Monday, October 31, 2011

Happy Halloween!

¡Feliz Día de Brujas! A mí me encanta el Halloween y no entiendo la tirria que hay con esta festividad por el mero hecho de ser gringa. Esto lo discutí en el programa de radio La Guarandinga con Valentina Quintero y Alonso Moleiro el jueves pasado. Mientras hablábamos, muchos de los oyentes twitteaban que nadie celebraba el día de los diablos de Yare, lo cual es una falacia. Que no sea una fiesta universal es una cosa pero de que la gente se pone su máscara de Diablitos Underwood se la pone.

Creo que se ataca por el lado de la comercialización. Me dio risa oír a una señora en la cola del McDonald’s criticar la festividad por ser anti venezolana. Amiga, hablar de eso en el local de comida rápida más americano del mundo no es tu mejor campo de batalla. Halloween, como todo lo gringo, supone un gasto más que hay que hacer, un patrón de vida al cual seguir.

Uno de los merjores disfraces en comparsa que he visto
También se ataca por el lado de la religión. Sara mi amiga me contó que un contacto en Facebook había puesto que el Halloween veneraba la matanza de niños (¿!?!). Hacerle rumba al paganismo, me imagino pensará esta persona, es como haber vitoreado al monstruo en la colina en Fantasía en vez de a los feligreses del Ave María. Pero en ambas posiciones, la capitalista y la religiosa, difiero.

Al igual que el Carnaval, siempre he visto al Halloween como una oportunidad de reunión entre amigos. De festejar, de disfrazarse y de poner la creatividad a volar. Las brujas y los monstruos son el tema de la decoración pero dicen mucho sobre nuestros tiempos los personajes que utilizamos como referencias para el disfraz. Uno bien puede sacar el almanaque de las personas que hicieron el 2011 con ir a una fiesta de disfraces.
Esa emoción de vestirse como alguien que no eres por una noche y de reunirte entre panas es lo que yo adoro del Halloween. Ponerse a sacarle cinco patas al gato por ser una fiesta comercial o pagana es no ver la vida con sentido del humor. Nos pasamos 363 días disfrazados de intolerantes toca cornetas (el 25 de diciembre nadie maneja porque está enratonado). ¿Por qué no gozarse el Halloween como lo que es, una gran fiesta mundial?

Yo soy partícipe de todo lo que una. Cada día más veo a mis amigos en corbata y cada día menos en blue jean. Eso es un fastidio. El Halloween también sirve para hacer amigos. Yo detesto mezclar amigos y grupos porque siento que no se llevan bien pero el disfraz rompe esa barrera. El “qué fino tu disfraz” es cien veces mejor ice breaker que “¿y tú qué haces?” Debería haber más bonches de disfraces y más exigencia de creatividad. En veinte años veremos las fotos de corbata y vestido y diremos (como dice la gente que se casó en los ochenta): “uyyyy”. Con las fotos de disfraces, siempre nos reiremos. Esa es la idea del Halloween: gozar una bola a punta de risas embrujadas.



Mi disfraz de Halloween


Lo más inentendible del mundo, lo sé pero ya cuando me probé las medias me dio risa y dije “este es el disfraz, luego inventaré de que es”. Al día siguiente decidí que es un cruce entre el guardia que se mete una pea sensacional en La Bella Durmiente con el pelo de Ben Stiller en Dodgeball. Ahora, a por las burlas de mis "Yo te leo" jeje. El sentido del rídiculo te lo tenemos en este tea party.-


Sunday, October 30, 2011

Cuando en un rincón dejas los libros, cuyos héroes tú soñaste ser


Leí esto en el status update de una amiga en Facebook: “[Mi hija] cree que cuando sea mayor, su hada madrina hará crecer su mano. Lo que detesto de esto no es el tema de su mano, sé que voy a tener que lidiar con eso durante mucho tiempo, sino el hecho de que tengo que obligarla a que no crea en cuentos de hadas”. Tengo varios días reflexionando sobre esta cuestión, ¿por qué hay que decirle a un niño que las historias con las cuales crecemos no son reales?

Yo crecí en un mundo donde una sabana amarrada al poste de una cama servía como la mejor de las velas para hacer zarpar la carabela pirata del cual yo era capitán. Salté de ramas en los árboles creyéndome ardilla, me lancé por el asta de una bandera jurándome bombero y aunque encontré todas las tuberías de mi casa bajo tierra, jamás me rendí a la hora de buscar el tesoro. Los libros que yo leía me decían que todo esto era posible. Imaginar era un mandamiento infantil.

No aprendí que el oro es una comodidad porque lo vi en Ciencias de la Tierra y en la sección económica de un periódico. Rumplestilstkin, el Rey Midas y el príncipe de Oscar Wilde ya me habían contado sobre el valor del mismo. Aprendí del trabajo pagado al darme cuenta de que el Flautista de Hamelín tenía razón en secuestrarnos a todos luego de que el pueblo se hiciera el musiú cuando ahuyentó a las ratas. Bastó un emperador desnudo para hablarme sobre la vanidad, a una princesa y un sapo para contarme sobre el racismo y a una espada hundida en roca para decirme que los héroes son aquellos que están ahí en el momento indicado.

A mí nunca me dijeron que esto era un mundo irreal. Lo sensacional de crecer es que uno se da cuenta solito. Duele pensar que San Nicolás no está en el Polo Norte pero hay un pequeño espacio en mi mente que piensa que sí lo está. No desechamos a los personajes que nos hicieron felices por tanto tiempo así de fácil. Los desechamos porque ya nada más tenemos que descubrir sobre ellos.

No, no hay que decirles a los niños que los cuentos de hadas son ilusorios. Hay una canción que dice: “cuando en un rincón dejas los libros cuyos héroes tú soñaste ser, ya no creerás lo que soñabas y de todo haz de dudar también”. Es mejor que un niño cierre un libro para siempre porque sabe que no puede ya aprender de él, que no abrirlo nunca y perderse de un mundo que le pudo haber enseñado todo lo que necesita saber sobre cómo ser feliz.-

Wednesday, October 26, 2011

Entre Penélope y Bono, yo sí tengo evidencia


Para ser amigo de It’s Good to Be hay que tener claro una sola cosa: entrar primero que él a una fiesta es absolutamente necesario. Él es de esas personas simpatiquísimas que llega a una fiesta y, sin ser Dory la de Finding Nemo, saluda hasta al florero. Marea a la gente preguntándoles por el primo, la tía, la novia, el trabajo, la política y los vientos huracanados de la ciudad. El gran problema es que a la gente le encanta que le pregunten por el primo, la tía, la novia, el trabajo, la política y los vientos huracanados de la ciudad. Claramente, después que pasó el Señor Electrolux, vengo yo a saludar y quedo como una plasta. ¿Cómo se compite con Míster Simpatía? Entrando primero a las fiestas.  

It’s Good to Be sin embargo tiene el mejor cuento del mundo, una ancédota que opaca la que sea, así uno llegue antes que los mesoneros de la fiesta. Lo mejor (para mí) es que queda como un pendejo cuando lo echa. Lo voy a contar y explicaré el por qué. Hace un par de años It’s Good to Be, ergo su nombre, se fue a Los Ángeles con un esmoquin en la maleta. Había conseguido una invitación para una fiesta en casa de Prince luego de los Oscar. ¿No lo odiamos todavía? No, claramente, es Prince eso no da ni pizca. Ahora, si le metemos que It’s Good to Be estuvo codo a codo con Penélope Cruz, Antonio Banderas y Madonna algo de envidia da el cuento.

Una amiga en común trabaja como asistente para un director importante y fue para esos premios Oscar porque él estaba nominado. It’s Good to Be no se peló ese bonche y fue con ellos y otros amigos a la fiesta de Prince. Rumbearon como los dioses y se tomaron los fonditos de la champaña de Penélope y bailaron espalda con espalda con Madonna, como buenos arroceros que se respetan. It's Good to Be echa este cuento genial y todo el mundo queda ensimismado porque francamente lo más cerca que yo he visto de Hollywood es a Gilbert Goddfried la voz de Iago el loro insoportable en Aladino. Mi cuento sucks, el de It’s Good to Be, como su saludadera, siempre gana.

¿Pero por qué queda él como un pendejo? Porque no hay vez que no haya echado ese cuento donde alguien no le haya gritado: “fotos, fotos, ¡a ver fotos!” Eh, relájate pequeña adolescente de la audiencia de La Guerra de los Sexos. NO hay fotos. ¿Y por qué no hay fotos? “Bueno –dice It’s Good to Be- porque daba como pena acercárseles para tomarles una foto en ese momento”. La cara de la audiencia del cuento es poética. ¿Quién demonios va a una fiesta en casa de Prince y no regresa así sea con un jaboncito del baño como evidencia? ¿Quién no se toma una foto con Penélope Cruz así sea una Penélope falsa y dice que es ella? ¡Exacto!

Río endemoniadamente por mis adentros mientras veo como la audiencia de mi amigo It's Good to Be se desinfla con este cuento sensacional de final más chimbo que el de La Viuda Joven. Y ahí es donde saco mi fotico que me hice tomar a los dieciocho años cuando Anarella Bono era Chica Polar y estaba buenísima y digo: "¿yo alguna vez les he contado sobre la noche que rumbée con las Chicas Polar en una casa perdida?"

Niche pero con evidencia.-

Tuesday, October 25, 2011

El Hatillo se moderniza con El Cine


Fui a la inauguración de un restaurant nuevo que se llama El Cine en El Hatillo. Ubicado donde quedaba el antiguo cine de esa localidad, manejé esperando encontrarme con un sitio lleno de afiches con estrellas de Hollywood, algo muy chapado a la antigua. Nada más lejos de la realidad. Aun cuando conserva su fachada original, cosa que me encantó pues está muy a tono con el pueblo, el abrir la puerta es entrar a una dimensión que ya me había advertido el menú que me llegó con la invitación: esto es un restaurante de mezclas.

El Cine está concebido para ser una fusión de varios estilos de comida entre japonesa, francesa, americana, thai y vietnamita. Como tal, el restaurante está decorado con una amalgama de influencias modernas que provoca hacer una fiesta para que los invitados escojan su pared favorita. Hacen lo máximo de un estrecho espacio entre bar, una cocina compacta la cual se ve a través de un cristal, mesitas intimas, comedor y un lounge arriba para sentarse y pedir tragos en otro bar.

El local está como para hacer una reunión entre amigos alrededor de una buena mesa. Más allá del placer de comer, está el deleite de ver. Son demasiadas las atenciones a la decoración, desde lámparas de arquitecto que cuelgan en el bar hasta una moderna escalera central con cascada en la pared incluida. El Cine es así, esta para deleitarse con todos sus ángulos, incluida una pared blanca que parece como si estuviera en movimiento.

Es imperativo subir hacia un lounge que queda en la parte más alta y voltear para ver un bosque de palos danzantes. Luego sentirse completamente como Julio Verne con una escalera de caracol en bronce que da para una terraza abierta en el techo la cual, muy a mi pesar, estuvo cerrada esa noche.

El Cine es una tremenda opción para los que viven allá en el otro lado de Mystic River, y los demás que se aventuren hacia allá. Debe ser un plancito chévere el ir a cenar para luego quedarse por unos tragos. Yo no soy el mejor probador de comida pero mis amigos conocedores aprobaron los platos pasados. Lo que sí sé es que la lista de cocteles está de sentarse como Hemingway en el bar.

Coordenadas:
El Cine: Calle Comercio, entre Sucre y Bellavista, El Hatillo. Valet Parking. http://www.elcinerestaurant.com/
Foto tomada de : Facebook Fan Page de El Cine.

Nota aparte sobre la inauguración:
Sí debo decir, y valga la crítica para posteriores inauguraciones de locales, que cerrar ciertos accesos, como el lounge de arriba, en este caso por estar reservados para ciertas personas molestó a algunos. Si a uno lo invitan es porque se desea que esa persona vea todo el local. Sin importar que los que estén ahí sean Pitbull o la abuela del dueño, decirle a ciertas personas que pueden pasar y a otras que no, es crear una molestia gafa. Para nada empañó el evento, estamos todos grandecitos, pero fue innecesaria la movida. Todo lo demás, desde la simpatía de los mesoneros hasta sus uniformes: mis aplausos.-

Tuesday, October 18, 2011

It's a Miracle!

To Miss Alice, who will enjoy this story.

The Miracle Worker tells the story of Helen Keller, who was born deaf and blind until her teacher Anne Sullivan helped the child understand her surroundings through the power of touch. In one theater production in the Midwest, the actor playing the Doctor was discovered to have a drinking problem. But as his character was only in the first scene, the director took pity on him and cast him anyway.

At the start of the play, the Doctor is supposed to inform the Keller family that a fever has left their infant without the use of her eyes, ears or vocal chords. Unfortunately, on opening night, the actor drunkenly blurted, "Mr. and Mrs. Keller, I've got bad news. Your daughter is… dead".

The other actors were stunned. If Helen was dead, the play couldn't go on. Thinking quickly the actress playing Mrs. Keller ad-libbed, "I think we need a second opinion".

The curtain came down and the drunken actor was yanked off the stage. The stage manager put on the Doctor's white coat and took his place on stage. When the curtain went up again, the new Doctor declared, "Your baby is alive, but she will be deaf and blind for the rest of her life".

The actor playing Mr. Keller was so relieved to hear the correct lines that he clasped his hands together and cried: "Thank God!"

Monday, October 17, 2011

Esta Semana Aquí Entre Nos


Esta fue una semana de varios lunes y muchos viernes. Con la reverencia al Día de la Raza de la Resistencia Indígena pero sin posibilidad de engancharse a un puente por caer un día miércoles, los venezolanos nos dimos banquete con una chorrera de noticias que dieron que hablar en el Twitter.

Enséñame la boleta Nicolás…

En política, llamó la atención la visita al país de Mahmud Abbas, líder de la Autoridad Nacional Palestina, quien estuvo presente en el país para pedirle cacao al Señor Presidente cantándole su éxito “Money, Money, Money. Must be funny in a rich man’s world”. Su presencia fue opacada por todo el revuelo causado por las recomendaciones emitidas por la ONU en la revisión sobre los derechos humanos en Venezuela que se celebró en Ginebra, donde el Gobierno envió hasta al que barre el felpudo en Miraflores.

No salimos para nada bien en las recomendaciones pero el Gobierno se felicitó porque la ONU parece que da consejos “tipo amiga” y los Estados son libres de aceptarlas o no. Es como Vicky Carr aupando a Ana Gabriel. Obviamente el Gobierno dijo que había superado la prueba y que aquí se respetan y validan todos los derechos humanos. Prueba de que para ellos 10 es nota y lo demás es lujo.

Con la bandera apretada en el pecho…

Esa misma noche, los venezolanos nos sentamos a ver el histórico partido contra Argentina el cual se ganó por un gol de Amorebieta. Un juego de lujo con su el Gobernador de Anzoátegui, comentarista estrella, presente en la disputa del torneo. El triunfo nos otorga los primeros tres puntos en las eliminatorias para el Mundial 2014. El Twitter estuvo movido entre felicitaciones por el júbilo y las apretadas de bandera hasta que no se actualizó más. Esto llevó a millones de venezolanos a sacarle la pila al BlackBerry y soplarlo hasta que pudimos dar cuenta que no es un problema que se arreglaba a golpes, como es costumbre, sino mundial.

La negación a Cristóbal Colón avanza…

La falla en los celulares BlackBerry nos mantuvo incomunicados por un día completo en el cual tuvimos que sucumbir a lo que más tememos en esta vida: LLAMAR a los cumpleañeros del día, entre los cuales se incluyó a Roland Carreño quien junto a Carla y Kico protagonizó uno de los mejores videos de autoburla "Amor de Sanduche" para cerrar con broche de oro un impasse que tuvieron en el programa del lunes. El Día de la Raza Resistencia Indígena se celebró con la inauguración, luego de año y medio de retraso, del buque Leander en el Parque del Este el cual pasa a sustituir a la nao Santa María. Un intento más de la revolución en borrar un pasado indiscutible. Ahora las focas gritan como las ovejas en Rebelión en la Granja: “buque Leander bueeeeno. Nao Santa María maaaala”. En el acto se anunció que esto era un regalo para la ciudadanía. Queremos más vías de tránsito y no barcos estacionarios pero muchas gracias por el detalle.

Los contactos que mandaron su “Act.” merecen ser humillados….

El retorno del sistema en los BlackBerry el 13 de octubre, día en el cual se celebran 519 años del “Ah, ¿es que estos tipos no se van?”, nos dejó colapsados con cadenas moradas en las cuales nuestros más inseguros amigos enviaron un mensaje falso para reactivar sus líneas. El año que viene se conmemorará a la intachable conducta de quienes nos mantuvimos incólumes ante la debacle y no enviamos la cadena.

Sofía Imber conquista el opening del Miss Venezuela….

Durante el fin de semana la apuesta fue sentarse a ver el concurso Miss Venezuela. Reseñada con críticas constructivas en El Aplauso Va Por Dentro, ahora vamos por lo chévere. El show comenzó con la aparición de un sueño mojado de alguien que parecía Sofía Imber en un mundo de psicodelia ochentosa. Esta confusión con tan noble señora fue aclarada cuando la reina saliente, Vanessa Goncalves, le tocó el hombro al personaje y dijo "Osmel."

En su mejor momento Cruella de Vil, Osmel Sousa salió para vivir su noche envuelto en una capa morada con motivos felinos. Esa capa hizo que la entrada de Boris Izaguirre en años anteriores fuese lo más masculino que se ha visto en televisión desde que Rocky le ganó a Iván Drago. La imagen de él con su capa de tigre que se estampó contra las tejas del McDonald's del Rosal pasará a la memoria del colectivo como un gran momento televisivo.

Silencio sepulcral en La Colina….

Grabado en el Estudio 1 de Venevisión, y sin público presente para aplaudir, la estrategia del canal fue marear a los televidentes a punta de láser y lentejuela que salía de las pantallas de fondo. Leonardo Villalobos, vestido con un smoking más negro que el derrame petrolero de la BP y Daniela Kosán en una caminata que decía “Gracias Maite por renunciar”, fueron los encargados de animar la velada denominada por todos como “La Noche en la cual Venevisión mandó a decir ‘shhh’ en el estudio”.

Todo el concurso estuvo callado. En casa hubo que poner Pitbull en el iPod para gozarse un desfile en traje de baño musicalizado por el dream machine de Maniña Yerichana cuando vino a buscar a Jean Carlo Simancas a la ciudad. Donde más hubo sonido fueron en los comerciales, los cuales marearon a Venezuela con una proliferación de marcas de zapatos llamados Sifrinitas, Atreviditas, Pavitas y María Pizzola que Dios le guarde su nichismo.

Las frases de autoayuda de Oscarcito en el fondo, el pelo de Nacho inspirado en el look de Gledys Ibarra cuando actuó en Abigail y el número de veces que se le vio el picón a la cantante Ana Isabel no convencieron. El repertorio musical lo salvó el número interpretado magistralmente por Venezuela Viva con una mezcla entre el joropo y el flamenco y Luis Fonsi que sí echó su cantadita en vivo.

Vestidos, Vestidas y Adolescentes…

Problemas con el audio, que hicieron que Daniela Kosán sonara como Robotina, lograron dar inicio al Miss Repetición con varias de las misses desfilando en sus trapos por una segunda vez. ¿Hasta cuando las descripciones cursis? “La esbelta Miss Costa Oriental luce un polizón cortado al laser en colores nude con trocitos de charmeusse, charol y gamuza que resaltan el busto a manera de cascada amazónica con accesorios inspirados en un aurora boreal. Niños elegantes, niños EPK?” ¿No pueden decir “Miss Costa Oriental tiene un vestido en color carne que ni siquiera está aguantado por una panty Miranda” y ya?

El mal gusto solo fue opacado por la miss que desfiló con la mano en el rabo, lo cual lleva a sospechar que escogió mal a su asesor. ¿Quién se cree un consejo que comienza con “colócate la mano en el glúteo reina, así rico, rico, rico?” Pa’ fuera.

Nuestra reina sentimental es Miss Rumbera….

El aplauso del concurso se lo lleva Miss Amistad. Ganar este título es como de gente galla pero Miss Nueva Esparta probó no serlo. Ante la pregunta que le formuló Leonardo Villalobos, quien compitió como Miss Te Completo La Respuesta en varias ocasiones, Miss Nueva Esparta abrió la boca y le salió un vozarrón. Explicó que tenía gripe pero se vio tan pana que es poco creíble su excusa. Hubiéramos querido que dijese “Muérete que me metí un rumbón anoche en Sawú y no puedo hablar”. ¡Eso sí es una miss honesta! La ganadora Miss Sucre, muy bonita por cierto, habla inglés y francés y se llama Irene lo cual es un alivio para nuestra acostumbrada representación en el exterior con mujeres cuyos nombres son sacados de una partida de Scrabble.

Lecturas que dan risa para un domingo con café….

La semana culminó con una buena lectura de la revista Estampas con la caricaturista Rayma como editora invitada. Una muy buena edición particularmente por la inclusión de un artículo titulado “Las Nuevas Evas” donde Lupita Ferrer sale como una persona que no cachetearía a su marido, al portero y al señor de CADIVI jamás. Un gustazo bueno con un café particularmente cuando el titular en prensa que salió en El Universal fue: “Chávez niega que esté en campaña por la re-elección”. Semejante titular solamente puede ser oído con la canción “Deskarado” de Kiara en el fondo.

Sin éxito la contienda por el nuevo Nuevo Rico….

En Quien Quiere Ser Millonario continúan sin ganadores. Solo doce galones de pinturas Flamuko se han llevado los participantes. El último, quien queda para la próxima semana, llamó a un militar como comodín para que le respondiera “¿en cuál meseta reposa el Salto Ángel? El militar dio la respuesta tradicional que generalmente recibimos de parte de nuestras queridas fuerzas: nada salvo la palabra “meseta”.

Esta fue la semana lógica de un país ilógico. ¡Cómo se goza!-

Sunday, October 16, 2011

Miss Venezuela: El Aplauso Va Por Dentro


El éxito detrás de la serie “I Love Lucy” quien hoy arriba a su sexagésimo aniversario se basó en el empeño de sus productores, Lucille Ball y Desi Arnaz, en contar con una audiencia en vivo en la filmación de cada uno de sus episodios. Fue algo inaudito en una época acostumbrada a insertar risas pregrabadas en los programas pero el beneficio fue enorme. Los actores pudieron comprobar de manera instantánea si sus rutinas cómicas funcionaban, permitiéndole explorar nuevas fronteras de una manera ingeniosa y apreciable por quienes acompañaban las risas desde sus hogares.

La crisis en una Venezuela aparentemente boyante en la industria del calzado, como se comprobó por el exceso de anunciantes de zapatería durante la transmisión del concurso, no pudo con las altas exigencias del Poliedro de Caracas para fungir como venia para la contienda. Esto obligó a trasladar el Miss Venezuela a los espacios del Estudio 1 de Venevisión. Apostando por tomas cerradas y pantallas LED para simular exteriores, el concurso probó ser una de las ediciones más sobrias que se recuerde. Sobre todo, y valga la referencia al show de Lucy, por el innegable silencio ante la falta de un público enérgico que vitoreara a las candidatas.
El show no tuvo nada que merezca la pena recordar en años venideros con excepción de la salida al escenario de Osmel Sousa trajeado con una capa barata del Señor Rajuela. Acostumbrados ya a su presencia estrambótica, hubiese sido un merecido homenaje vestir a Sousa, patrón de la belleza nacional, en algo menos que un trapo seguramente descartado por Walter Mercado. Es un show y la idea es impactar pero nunca de mala manera. Nada se pudo decir sobre las candidatas en el opening, vestidas muy apropiadas aunque con una proporción de senos preocupante, con Sousa al frente materializando quizás su sueño de vivir su noche tan linda como esta.

Daniela Kosán y Leonardo Villalobos hicieron su debut como animadores luego de la salida de Maite Delgado de Venevisión. Nunca es tarea fácil rellenar los zapatos de alguien que se consolidó como la figura estrella del concurso y lo cierto es que las criticas iban a llover hicieran lo que hicieran. La constante preocupación de Kosán por hacerlo bien le pavimentó el camino a Leonardo Villalobos quien se destacó por hacer un muy buen trabajo a pesar de la falta de energía que un público presente hubiera podido imprimirle a la conducción de ambos.

La falta de gritos, pancartas, hurras o bullas marcó la tendencia inclusive en las propuestas musicales. Un Oscarcito dándoselas de Oscar Wilde con pensamientos diversos en pantalla y la puesta en escena de una selva amazónica con música de rio para darle la bienvenida a Maniña Yerichana hizo que las misses desfilaran en traje de baño con una pesadez digna de pijama y no de bikinis. La agrupación Venezuela Viva corrió con más suerte, dando el toque venezolano de profesionalismo a la hora de montar un show entre el joropo y el flamenco que destacó por su coordinación más no por la grandeza que hubiese ocasionado de haberse presentado en una plaza pública.

Chino y Nacho estrenando nuevos looks para peor acompañaron a una muy destapada Ana Isabel que no se esforzó en modular su boca a la hora de cantar una canción olvidable. El sonido, al igual que la presencia de las barras, no jugó a favor de los técnicos de Venevisión y hubo que enviar a comerciales en el segmente de traje de gala por una falla en el audio. Esto obligó a tres candidatas a volver a desfilar con vestidos que claramente muestran una mejoría con los adefesios que se han venido presentando en ediciones anteriores pero que no escapan del paradigma de que un Miss Venezuela no es un Miss Venezuela sin un vomito de lentejuelas y descripciones rococó sobre los trapos.

Un aplauso merecido se lo lleva Luis Fonsi por cantar en vivo dos de sus temas así como el profesor José Rafael Briceño por la preparación de oratoria de las candidatas en lo que se sospecha fueron preguntas ya conocidas por ellas. No hubo errores en sus discursos, salvo un escapado “conchale” y la voz ronca de una Miss Nueva Esparta quien imprimió la única nota divertida sobre candidatas a las cuales no se les vio la cara de cerca sino muy hasta el final del concurso.

El cuadro final estuvo muy bien representado de bellezas caucásicas en un show autóctono como bien lo dijo El Chiguire Bipolar. La nueva Miss Venezuela, Irene Esser representante del Estado Sucre demostró aplomo y elegancia durante todas sus presentaciones y por su biografía se sabe que habla inglés y francés lo cual es un alivio en una nación acostumbrada a coronar a mujeres con nombres complicados. Quedará de Venevisión venderla ante un público que se permita aplaudirle como se deba pues si bien la corona se la llevó quien la merecía no hubo nadie para vitorearla en aprobación.

La falta de presupuesto es un tema que nos embargará el año que viene, sobre todo en un año de fuerte contienda electoral pero sin embargo hay que insistir en la magia del entretenimiento que nos une como venezolanos frente a la televisión. No puede haber mucha diferencia en el presupuesto en sacar el Miss Venezuela en exteriores y transmitirlo desde la Plaza Alfredo Sadel o inclusive desde la piscina del Hotel Tamanaco. Como los mejores shows de comedia, vamos que el Miss Venezuela es cómico, es vital la energía de un público para el beneficio de los animadores, la confianza de las candidatas y la entonación de sus músicos. El Miss Venezuela cumple 60 años el al año entrante y como "I Love Lucy" debe entender que el aplauso va por fuera y no por dentro de las bandas.


Fotos: Noticias 24

Wednesday, October 12, 2011

¿Están ahí contactos? Soy yo, Toto


Suena el pitazo final de un partido histórico de fútbol en el cual Venezuela le gana por primera vez a Argentina. Con la emoción a punta, procedo a twittear como de costumbre mi sentimiento porque es como chévere esto de compartir patria. Aprieto el botón de enviar en el celular pero hasta ahí queda la cosa. “Sending Message”. Demonios, se colgó el Twitter. Una hora después, no se ha actualizado. Dos, tres, horas después. Como aquellas cadenas moradas de “antes de que los celulares colapsen” propias el 31 de diciembre, he pensado que se debe al tráfico entusiasta del momento. Nada que ver. Me acuesto a dormir para no lanzar el celular por una pared.

Esta mañana me despierto listo para teclear mi repertorio de chistes sobre la primera invasión alienígena registrada en los libros de Historia. En una época desprovista de cruceros, es lógico pensar que las tres carabelas de Colón fueron una tremenda experiencia paranormal. Decir que Cristóbal Colón vino en son de paz es una falacia. Seguro pasó tres días debajo de un cocotero convenciendo a los indios a que bajaran de los palmares donde se encaramaron del susto para invitarlos a un picnic.

Pero nada puedo hacer. El Twitter lleva ocho horas sin actualizarse y el Messenger del BlackBerry no sirve. Luego de casi desbaratar y desconfigurar el celular porque yo soy de esos “mecánicos” que jura que la culpa es suya, me entero que hay una falla mundial la cual ha colapsado los celulares BlackBerry. Sólo algunos mensajes entran durante el día, todos ellos por supuesto cadenas y mensajes de “Act”. Prueba de que si llega a suceder un holocausto nuclear y quedan dos sobrevivientes, lo más probable es que jamás se encuentren al no poner “Estoy enterrado en Plaza Altamira” sino “Act”. ¡Mensos!

Resignado, he llegado a la conclusión de que no funciono sin el celular. Este ha sido el día más callado de mi vida. Con nadie he hablado salvo con mi conciencia. Y hasta ella se ha entrenado para hablar en 140 caracteres. Cierto, puedo mandar SMS, levantar un teléfono, meterme en Internet, pensar en los niños en Darfur que no tienen comida, mucho menos un celular. Pero me gusta enrollarme en mi problema de gente de la clase media. Es como Wall-E pero sin la destrucción. Por lo menos no estoy tan mal como la gente que le pone emoticones a su vida. Esos sí han debido sufrir hoy como nunca.-

Usuarios de iPhone que se pasaron todo el día riéndose sobre nuestra desgracia: ¡Fuera del tea party! Atentamente, la gente decente que les tendió una mano cuando su líder supremo se fue al Cielo.-

Tuesday, October 11, 2011

Oda a los Pipi Tingles


Sara mi amiga es una Mary Poppins en Nueva York. Todos los días va a recoger a los chamos al colegio y los lleva por las tardes a marearlos en clases de yoga, pintura, natación y me imagino que algo ilógico como finanzas para no financieros. Nunca le paro mucho porque no me interesan los niños que pueden hacer cosas que yo no puedo por esto de intentar ser "adulto". Hoy Sara me comentó que había llevado al chamo a un parque de atracciones porque le gustan la montañas rusas. Sin saberlo me dijo algo que el niñito había dicho lo cual le puso una palabra a la sensación que he estado buscando desde que nací: “Pipi tingles”.

Le prometí a Nina mi editora que más nunca iba a hacer referencias escatológicas en mi blog pero esto técnicamente no lo es. Los “pipi tingles” (amo la palabra) es esa sensación que tenemos los varones (imagino que las mujeres también) en el pipí cuando caemos al vacío en una montaña rusa o cuando la cabina de un avión sufre una pérdida de presión. A todos nos encantan los “pipi tingles” y es una lástima que se den en situaciones de peligro real o imaginado. Ignoro la causa científica del porqué se dan. Google no entiende cuando busco “¿qué causa los pipi tingles?"

Apartando el hecho de que soy un inmaduro, esto de los “pipi tingles” me recuerdan a las imágenes de una fotógrafa a la cual he venido siguiendo estas últimas semanas. Su nombre es Natsumi Hayashi, la reina de las levitaciones y caídas al vacío en momentos no peligrosas. Oriunda de Tokio, publica autorretratos en su blog Yowayowa Camera Woman Diary en donde se muestra en situaciones cotidianas levitando por los aires. La simplicidad y el silencio presente en sus imágenes ocultan lo que imagino debe ser una tediosa labor de pegar múltiples brincos para lograr la estética deseada.

La fotógrafa intenta publicar una imagen diaria en su blog y es una maravilla entrar en él para ver hacia donde la llevó la imaginación. No es fácil, considerando que realiza la mayoría de las fotografías ella misma. Todo mortal que alguna vez ha puesto un timer en su cámara sabe que cuenta con solo diez segundos para salir corriendo, poner pose de hipster entrando al Metro y sonreír antes de que el flash dispare. El resultado siempre es nefasto. Natsumi Hayashi lo hace como si fuera Campanita.

La foto que coloco arriba es mi intento de un “pipi tingle en una situación no amenazadora”, logrado entre el ensayo y el error de múltiples disparos. Hacerlo solo es sentirte absolutamente ridículo. Gozas como si estuvieras en un avión. Pero ojo, hacerlo entre semana jurando que el vecino no te ve es caerte a cobas. Mejor se lo dejo a Natsumi Hayashi.-

Monday, October 10, 2011

8 Anotaciones y 1 Acotación

I.

Hay maneras de terminarle a una persona por descubrir que te montó cachos. La manera mostrada en la foto arriba no es. Dignidad ante todo. Nadie vale tanto la pena como para el escándalo. A menos que pongas el nombre y la podamos buscar en Facebook. A todo el mundo le encanta ponerle cara a las zorras.

II.

Siempre he pensado que sería buena idea hacer un testamento viviente. No tengo intenciones de despacharme de este mundo en las próximas décadas y tampoco estoy deprimido. Pero a veces abro las gavetas de mi cuarto y pienso: “¿quién va a ser el curador de mi desorden póstumo?” El cuarto de uno es como una contraseña, solo yo me sé la clave de donde es que va cada cosa. Josefa es alta hacker y ha aprendido con los años que hay papeles que no se botan a la basura, hay libros que no se guardan. Ahora, ella no sabe lo que es verdaderamente un tesoro y lo que es una baratija para mí. Tengo que dejar una lista de Imprescindibles Toto. También una caja marcada “Cosas sin Importancia”. Se la dejaré a alguien enrolladísimo.

III.

No sé como hacen los nómadas o las africanas que amarran un motor home en una sabana y se lo montan en la cabeza para mudarse. El ropero que tenemos y no usamos nosotros es épico. Por ejemplo, todos tenemos ese blue jean viejísimo que reposa en el closet. Ese jean se deja porque alguna Edna Moda que nos puebla la cabeza nos dijo alguna vez “guárdalo por si alguna vez vas al centro”. Semejante ridiculez de otras épocas. ¿Quién demonios va para el centro disfrazado de George Michael en su época Wham!? Desvalijado sí, desteñido ¿cómo pa’ qué? Hay que aprender a botar el blue jean clasista.



IV. 

Se casó la Duquesa de Alba. Fue el mejor pre-funeral que ha visto España en los últimos tiempos. La gente la ha criticado por casarse de nuevo, con un señor mucho menor que ella y encima quitarse las chanclas para bailar flamenco con curitas en los pies. He reconsiderado mi posición con respecto a la Duquesa luego de su matrimonio. ¡Qué viva la pelo chicha! Esa doña tiene más real y más títulos que nadie y si se quiere casar con un toro ha podido hacerlo. Ojalá hasta tenga un hijo para verdaderamente revolucionar las portadas de la Hola! Por lo menos tuvo la decencia de no ponerle a los propios Monroe y Morrocan como Mariah Carey.

V.

Tuve que Googlear los nombres de los hijos de Mariah Carey. El nichismo hay que bloquearlo siempre.

VI.

Mujer a dieta: si hablas todo el día sobre comida, sirves los platos de los demás para ver cómo comen, comienzas a fumar para matar el hambre, te metes barras de granola en la boca y las escupes porque dices que te gusta tener el sabor entre los dientes, yo creo que tienes un problema. Por más que comas sanamente, tienes un problema. Por más que tus amigas te digan "marica, excelente", tienes un problema. La única persona que piensa que estás gorda eres tú. Si otra persona te dice lo contrario espero que entiendas que no es tu amiga.

VII.

Me incomoda la pregunta “¿y tú en qué andas?” en una fiesta. ¿Qué espera la gente que uno responda con esa pregunta? ¿Sobre el trabajo, sobre la vida o el modo de transporte? Creo que la solución más fácil es asegurar que todos tengamos tarjetas de presentación con alguna información que asegure al menos una segunda pregunta más interesante. En mi caso, se me ocurre poner Toto, buhonero. Le gusta el whisky. Odia las aceitunas. A fin de cuentas eso es lo que soy. También soy Idiota Peatonal de Referencia para Direcciones Aledañas al Centro Plaza pero eso me parece como demasiado echón.

VIII.

Una persona me pidió permiso para enseñarle mi libro a una editorial. Le dije que con muchísimo gusto pero que yo iba a seguir con lo mío. Cinco meses después me llamó para decirme que lo habían rechazado. Ahora soy un buhonero cuyo libro publicado por él mismo fue rechazado por una editorial que se tardó cinco meses en leerse un libro que se lee en tres cagadas. Eso no me parece para nada echón.

IX. 

El tweet más políticamente incorrecto que nadie hizo la semana pasada fue “iCoño”. Hubiera quedado de perla porque es la verdad pero nadie se aguanta ese calamar de insultos en épocas comprensiblemente tristes. La foto es el homenaje de Pixar a su creador. Cuesta creer que son los buenos los que siempre se van primero.-


Sunday, October 9, 2011

Madres de Piedra


El viernes pasado aproveché una diligencia al Centro Plaza para meterme en la función de las tres de la tarde de El Rumor de las Piedras de Alejandro Bellame. De esta película solo había oído que se había ganado un montón de premios en el Festival de Cine de Mérida y que era la candidata oficial de Venezuela para los Premios Oscar como Mejor Película Extranjera. Dos horas después salí convencido que esto es mucho más que una película, es un homenaje a las miles de madres en Venezuela que buscan que sus hijos progresen en la vida.

Diez años después de ver a su hija arrastrada por el río en el estado Vargas, una madre soltera lucha por sacar a sus dos hijos de un barrio de Caracas donde viven con su abuela enferma hacia una vida más digna y un futuro rico en oportunidades. Para ganarse el pan guinda pollos por el pescuezo en una fábrica. Se redondea al vender almuerzos a sus vecinos y guarda su boleta de ahorros en un tarro de azúcar. No duerme de noche, pensando solamente en deudas y en hijos que no llegan. Delia es su nombre y esta es su historia.

El público venezolano está cansado de degustar cotufas sobre películas que toman elementos clásicos de la realidad nacional para crear un formato de entretenimiento visual. ¿Hasta cuándo otra película más sobre pobreza, violencia y ganas? Es ciertamente comprensible pero la genialidad de El Rumor de las Piedras es que ha podido filmarse en una quinta de Prados del Este y la historia seguiría siendo la misma. Las desgracias en este país de varones criados por mujeres machas son diferentes pero la sensación de esperanza para lo mejor y la impotencia ante lo peor es compartida. Toda madre de alguna manera ha sido, es o será Delia, de piedra.

Las actuaciones son impecables gracias a un guión rico en referencias criollas que ponen hasta al más sifrino en contexto. Durante la proyección me puse a pensar en quien será el encargado de traducir los subtítulos. Pobre de él, es tan rápido y coloquial que uno se siente metido en la película apenas comienza. El guión hace que todos los personajes sean creíbles, identificables con personas que conocemos de carne y hueso, en donde la inocencia de quienes son al comienzo juega un factor importante a la hora de sobrevivir a las piedras que se le anteponen en el camino.

El Rumor de las Piedras, una muy buena película recomendable para ver y discutir en familia. Ojalá esta sea la esperanza criolla para una muy merecida estatuilla dorada en los Oscar. Será un gran homenaje a todas las madres de piedra que hay en Venezuela.-

Friday, October 7, 2011

Con Sed de Gozar la Fiesta


Entrar a los salones de la casa es mirar a muralistas fajados por terminar imágenes alegóricas a Alfred Hitchcock y otros personajes disimiles en pintura verde. Es la misma tonalidad de una veintena de botellas que cuelgan invertidas para formar una elocuente lámpara a la entrada de la casa. En el patio, una nevera invita a abrirla y coger una cerveza, mientras que en una fuente congelada reposan más latas para agarrar las que se quiera. Para los más puristas hay un bar, construido con cajas de cerveza amarilla. Pero aquí no hay nadie purista.

Zapatos de goma plateados con alas y stilettos de patente negro llevan a una centenada de camisas de cuadros, en V y uno que otro con tirantes rojos y pajarita hacia el jardín trasero de la casa. Un gran contador en cuenta regresiva se despliega a través de una pantalla. Faltan dos horas para algo y los invitados no saben para qué. Lo que sí se sabe es que el tiempo es oro y si eso es lo que va a durar la fiesta o si viene algo bueno después, entonces es mejor tomar una cerveza rápidamente. El gozar no lo perdona el tiempo.


En el medio del jardín hay una bañera llena de hielo con bastante cerveza. Al fondo hay un carro con un letrero en el tablero que dice “Mariche – Lagunita”. La maleta está abierta y también contiene hielo y un arsenal de cerveza. No hay ni un solo pipote de basura en esta verbena de hipsters por lo cual se sobreentiende que los carritos de supermercado puestos sobre la grama fungirán de Robotinas para esta noche de encuentros entre levadura y sonrisas.

Esta es una fiesta de detalles que apuestan por la simplicidad. Hasta el casete de la invitación ha servido como prueba de que esto es una noche para decretar que somos más felices con las cosas sencillas. El track del casete se oye bajo la mezcla de Trujillo y Pacheko, DJ’s de la noche y la música en vivo de Bacalao Men y Judy Buendía. Twitteros que se siguen se conocen por primera vez en versión 3-D, artistas chocan latas con modelos y los sifrinos se sacan la camisa del pantalón porque aquí no cabe el "qué dirán".


Faltan menos de cinco minutos para que el contador de la pantalla llegue a cero. El techo de la carpa se ha iluminado con una imagen de un cielo estrellado y un mundo comienza a aparecer. El conteo culmina en el “cinco, cuatro, tres, dos, uno”. No podemos negar nuestro venezolanismo al gritar “Felij haaaño” en unísono. La pantalla rueda la nueva campaña Sed Tu Mismo de Cerveza Zulia, la gran anfitriona de la fiesta. Una campaña que apuesta por colores Indiana Jones, amigos inseparables y juventud que no pone como héroe al paviperro que se toma su foto de perfil en Facebook sin camisa ni a la guircha que se toma la suya vestida de tanga frente a dos cactus en Morrocoy. 

Los héroes de esta campaña somos tú, yo y los panas. Una juventud auténtica, con un estilo de vida actual,  que le gusta sentir que no le venden una marca, le venden una experiencia. Esto es la manera de lanzar un producto, con el entendimiento que la gente goza más cuando se siente lo suficientemente motivada e incluida como para quedarse hasta las cuatro de la mañana de un jueves bailando con lata de cerveza en mano.


Siempre he dicho que una fiesta no termina hasta que no se comente al día siguiente en el desayuno. Esto es cierto para saraos personales pero no es lo usual en fiestas relacionadas con el lanzamiento de una marca o un producto. Hay algunos eventos que suelen seguir formulas repetidas que hacen del mismo algo para olvidar. Un correo de invitación sin seguimiento, poca intriga entre los asistentes, y un local indiferente poblado de promotoras y afiches de la marca con gente que más nunca se volverá a ver. Estos, se olvidan rápidamente.

Hay otras marcas, sin embargo, que comprenden la efectividad de la experiencia. Más allá de posicionar el producto en el consumidor de una manera obvia, el empeño en organizar un evento lleno de detalles que apuestan a la simplicidad, hacen que resalten del montón y logren que el invitado no solamente se lleve el producto en mente sino la garantía de que vivió una experiencia en la cual gozó con el mismo, entre panas y con buena música. Estos son los eventos dignos de reseñar al día siguiente. A Cerveza Zulia, vaya este brindis entre latas amarillas. Dieron en el clavo de saciar la sed de vivir a punta de gozadera.-


Thursday, October 6, 2011

TED en Venezuela: ¡Soñar en lo Posible!


La gran razón por la cual volví a la universidad para cursar la carrera de Estudios Liberales no fue por el descontento con mi título de Abogado. Nada más cierto. Volví porque me parecía irrisorio creer que a mis 24 años, la educación de mi cerebro terminaba con un título. Sabía yo sobre leyes pero nada sobre historia o política, mucho menos de economía y desarrollo. Esos cinco años más de estudios liberales me regalaron ese cúmulo de conocimientos que buscaba y que aún busco. Una vez que se deja la práctica de sentarse a estudiar comienza a imperar la brutalidad.

La página web TED me ha servido como una tercera universidad. El sentarme a escuchar historias de expertos en campos disimiles me ha permitido ejercitar mi mente y constatar que el cambio del mundo es posible. Solo es cuestión de interesarse de aprender a cómo hacerlo. Una lección invalorable que me he llevado de TED es sobre la educación. Despreciamos la educación artística a favor de una rica en matemáticas. Como consecuencia millones de potenciales pintores, escritores y bailarines se pierden de fomentar talentos a temprana edad.

Ayer asistí a una conferencia de TED organizada de manera independiente en los espacios de Ciudad Banesco aquí mismo en Venezuela. En Tedx El Ávila National Park catorce mentes brillantes se turnaron el micrófono para hablarnos sobre el cúmulo de acciones posibles en aras de hacer una diferencia en piso criollo. La revolución es una mala palabra hoy en día pero utilizada en el contexto del progreso, puede brindarle al venezolano todo lo que necesita para beneficiarse de ideas brillantes. “Se pueden levantar cuarenta puentes sobre el río Guaire en menos de un año para contrarrestar el tráfico” dijo el expositor Álvaro Atilano. Nadie le creyó. Pasó un video en el cual se construyó un edificio en menos de 90 horas. Le creímos. Querer es poder.

Aquí dejo algunas ideas expresadas en el foro para soñar sobre lo posible (mis disculpas a los expositores que no anoté):

Héctor Barboza (Plátano Verde): Sobre la experiencia de Por El Medio de la Calle: Más de 50.000 personas asistieron a la edición 2011 del evento. Devolver la calle al peatón ha permitido duplicar formulas en Puerto Ordaz, Valencia y Maracaibo.

Aquiles Báez (Músico): Recuperar espacios para la música venezolana es esencial en un momento en el cual la música criolla no brilla en el exterior. Conciertos caseros son formulas para dar a conocer talentos que no son necesariamente jóvenes. Jamás se debe apostar por la mediocridad. Instrumentos como el cuatro deben enseñarse en primaria. Vincula música con armonía, ritmo, melodía e identidad.

Roger Santodomingo (Comunicador Social): Una de cada tres mujeres sufren de maltrato doméstico. Acciones conjuntas de Venezuela con Amnistía Internacional ayudan a abordar la situación mediante exposiciones artísticas que ponen a la mujer al centro del retrato donde usualmente se coloca al hombre. Retratos contra el Maltrato es una unión de artistas y activistas que buscan transmitir el mensaje de no violencia hacia la mujer.

Luis Carlos Díaz (Periodista): La mala noticia es que la crueldad ha aumentado como se comprueba con el número de tiros en cada homicidio. La buena noticia es que la violencia es aprendida. Se puede aprender a no ser violento. Madres del barrio Catuche se reúnen semanalmente para hablar sobre los problemas violentos de su comunidad y relaciones entre sus vecinos. En tres años no ha habido ni un solo asesinato en este barrio. La idea es hablar sobre paz en todos los espacios para ver si alguien se entusiasma lo suficiente como para hacer algo al respecto.

Elí Bravo (Comunicador Social): La página web Inspirulina sirve como una plataforma para compartir emociones y ponerlas en marcha. ¿Cuál es ese chispazo de la inspiración detrás de un proyecto? En esta página web se reseña el momento. La idea es compartir las experiencias para lograr éxitos.

Guillermo Amador (Arquitecto): Proyecto Caracas Más Bonita. Las redes sociales son cambios paradigmáticos que no tienen fin. Por más que se trate, no hay manera de desconectarnos. Lo social es la gente. La gente no compra lo que haces sino el porqué lo haces. El social media es para escuchar. Si no escuchamos como sabemos que esa persona comparte nuestras propias ideas

Álvaro Atilano (Ingeniero Ambiental): El nivel de innovación en América Latina es bajo porque se asume que todo lo tecnológico está hecho. Es mentira. Hay que asumir que todos tenemos el mismo grado de genialidad. La innovación es un acto natural humano que no depende de la educación. El P-51 Mustang estuvo listo en 117 días. En China se construyó un edificio de de 15 pisos en 5 días. Es un ejemplo de lo que se puede lograr con la innovación tecnológica.

Sumito Estévez (Chef): El hambre nos hermana, nos igual, pero la gula nos convierte en ciudad. Basta un mínimo cambio de paradigmas para empezar a sembrar semillas culturales. Hay que tumbar muros imaginarios a punta de arepazos y aceite onotado. Las ciudades pueden transformarse a través del fogón. A la hora de planificar ciudades prosperas no podemos dejar de lado a la gastronomía.

Marcel Rasquin (Cineasta): La película Hermano se hizo con todo en contra. Otra película de barrio… Muros imaginarios nos dividen como ciudad y hace que no nos encontremos. Quejarte es más fácil que callarte y trabajar en lo que quieres. No hay atajos ni formulas. Hay que huirle a la poltrona, a lo cómodo. Hay que mirar para adentro buscando la verdad para encontrar el camino y lo más importante, hacerlo jugando.

Eglantina Zingg (Modelo): Proyecto Paz Venezuela. Podemos empezar con cosas pequeñas y soñar en grande porque soñar es gratis. Si la paz se convierte en el proyecto de todos, será alcanzable. La conciencia de paz es la verdadera herramienta de la transformación social. La paz un solo día es completamente posible.

Charles Brewer Carías (Explorador): El arte de descubrir: Hay que dar a conocer lo que nunca antes se buscó. Mi mensaje para todos los niños es que no se conviertan en adultos porque uno deja de explorar.

Apple: Nunca Olvides a tu Ratón

La temprana muerte de Steve Jobs ciertamente deja un vacío en Apple. Quizás hasta la visión sobre el futuro esté en tela de juicio, lo cual dudo. Igual, es bueno recordar la experiencia Disney el cual es un caso similar con un jefe carismático, omnipresente en todas las decisiones sobre la visión y misión del sueño. Walt Disney muere de cáncer en plena producción de El Libro de la Selva, una historia que apostaba por el musical como formato de entretenimiento al contar con el inimitable Louis Prima como una de las voces de los personajes. La compañía quedó devastada al no saber exactamente hacia donde ir con las historias.

Las películas siguientes, Los Aristogatos, Robin Hood, Bernardo y Bianca, y Peter y el Dragón, si bien buenas, carecían completamente de la magia impresa por la fórmula Disney que otrora había gozado La Cenicienta luego del bajo de la compañía en films animados como producto de la II Guerra Mundial. Hasta la manera de dibujar los personajes cambió (líneas más marcadas lo cual también venía de la introducción de las máquinas XEROX para no tener que dibujar 101 dálmatas).

Eran películas felices pero no inspiraban felicidad. Penny rescata el diamante en el fondo de la caverna, Madame Medusa es risible y no hay mejor personaje que Little John. Pero el “feel good” de Timoteo el ratón, la belleza estética de una Bella Durmiente (fracaso para Disney en su estreno debido a los altos costos aun cuando fue la más taquillera de 1959) y la música de Blanca Nieves sencillamente no estaban.

Costaría un cerro de sueños rescatar a una empresa en un mundo listo para competir con quien siempre lideró la carrera en la animación. Todos Los Perros Van al Cielo y Los Cariñositos de otros estudios fueron más influyentes en los niños de los ochenta que la apuesta Disney a los varones con El Caldero Mágico (quizás la más oscura de sus películas) y a un público más adolescente con el musical Oliver and Company. Disney como se conocía ya no era.

Bastó una sirena para rescatar la aventura, una bestia para elevar la canción y un genio para producir risa. Una frase de Walt: “Yo sólo espero que no perdamos de vista una cosa, que todo empezó por un ratón”, desempolvada por algún intrépido inconforme, le devolvió a Disney lo que nunca había perdido: el poder hacer buenas películas para todas sus audiencias aplicando la esencia del sueño en grande. Se tardaron bastante, lo cual sospecho no será el caso de Apple, pero comprendieron que la formula está ahí aun cuando el líder se vaya. Los grandes líderes tienen eso, la capacidad de enseñar a soñar para cuando ya sólo estén en los sueños.-

Foto PreludeVTEC01

Wednesday, October 5, 2011

El hombre hambriento, el hombre tonto


Cuando yo tenía ocho años, mi papá trajo a casa una computadora Macintosh. Como todo lo moderno que ha entrado a las casas, la victrola, la radio, el televisor y el Betamax, la computadora Macintosh ocupó un sitial de honor en el salón. Entre lámparas de abuela y sofás donde “no te sientes que me lo manchas” estaba un pequeño artefacto que con una luz resplandeciente y un relojito de espera interminable que cambió la manera de entretenernos. Un juego de trivialidades y el Mac Paint con sus sombras de ladrillos y grafiti constituirían mi entretenimiento familiar.

Mi colegio entendió tempranamente la revolución de la computadora. Ya en tercer grado metíamos siete floppy disks para guardar información. Se nos enseñaba a cómo hacer cuadros, aprender matemáticas a través de juegos y a escoger tipos de letras como Athens y London las cuales pasarían a formar parte de mis trabajos escritos. Trabajos que serían impresos en una impresora cuyo papel venía pegado y había que desprender de sus lados lo que lo hacía sujetarse a la computadora.

Hoy en día, cuando la computadora está ubicada en el bolsillo trasero de nuestros pantalones, pegada a nuestros oídos, puesta sobre nuestras piernas o sencillamente empotrada en una biblioteca como en los viejos tiempos, nos es difícil comprender lo retrógrados que éramos antes de tenerla. Un visionario, cuyo nombre aprendimos más tarde, cuando la moda, el mercadeo y las tiendas supieron darle más brillo que la manzana a colores de nuestros mozos tiempos, nos cambió para siempre.

Steve Jobs nunca nos vendió un producto, nos hizo darnos cuenta que lo necesitábamos. Tener una laptop, un dispositivo de música, o un teléfono de la marca nos simplifica procesos, eleva nuestro entretenimiento y nos conecta cada vez más a seres queridos. Podemos tener el producto o tener algo parecido (quien escribe jamás ha negado que adora su PC) pero lo cierto es que la filosofía detrás de la manzana es que siempre hay que mirar hacia donde esté la felicidad. Y si la tecnología puede contribuir en algo para ayudar a lograrla, allí estará Mac.

Larga vida a Steve Jobs por recordarnos sobre aquella revista científica que imploraba a mantenernos hambrientos y a mantenernos tontos. Porque esa es la única manera en la cual podremos hacer verdaderamente una diferencia. Manzanita, Quit.-

“Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente. Todo lo demás es secundario.” -Steve Jobs.

Monday, October 3, 2011

El Tea Party se queda autóctono

¡Listo! De vuelta al tea party como lo conocemos. El diseño nuevo era atómico pero cero personalizado y hasta yo me tardé horas en buscar una entrada que necesitaba como ayuda para un artículo que escribo para una revista. Gracias por el feedback. ¡Pronto más cuentos que es lo que importa!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...