Saturday, December 24, 2011

Unas cortas notas antes de partir

… y yo que hice la promesa de escribir en el blog todos los días de diciembre. No sé que me pasó que este año escribí cien entradas menos que en años anteriores. ¿O quizás es que me pasó de todo? Es una tragedia solemne que esta sea la última vez que escriba en el 2011 pues mañana salgo de viaje y cierro las rejas del tea party. Pero hay que saber encontrar mini alegrías en todas partes, pues la idea tampoco es caernos a ramazo limpio. Por ello celebro el año en el cual fui una persona “escueta” en mis textos. Está bien, floja.

Yo le doy gracias al 2011 por todas las cosas buenas que me pasaron… estoy tratando de pensar en una mala para no aparentar ser tan echón pero no se me ocurre… No, no se me ocurre así que voy a inventar que me quedé atrapado en un ascensor con una jirafa y le doy las gracias por ello también. Siempre he querido quedarme atrapado en un lugar con una jirafa.

El año que viene se perfila interesante. Eso me gusta. Solía ser ese tipo de personas que no le veía la gracia de celebrar el nuevo año. ¿Para qué si siempre es lo mismo? Ahora, no puedo esperar a que llegue el 2012. ¿Quién sabe quien seré? Lo que sí tengo claro es que no quiero aburrirme. No le temo a ser una persona aburrida pero sí le temo al aburrimiento como sensación.

A mis “Yo te Leo” no puedo sino darles las gracias por todo. Gente que me ha seguido desde un principio o que me lee de a raticos, que disfrutan de mis historias y que hablan de mis cuentos con otros. Es una gran sensación saber que algo estoy haciendo bien. No sé qué y espero no saberlo. Pero, de corazón, así sea un puñado de cinco anónimos los que leen mis letras, no puedo sino estar agradecido por el cariño virtual.-

Por lo pronto me largo de vacaciones. A sentarme en una tumbona donde rechazaré cualquier trago que no tenga un paragüitas junto al pitillo. A gozar sin saber qué es una computadora, un Twitter o un celular. Reactivarme para ver si cuando regrese me provoque volver a los sitios que me son familiares. Mejor aún, espero regresar para entrar a sitios que no conozco del todo. Hacerme amigo de gente que no conozco. Estimularme, pensar distinto, abrirme para escribir cuentos desde otras aristas. Llega un momento en donde ya nada puedes sacar de un queso de bola. Es hora de comenzar a probar el Camembert.-

Sunday, December 18, 2011

Una Gran jEVA


Eva llegó a mi blog por un artículo mío llamado “De Sueños Negros y Pijamas Bolivarianas” que le había recomendado leer su papá. Esto nunca lo supe sino hasta tiempo después cuando ya conocidos, abrazados y agregados en cuanta red social posible, me confesó ser la Presidenta del Club de Fans de Toto Aguerrevere.

Creo que no se lo dije nunca pero yo sabía que eso iba a pasar. Eva estaba destinada a ser mi amiga y yo amigo de ella. Desde el mismo momento en que quedó de cuarta en el Miss Universo (“¡de tercera!” siempre me regañaba) y puso una sonrisa de picada con el resultado, yo sabía que algún día nos encompincharíamos. Demasiado humor negro en una Miss atípica y edades similares como para no terminar siendo panas. Solo fue cuestión de esperar muchos años, abrirme un blog y escribir una carta de amor.

La noche en la que yo participé por segunda vez en el Concurso Cartas de Amor de Montblanc, Eva leía una carta fuera de competencia que le había escrito una ex ganadora del concurso y sobreviviente del cáncer. Era abril y ya había sido afectada por la enfermedad la primera vez. Amigos virtuales por casi más de un año sin habernos siquiera topado en algún encuentro de varios amigos en común, nuestro primer intercambio de palabras no fue un mero “Encantado” sino más bien un abrazo de oso y un muy elegante “¡Coño por fin!”.

Así fue nuestra amistad desde el principio, engarzados en conversas sobre canciones o mala televisión. De llamadas de “pásame a John Fabio que necesito que me explique algo de la Formula 1”, de vernos en fiestas y sentarnos a echar cuentos que cambiaban de idioma, como si los dos nos retáramos para ver quien hablaba mejor inglés. La acompañé a cumpleaños, a obras de teatro fastidiosísimas y a hacer diligencias. Nunca había un momento aburrido. Bastaba un “Darling…” en el celular para saber que ya se montaba un plan.

Publicamos nuestros libros en el mismo mes y aunque el de ella por razones obvias tuvo más impacto y cobertura, Eva fue siempre una gran piedrita de estimulo en mi zapato. “¡Saca más libros, Toto!” me decía, implorándome a que me diera a conocer más, que no fuera bobo al creer que mis letras eran para ser leídas en salones de familias solamente conocidas por mí. Tuvimos una gran camaradería al hablar de las diferencias entre ser publicado y auto publicarse y de ser los grandes comentaristas de la obra (y del Twitter) del otro frente a nuestros amigos.

Eva siempre quiso hacer radio y hablamos en innumerables ocasiones sobre hacer un demo juntos. Uno de esos planes que se conversan a las once de la noche y que con mi resaca no se concretaron al día siguiente. Pero hubiéramos gozado. Hace meses la llamaron de Onda para hacer la suplencia en el programa de Graciela Beltrán Carías y yo fui su primer invitado. Necesitaba a alguien de confianza, me decía, para no ponerse nerviosa en su primer día. Nada más alejado de la realidad, verla frente al micrófono era ver a una profesional en acción. Cuando sacaron al diario Sexto Poder de circulación, no tuve más remedio que burlarme y decirle que su columna "Dame tu Pin" había sido la culpable. Nos reímos mucho cuando mi tweet fue escogido por El Nacional como el Tweet de la Semana.

Sobre su enfermedad hablábamos poco. Más bien conversábamos sobre la salud del Presidente sin tener respuesta de cómo una persona, obviamente más conocida que Eva, podía tener una enfermedad similar, exponerse a quimioterapia y a la opinión pública y no retirarse hasta que se recuperara. Así lo había hecho ella. Lo que me gustaba era que Eva afrontaba el cáncer como algo que le había pasado y no algo que ella era. Lo suyo era ser esposa, mamá, hija y amiga. Si todo eso venía en Converse mejor.

Estuve con Eva por última vez en el estreno del standup Mi País Tu País. Ahora que lo pienso me parece chévere que así haya sido. Rodeada de amigos riendo sobre comentarios de humor negro dichos en escena. Ni cuenta me di sobre una mención casual que debía partir pronto a los Estados Unidos. Me despedí de ella como siempre: “Love you Darling!” sin sospechar que esa sería la última vez.

Ayer, cuando supe que Eva no estaba entre nosotros, me puse a pensar en todos esos momentos en los que estuvimos juntos. Y llegué a la conclusión de que fue un enorme privilegio esperar tantos años para que ella se declarara la Presidenta de mi Club de Fans. De conocer a su esposo y amigos y de saber que los pocos momentos que vivimos juntos fueron siempre alegres. Fue una persona demasiado especial en la vida de muchos.

Echaré de menos a mi amiga por siempre pero valió la pena conocer a esta reina de zapatos de goma, corte mohicano y actitud inconforme.Tal es el precio que uno paga por una amistad.

Love you Darling. Forever present in my tea table. I shall miss you terribly.-

Sunday, December 11, 2011

Toto y Rayma a la Conquista del Piropo

Cuando me llamaron de Circuito Exitos para participar en el Paseo Los Palos y decirme que iba a hacer un contrapunteo de piropos con Rayma la caricaturista me morí de la risa. Dos personas más disimiles en el arte de la conquista no podemos ser y aun así sonaba como una combinación perfecta. Dije que sí sin pensarlo y me anóté para la cita en EntreLibros, librería a la cual adoro a sus dueños por lo que fue como bajar a echar piropos en la terraza de mi casa.

Estaba nervioso, hacer esto con una mujer que da un mensaje profundo en una burbuja de dialogo de una caricatura no es tarea fácil. Nos habíamos twitteado toda la semana con piropos para animar a la gente a asistir pero pensar en los que yo iba a decir por micrófono me costó hasta que me senté a escribirlos.

El evento comenzó y nos sentaron en una tarima junto a Flor Alicia Anzola quien actuó de moderadora. La moderación fue buena al principio para romper el hielo, de hecho ella nos casó a mí y a Rayma allá arriba en la tarima, pero después no hizo falta. Yo gané confianza y comencé a lanzarme los piropos que había escrito y ya para ese entonces el show fue de los dos.

La gente fue tremendamente receptiva. Había caras conocidas que me veían y yo me reía con ellos. Una de esas miradas de “¿qué haces tú allá arriba?”. Al principio repartieron servilletas para que la gente escribiera sus piropos y yo los leía en tarima pero después se convirtió en un griterío de piropos. Dos que me encantaron fue un niñito que le dedicó un piropo a su abuela y una pareja de unos sesenta años que lo que faltó fue volverlos a casar otra vez. Muy bonito.

El momento seudo rock star fue después cuando terminó el acto. Madres de mis “Yo te Leo” tomándose fotos conmigo para mandárselas, firmas de mi libro, abrazos de extraños y celebraciones con mis amigos –quienes opinan que yo hablo fatal en público- diciéndome que esta vez me había transformado para mejor. Me gustó que me dijeran eso. Lo que no les conté fue que en la mitad del performance me reí y se me salió un pequeño gargajo el cual no tenía como limpiarme (Flor Alicia me veía horrorizada). Así es my life on the D-List.

Les dejo aquí los piropos que le eché a Rayma. Con los que más se rió la gente fueron con el de María Corina Machado y el de Maikel Melamed.

  • Quien fuera caricatura para que me dibujaras en tu futuro.
  • Si fueras una hamburguesa serías la McBella. 
  • Estás como Google en la bolsa: cotizable.
  • Retwitteame tus besos que ya soy tu follower.
  • Contigo al lado, el despecho de Adele no tiene sentido.
  • Tú y yo estamos como para mandar un attachment.
  • Estás como el iPad: elegante, sencilla e irresistible de tocar.
  • Tú y yo somos como la Mesa de la Unidad: agarraditos de manos.
  • No eres diferente, eres una edición limitada.
  • Estás como Venezuela según Venezolana de Televisión: perfecta.
  • Tú eres como las perlas en los afiches de María Corina Machado: auténtica.
  • Tanta miss muerta de hambre y tú más buena que una reina pepeada.
  • Eres como Maite en Venevisión: irremplazable
  • Estás como las panelitas de San Joaquín: pa’ darte vueltas entre mis dedos.
  • Eres tan buena caricaturista que hasta Mafalda te retwittea.
  • Estás como maracucho frente a la Chinita: pa’ santiguarse.
  • Me tienes como Los Palos Grandes: de paseo.
  • Estás como la ceremonia de los Oscar: llena de estrellas.
  • Contigo soy más feliz que alergólogo en época de capín melao.
  • Yo quiero debatir contigo. Entre sabanas.
  • Quien fuera Armando Scannone para amarrarte en su hallaca.
  • Te tengo más en agenda que visita de Tibisay a la peluquería.
  • Estás como Ilan Chester: para hacerte mil despedidas.
  • Te amo más que un hacker cuando descifra la contraseña.
  • Estás como para repetirte la campaña de Senos Ayuda: tócate.
  • Maikel Melamed me dio tips sobre como conquistarte. Me dijo: Si sueñas con Rayma, haz que pase.
  • Uslar Pietri quería sembrar el petróleo pero yo te veo y te quiero sembrar un hijo.
  • Eres más bella que una burbuja de dialogo de Quino.
  • Te quiero tanto que cuando no estoy contigo llamo a Aló Ciudadano a quejarme.
  • Tanta lola que has dibujado en tu agenda y yo tan triste que aun no te he tocado.
  • Mi amor por ti es como el Decreto de Inamovilidad Laboral: prorrogable.
  • El amor es un riesgo digno de malabarista pero yo le apuesto todo a Rayma Caricaturista.

Saturday, December 10, 2011

Hoy en EntreLibros a la Conquista del Piropo

Hoy de 4:00 p.m. a 10:00 p.m. Los Palos Grandes va a lanzar tremenda fiesta para celebrar el 3er Paseo de Los Palos Grandes con un paseo destinado a seducir la calle. A la Conquista del Piropo se llama el evento y promete ser todo un acontecimiento. Yo los espero muy emocionado en EntreLibros (2da Avenida de LPG cerca de Farmatodo) a las 6 p.m. donde estaré con Rayma haciendo un contrapunteo de piropos. Luego, estaré firmando mis Cuentos de Sobremesa para que se los lleven a alguien de regalito de Navidad. ¡Los espero!

Para descargar el mapa de actividades haz click aquí.

Friday, December 9, 2011

Los Problemas de Otros


Hace un buen tiempo alguien me dijo que la mejor solución a los problemas de los demás era no meterse. Lo más que uno puede ofrecer es ayuda y apoyo pero hay que tener muy en claro que el problema no es propio sino ajeno. Es muy fácil decir “ese no es mi problema”, inclusive liberador. La pregunta que me hago es ¿qué pasa cuando no es un problema tuyo pero te afecta igual?

Cada año que transcurre me doy cuenta de que las mañas y hábitos de familiares y amigos que me rodean me afectan. Y cada año me pregunto: “¿cuándo es que nos vamos a sentar a discutirlo?”. Vivo en un mundo rodeado de potenciales Susanna Kaysens y Randle McMurphy’s que son catalogados como “déjalo vale si él es divertidísimo” o “no le pares que ella es así”. No es divertido, es alcohólico. No es así, está deprimida.

Todo el mundo tiene un problema, un secreto, un miedo, un talento y una virtud. Los que tienen dos más son unos echones. Y por alguna razón nos cuesta entender que el talento y la virtud son las herramientas necesarias para despojarnos del miedo de revelar el secreto y resolver el problema. Pero, ¿estamos calificados para decirle a alguien que tiene un problema que nos afecta cuando nosotros mismos tenemos otro?

Yo he sido muy franco con mi adicción al cigarrillo. La brutalidad es que no lo he dejado. No debe ser mi único problema en la vida pero es con el cual me siento identificado más. ¿Cómo le digo yo a una persona que se fuma la vida cuando yo no me quedo atrás? Ahora me pongo a pensar, ¿es problema de otra persona el decirme que yo fumo demasiado? No. El problema es mío.

Lo que me afecta es que no sé si las personas que me preocupan consideran que su adicción o comportamiento es un problema. Si se acuestan pensando en el secreto o el miedo de admitir el problema o si para ellos simplemente es un trago más, una pastilla, una dieta estricta o una partida de póker. El no hablar de los problemas personales en la cena de muchas familias ha hecho que el tema tabú se prolongue. Una vida donde el mantra “todo el mundo lo hace pero nadie habla sobre ello” impera cuando la felicidad y la comprensión estaría precisamente en afrontar el problema de manera grupal.

Me cuesta hablar de las personas que me afectan y su problema para publicarlo en el blog y quisiera ser más franco al escribir. Pero soy parte de una educación de cajita de cristal donde todo es perfecto pues a fin de cuentas nadie anda en pijama a las diez de la mañana, ni se cortan las venas ni tienen amantes o familias paralelas. Pero una adicción con un hábito social permitido es lo mismo, a mí nadie me engaña. Una dieta no es dieta cuando una persona no hace sino hablar de comida todo el día. Hay algo más.

Lo bueno es que he encontrado que mis amigos se han quitado la careta. Que estos son temas que hemos comenzado a hablar en la mesa de la misma manera con la cual hablamos de cine. Un pequeño grupo de autoayuda en el que hemos podido ventilar las preocupaciones familiares y amistosas. Y lo que he descubierto es que no es frustración la sensación que da al confrontar a las personas con su problema. Es el miedo, real y palpable, de terminar en un futuro de la misma manera. Inevitablemente los problemas de otros que nos importan terminan siendo un temor egoísta.-

Tuesday, December 6, 2011

Voto Donde Sea



Mis amigos que viven en el extranjero siempre me dicen que quieren colaborar con el proceso de votación en Venezuela pero que no saben cómo hacerlo. Muchos me dicen que participar puede llegar a ser complicado o engorroso. Otros sencillamente comentan que no conocen a las personas u organizaciones adecuadas a las cuales pueden acudir para echar una mano. La verdad es que hay una tarea titánica por hacer fuera de nuestras fronteras y afortunadamente cada uno de los que enarbola la tricolor en otro país tiene la fortuna de poder contribuir al cambio.

La fundación Voto Donde Sea @votodondesea ha estado trabajando incansablemente para lograr que todos los sensacionales expatriados acudan a las urnas electorales a depositar su voto para mejorar el futuro de nuestro país. Sus miembros no están afiliados a ningún partido político, son tan criollos como el cochinito de los estacionamientos y lo que buscan es informar, facilitar y fomentar la participación electoral de los ciudadanos que residen en el exterior.

Yo creo que cada venezolano que vive afuera o que como yo tiene un amigo expatriado puede hacer dos cosas para colaborar. La primera es hablar con Voto Donde Sea a través de su Twitter, e-mail o página Web y fastidiarlos hasta más no poder preguntándoles en donde se pueden meter para ayudar. La segunda, y más importante, es que cada vez que vean a un venezolano que vive afuera le pregunten si está inscrito en el consulado del país donde vive para ejercer su derecho al voto.

Hay más de 650 mil venezolanos en edad de votar residiendo en el exterior y sin embargo solo 68 mil de ellos están inscritos en su consulado para participar en las elecciones del 2012. A los dos venezolanos que viven en Tonga y que no hay manera de contactarlos se lo perdonamos. Pero a los demás, insisto, debemos abordarlos para preguntarles la razón por la cual no se inscriben. Siempre creemos que son los amigos de otros los que no se inscriben cuando en verdad son nuestros propios panas. Las cifras lo demuestran así. Hay que preguntar.

Todos sabemos por experiencia que cada vez que los venezolanos se reúnen para hablar del país nadie se queda callado (y si no es mudo porque no hay otra explicación). El desconocimiento del proceso en el consulado, el miedo a entrar en una lista o el firme deseo de querer olvidar y comenzar una vida nueva como expatriado pueden ser otras razones de la poca receptividad hacia el voto. Estoy hay que cambiarlo.

Solo falta que un venezolano inscrito hable con otro que no lo esté y lo acompañe durante el proceso. Quien lea esto y no haya hecho la pregunta “¿estás inscrito?” a otro paisano ya sabe cuál es su tarea: contactar a Voto Donde Sea y encontrar al primer criollo para decirle que cada voto cuenta, que él es tan útil como el emocionado de 18 años que va a votar por primera vez o como el abuelito que se colea en la fila de la tercera edad porque que ladilla, él no va a andar compitiendo por quien tiene el bastón más de pinga. El conductor Eduardo Marturet lo dice en el video: “yo voto donde sea”. Lo cierto es que cada venezolano que se fue a conquistar el mundo también lo puede hacer.

En su página web, VotoDondeSea.com, la fundación comparte la información más reciente sobre el Registro Electoral venezolano así como los requisitos para inscribirse en cada uno de los consulados. Así mismo, utilizan su página en Facebook y la cuenta en Twitter @VotoDondeSea para responder preguntas y atender denuncias y dar el número de una señora que hace hallacas (esto último lo inventé porque me daba fastidio terminar todo campamentero cuando en verdad lo que quiero es que no se quede nadie sin votar).-

Monday, December 5, 2011

Mesa para Cinco

Hay favores chéveres. Por ejemplo: “acompáñame este miércoles que tengo la inauguración de una marca de champaña”. Luego están los míos: “¿tú me decorarías una mesa para un evento que tengo sobre mi libro?” He hecho ambos y la ironía es que mientras tengo que jalar mecate para que alguien vaya a echarse palos gratis conmigo, solo tuve que hacer cinco llamadas para que cinco mujeres accedieran a montarme una mesa.

Como conté aquí en el tea party, Iskia me ofreció hacer una tertulia en su tienda de Las Mercedes para celebrar que mi libro Cuentos de Sobremesa se va a ofrecer como regalo en sus tiendas y online. Me propusieron crear una sobremesa pero la mesa que yo tengo en mente es la de un tablón enorme bajo lámparas japonesas que guindan desde un araguaney que no florea. La idea de talar un árbol y meterlo dentro de la tienda no les gustó por lo cual nos fuimos por lo seguro y llamé a cinco amigas para que me vinieran a ayudar.

Escogí a cinco personas que sabía se iban a gozar el plan. No debe ser fácil para una mujer entrar a una tienda para escoger su mesa soñada y que no salga sin nada bajo el brazo. Pero ellas me cumplieron y muy a pesar de la lluvia y el tráfico que colapsó a Caracas ese jueves, ofrecí una tertulia entre gente chévere con mesas variadas. Eso me encantó, les di rienda suelta para que hicieran la mesa como si ellas se fueran a sentar a echar cuentos. Estas son:



La mesa de mi Señora Madre: claramente esta musa no podía faltar y esta mesa me encantó porque es una pensada para un hombre. Mi mamá agarró mi colección de soldados de plomo y los regó por toda la mesa, lo cual provocaría un genial tema de conversación. Los velones chorreados me parecieron geniales. En Iskia le dijeron: “pero Señora Madre ¿cómo va a poner eso si está usado?” Ella contestó: “pues así se ponen. Además nosotros estamos pelando así que mejor que sea viejo y usado. Eso denota felicidad”.



La mesa de Penny Lane Buroz: esta mesa me encantó porque La Buroz es detallista hasta con la bolsa donde mete las hallacas para regalar. Amiga mía desde que eramos pasantes y fiel groupie del tea party, La Buroz se encargó de personalizar la mesa con los nombres de algunos personajes que salen en mi libro -La Chica Bond, It's Good to Be, La Catira Tropical- para recrear un ambiente donde solo los locos se sientan. Hasta el esposo participó buscando las servilletas así que esto fue como una mesa creada en familia. Lo mejor es que los "personajes" detrás de los personajes vieron sus servilletas y nunca se sintieron más famosos. Ni con mi libro pues...



La mesa chic de las Terremotos Atencio: Mi amiga La Denueve y Sarah Jessica Parker su hermana son dos mujeres que les encanta todo el mundo de la moda. Son más educadas que las hijas de Carreño, cultas y de bajo perfil pero si ven a la Duquesa de Alba ténganlo por seguro que le gritan: "hey sister soul sister, let me hear that soul sister". Están locas de perinola y yo las quiero por eso. A ellas se les ocurrió crear una coffee table con sus zapatos, arrimando cojines, velones y todo lo que pudieron encontrar para hacer que esta fuese una mesa de servirse e ir a sentarse con una copitapor ahí bajo un velón a cantar Neil Diamond. La Denueve está en Nueva York por lo cual esta mesa fue arreglada por Skype.


La mesa de la Queen Zubi: mi socia la Queen decidió que ella no soporta más el año y que necesita viajar por lo cual puso unos platos de pajaritos para salir volando cuanto antes. Usó unas torres Eiffel de la marca Merci Gustave! que los dos hemos visto por ahí y queremos tumbarle el negocio para el año que viene. La mesa es exacta a ella, solamente lo esencial incluyendo los libros de cocina de Armando Scannone porque él es como un tío para todos nosotros y bien merece su puesto en la mesa.


La mesa de Phoebe Anticuaria: Me encanta Phoebe Anticuaria porque ella es como despalomada pero esplendida. Las otras le temían a ella en una competencia ficticia que traté de crear porque ella es como esa gente que va a San Antonio de los Altos y regresa con regalos para la familia. Es demasiado detallista y las fiestas en su casa, así seamos cuatro personas, siempre quedan como si fuera la celebración del siglo. Aquí creó una mesa de desayuno con puros pájaros y frutas de colores que provocaba hacer panquecas ahí mismo y sentarse con el periódico del domingo.

Lo más cómico del evento fue que se me acercó un chamo a quien no conocía para exigirme que le diera respuesta sobre donde estaba la mesa de Josefa. Me reí y estuve completamente de acuerdo con él, una mesa sin Josefa es un tea party celebrado cuando ella está en misa. Otra cosa, conocí a dos niñas "Yo Te Leo" simpatiquísimas, a quienes les firmé el libro. Se veían emocionadas pero creaaaaanme que yo me gocé ese seudo rock star moment más que ustedes! Gracias a todos por haber ido.-

Friday, December 2, 2011

La Noche en la que (No) Murió Lila Morillo


Sucedió mientras me vestía para una fiesta. Decidí revisar el Twitter para ver si valía la pena ir cuando vi un Retweet de la cuenta de Lilibeth Morillo: “Tengo la dura tarea de informarles el triste fallecimiento de mi Madre La Gran Lila Morillo, tengo un dolor muy profundo”. Olvidada mi fiesta. Nuestra gran Lila Morillo, la del cocotero, el moñongo y la pollina cuadriculada, había ascendido a esa parte del Cielo donde no admiten a nadie sin lentejuelas y uñas quita y pon.

No me sé el nombre de más de cinco canciones de Lila pero siempre le he tenido respeto. Una mujer que haya estado casada con mi ídolo El Puma merece mi total admiración. Su entorno familiar, nuestra versión autóctona de las Kardashian, es tan nuestro como las panelitas de San Joaquin. A tal punto que cuando se anuncia una lluvia de estrellas en Caracas, siempre me imagino a Lila, Liliana y Lilibeth lanzándose en parapente desde la Mansión Morillo (esa gente no le dice “casa” a su casa ni de cajón) .

Ahora, ¿cómo que se murió? ¿Qué hace uno, como dice @ledvarela, cuando se muere Lila? ¿A quién le llora? A nadie pues porque tampoco es que el fanatismo es de sentarse debajo de un cocotero a lanzar piedras en su memoria. Pero es una gran pérdida sin duda. Lila, allá arriba con Amador Bendayán, esperando por las Mirlas que actúan en el show “Véanlas Antes de Que Se Mueran”. ¿Qué hice yo? Pues decírselo a la única persona que verdaderamente le pegaría el notición que prometía opacar la noticia de la inauguración del Salón Kirchner en Miraflores: a la Comae Josefa.

Bajé a la cocina y me encontré a mi hermano en la escalera. “Se murió Lila Morillo”, le dije. Me respondió: “¿Cómo se lo vamos a decir a Josefa?” Exacto. Una señora que lloró a Celia y que todavía no se repone del divorcio entre Chiqui y Sarcos no se toma estas noticias para bien. Se lo dije de la mejor manera posible: “Comae, se ha ido al Cielo nuestra gran Lila Morillo”.

Josefa se llevó las manos a la cabeza. “Ay no Don Totín, ¿cómo puede ser eso?” Se puso a colar café –ella hace eso cuando está nerviosa- y le sobé la espalda. “¿Y de qué se habrá muerto la señora Lila, Don Totín?” Buena pregunta, esa no la tenía. Salí a la terraza a revisar el Twitter y escribir mis condolencias. Dado que siempre he pensado que Lila merece ir al Panteón Nacional, o en su defecto su pollina a un museo, puse eso. Me atacaron por insensibe cuando en realidad esa pollina es tan patrimonio como lo es el parche de Walter Martínez (quien considero no debe ir al Panteón sino a Optica Berl).

Como no se decía nada sobre la causa de su muerte, comenzaron los rumores de que nuestra Lila no se había ido. Globovisión desmintió la noticia finalmente: “Hermana de Lila Morillo dice que está viva, en Miami con sus hijas y nietas”. Un hacker, otro de muchos, había entrado a la cuenta de Lilibeth y puso el mensaje que llevó a la reina de las polémicas al primer lugar en el Trending Topic de Venezuela. Lila estaba vivita y coleando. Me la imaginé jugando Wii.

Fui a la cocina donde vi a Josefa sentada con su café: “¡LILA VIVE!” le grité. “Ay mire Don Totín que yo ando muy chacarera pa' que usted juegue así conmigo de esa manera”. Me senté con ella para explicarle todo el tema de los hackers, lo cual dio pie para un momento 'Josefa aprende sobre el mundo del Twitter'. Luego de la lección me dijo:  “Don Totín, no me vaya a abrir ese Twitter a mi porque los dejo. Ahora, prométame que la señora Lila está bien de verdad, verdad”. Se lo prometí.

Tarde en la noche me puse a pensar sobre las muertes falsas. Al Tío Simón lo matan cada año, mientras que ayer les tocó a Teodoro y hoy a Lila. Y si bien son de mal gusto, de pésimo pues nunca son los que verdaderamente queremos mandar a jalarle mecate a San Pedro, también son una gran prueba de que este país quiere a su gente. Ningún hacker puede meterse con ese sentimiento. Y eso, es un gran alivio.

Cuando nuestra Lila Morillo se vaya de veras, será una solemne conmoción. Mientras tanto, hay jaulas de oro para rato. Salve Lila y su pollina. La única lección de todo esto es para su hija Lilibeth: reina, tu contraseña NO puede ser “cocotero1”. Se cansa uno de explicar.-

Thursday, December 1, 2011

La Navidad de Sembrina


Hoy en Venezuela, una jueza dijo que la referencia “hijo de puta” no es una ofensa pues quien la dice cumple con su libertad de expresión. También dijo que los hijos no pueden demandar por la difamación e injuria de sus madres sino que tiene que ser la que no es puta quien lo haga. En otros, con el encendido de la Cruz del Ávila, en medio de fuertes trancas y medidas de seguridad por la Cumbre del CELAC, Venezolana de Televisión le dio la bienvenida a la época de Sembrina. Los felicitamos, es la primera vez que el canal llega a Trending Topics sin que Mario Silva llame "hijo de puta" a una persona y salga ileso. Cosas que pasan aquí en la tierra de lo posible. Llévatelo.-

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...