Profesor” como lo haría Maite Delgado. Es lo único que le falta para darle coherencia a los otros actos pero vamos, es mi país, tu país. En Liechtenstein matarían porque no existiese la coherencia.

Mi País tu País termina con otro contrapunteo sobre razones para estar orgullosos de vivir en Venezuela, o hundirnos con este barco si resulta que las primarias terminan siendo un ring de boxeo. De todo el show, me parece que este es el momento donde los cuatro comediantes pudieran brillar más. Las razones son buenas pero no todas sensacionales, sobre todo las de las comiquitas (algo que incidentalmente ya han tocado en varios puntos del show).

Hacen falta dos o tres razones brillantes que hagan que la audiencia salga absolutamente convencida que de este país, mi país “yo ni de vaina me voy pa’fuera”. O quizás sea cuestión de traer el pendón de Estelita del Llano y decir “yo no me voy porque tengo que ver a Estelita antes de que se muera”. Es lo único que le falta a un excelente show que da la talla y prueba de que risa y talento es lo que sobra en este país, tu país llamado Venezuela.-

Datos:
Mi País Tu País
Teatrex, Paseo El Hatillo
Todo el mes de septiembre hasta el 30 de octubre
Viernes y Sábados: 8:00 p.m.
Domingos: 6 p.m.
Valor de la entrada: Bs. 140 (compra online y en taquilla).

Sunday, September 4, 2011

Terror en el Centro de Caracas


Extensión del artículo en Revista Climax (septiembre)
Foto: Irene Pizzolante

Es mi turno de contar la anécdota. Antes de mí, las Mary Shelley y los Lord Byron han divertido a los comensales de la Villa Diodati con pícaras experiencias sobre las historias fantasmagóricas del Siglo XXI, es decir, sobre los asaltos. Es lo que se hace en las sobremesas de la capital. Si uno no tiene un cuento sensacional sobre un asalto, es mejor quedarse en casa.

La expectativa hacia mis cuentos es monumental. Desprovisto en el pasado de un reloj, tres celulares, un secuestro y una intoxicación de burundanga de la cual desperté desnudo en un hotel en Plaza Venezuela, mis desgracias frente al hampa son suficientes como para decretar que soy una persona pavosísima. ¿Cuál cuento, pienso, puede ser el mejor para dejar a este grupo pasmado de miedo? Decido que ha llegado la hora de contarles sobre mi mañana de paseo por el centro de Caracas.

He sentido aprehensión por visitar espacios públicos de la capital por años. Me ha costado acercarme con las imágenes en noticieros sobre mareas rojas, esquinas calientes, marchas y decretos de territorios revolucionarios. Amén de la opinión general sobre el mal estado de las calles, proliferación de buhoneros y, como siempre, atracos en cada esquina. Como consecuencia, he creado un gueto mental y geográfico que no he cruzado hasta que por cuestiones de cercanía a la puerta de un Metro un lunes a las diez de la mañana me digo a mi mismo: «móntate y vete para Capitolio a ver qué pasa».

Salgo en la Esquina de La Bolsa y miro a mi alrededor. En frente mío, donde solía haber marañas de buhoneros vendiendo miriñaques se erige como siempre la Asamblea Nacional, diagonal a ella el Palacio de las Academias. Ambos edificios pintados de blanco impoluto, divididos por la Ceiba de San Francisco. En las aceras recién lavadas con manguera hay una calcomanía en forma de flecha que indica «Ruta Nocturna» y desde los árboles ondean telas del tricolor. El Bicentenario y el 444 aniversario de Caracas se ha celebrado no menos de dos meses atrás. Alguien limpió Caracas.

Camino hacia la Plaza Caracas, donde se erige la estatua de Simón Bolívar en todo su esplendor. Noto con curiosidad la pulcritud de la misma. Como si las palomas entendiesen quien es y porque sienta sobre un caballo en la mitad de esta plaza. Dos barrenderos cumplen la faena de barrer la plaza, mientras otros observan con curiosidad un acto indígena que se lleva a cabo dentro de un toldo. En las escaleras frente a la Catedral de Caracas, un guardia de verde oliva les explica a dos señoritas las diferencias del uniforme militar, mientras que tres turistas alemanes con cámaras en el pecho tratan de darle sentido a un mapa.

Saturday, September 3, 2011

Cuentos entre Signos de Interrogación


El viernes tuve una sensacional conversa en el programa de radio de Sergio Novelli en su sección Entre Signos de Interrogación. Esta entrevista la pueden oir en la página de Exitos. Quedó bien chévere, ahí hablé sobre mi vida, la demencia de haber sido hijo de mis progenitores y como veo a Venezuela a través del humor. La entrevista la pueden oir en el siguiente link.

Esta es la nota que escribieron en Circuito Éxitos. Me gusta como me describieron pero siento que les faltó mencionar mi optimismo al afrontar el pesimismo de la calvicie.
"Juan José Aguerrevere Branger, mejor conocido como Toto, es abogado de la Universidad Católica Andrés Bello y también Licenciado en Estudios Liberales de la Universidad Metropolitana.

Con una destacada vida estudiantil y siendo consultor permanente en distintos Modelos de las Naciones Unidas; Toto ha sabido mezclar la vida académica y la social en una sola radiografía. Una muy real y cruda que siempre es recibida entre risas, como la verdad misma.

Comenzó a escribir “casi por accidente” en varios sitios de internet, y sus artículos de opinión fueron siempre recibidos con humor, “como una suerte de respiro”, por lo que revistas y otras publicaciones no tardaron en pedirle más de esas crónicas tan venezolanas, tan especialmente caraqueñas, con las que Aguerrevere retrata a la sociedad.

A Toto le encanta la escritura y a través de su blog, plantea esas conversaciones disparatadas que por causas políticas se han perdido en la “sagrada” cena familiar.

Son esas conversaciones sinsentido que no van a ningún lugar y que son digestivo perfecto luego de un pesado desayuno dominical o una cena navideña.

De esta manera, Aguerrevere se ha posicionado en espacios de referencia en varias publicaciones periódicas y portales de alta lectura como RunRun.Es , siendo imposible no destacar su comentarios a través del twitter @totoaguerrevere.

En ese dominio de las redes, sus escritos fueron acumulándose lo suficiente como para establecer un blog en el que como digno maestro de ceremonia, no duda en asumir su rol de sombrerero loco.

En esta oportunidad, Aguerrevere recorrió los elementos de la "sifrineria" criolla y la múltiples tendencias del momento, que tanto le dan tela por cortar."

Friday, September 2, 2011

Contrato de Sexo Casual

CONTRATO DE SEXO CASUAL

(Para ser desprendido de la revista UB y firmado por las partes que no desean una relación sino sexo sin compromiso)

Entre _____________, hombre, mayor de edad y de este domicilio, y _____________, mujer, mayor de edad y de este domicilio, se ha convenido celebrar un CONTRATO DE SEXO CASUAL, por tiempo determinado sometido a las siguientes estipulaciones:

PRIMERA: Este contrato regirá el acuerdo entre las partes para los propósitos de consagrar una relación casual de naturaleza carnal. El objetivo del acuerdo será mantener sesiones sexuales en el tiempo sin el bagaje de una relación sentimental caracterizada por el trillado «Papi, ¿tú me quieres?».

SEGUNDA: El arreglo del encuentro sexual será concertado mediante mensaje de texto en un horario posterior a las 11 PM. En ningún caso habrá necesidad de jalar mecate. Se prohibirá todo tipo de encuentro sexual planificado con anticipación. Hay una razón por la cual esto es sexo casual. Se denomina queso del momento.

TERCERA: Ambas partes acuerdan no encontrarse en público salvo para unos tragos antes del encuentro sexual o en el deseoso caso de que el encuentro sexual tome lugar en un sitio público. Visitas a una arepera posteriores al encuentro sexual serán convenidas entre las partes dependiendo de la hambrazón post coitus.

CUARTA: El modo de transporte hasta y desde el punto de encuentro será responsabilidad separada de las partes en este contrato. De ser esto un problema, se le sugerirá a la parte afectada a que celebre un contrato de naturaleza similar con el conductor de un Metro Bus.

QUINTA: Se prohibirá la introducción de elementos foráneos como cepillos de dientes, desmaquilladores, cremas de afeitar y demás enseres que puedan ser dejados en el lugar de encuentro. Las partes deberán recordar en todo momento que esto es sexo, no una invasión.

SEXTA: No se permitirá pasar la noche salvo que el encuentro sexual haya sido del carajo y las partes tengan deseos de repetirlo en la mañana.

SÉPTIMA: Se le exhortará a las partes a traer su propio licor en caso de que quieran echarse unos palos antes o después del encuentro sexual. En ningún caso se asumirá que el lugar de encuentro es una licorería.

OCTAVA: Este contrato prohíbe cualquier tipo de apego emocional. Las partes acuerdan no hacer referencia a temas que no estén relacionados con problemas de cama (entendiéndose ésta como colchón, sábanas y almohadas y no problemas de disfunción eréctil o dolores de cabeza).

NOVENA: El cumplimiento de fantasías sexuales será fomentado entre las partes. En el caso de que la fantasía sea traer a una tercera parte al encuentro, la misma deberá ser siempre de sexo femenino. Esta clausula no podrá ser negociable.

DÉCIMA: La calificación de «amigos con derecho» no deberá emplearse para catalogar la relación existente entre las partes. Quedará entendido en todo momento que no son amigos. Son gente que se coge.

DÉCIMO PRIMERA: El empleo de frases cuchis durante el encuentro sexual no será tolerado. Sin embargo, se permite y se fomenta hablar sucio.

DÉCIMO SEGUNDA: Se promoverá la variedad de posiciones entre las partes durante el encuentro sexual. Se espera que cualquier instrucción sobre una posición específica dada por una de las partes sea aceptada y puesta en práctica con regularidad.

DÉCIMO TERCERA: La procreación no es optativa. Sin condones y demás métodos anticonceptivos no habrá encuentro sexual.

DÉCIMO CUARTA: Las partes se reservan el derecho a no preguntar «¿Te gustó?» luego del acto sexual.

DÉCIMO QUINTA: En el caso de que una de las partes manifieste su deseo de terminar este contrato, deberá hacerlo con 30 días de notificación previa o siete encuentros sexuales, dependiendo de cual período sea más largo.

Es justicia a la fecha de su presentación.-

_________________ _________________

(Firmas de las partes).-

Revista UB agosto

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...