Sunday, January 1, 2012

Un Trompetazo al Año

A comenzar el año creyendo en lo imposible. En lo que no puede ser, lo que no se va a dar y lo que jamás pasará. A comenzar el año creyendo en puertas cerradas y en gente más grande, más fuerte y más estúpida que tú que te recuerdan lo infinitamente diminuto que eres en esta vida. A comenzar el año creyendo que no puedes, no entiendes, no quieres, no sabes sobre el mundo que jamás ha sido tuyo. A comenzar el año creyendo que nadie le toca trompeta a una esfinge para que se mueva.

A terminar el año sabiendo que por cada paso que no distes, otro lo dio en tu lugar. A terminar el año sabiendo todo sobre las puertas abiertas y en gente más grande, más fuerte y más inteligente que tú que se desvivieron por recordarte lo infinitamente grandioso que eres en sus vidas. A terminar el año sabiendo que no solamente pudiste, sino que quisiste, entendiste y supiste sobre el mundo que siempre ha sido tuyo. A terminar el año riéndose de lo imposible. Porque una vez Louis Armstrong le tocó una canción a su esposa frente a la Esfinge. Y esa sola imagen hace que todo sea posible.




No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...