Wednesday, February 8, 2012

Día 8: Un Asunto de Honor

La leyenda cuenta que aquellos hombres que se sienten sobre las raíces del árbol de las diecisiete ramas doradas gozarán de la gloria eterna en los cielos de Buda. Pero llegar hacia él es una tarea innoble. Siete colinas, siete montañas y siete riachuelos debe cruzar el valiente explorador que desee encontrar el místico árbol. No hay mapa en el mundo que registre tal locación, dejándoles la cartografía a ciegos ancianos y viudas de negro que buscan susurrar a sus nietos de noche.

Diecisiete soldados rusos burlan la frontera y se adentran en los tupidos bosques de Mongolia. El general Aleksandrov, líder del batallón, ha perseguido el sueño de encontrar tan dichoso árbol desde pequeño. Su vida entera la ha dedicado a recorrer las cuatro esquinas del continente asiático con la esperanza de sentarse a descansar bajo la sombra dorada. Su empeño le ha ganado la mofa de sus generales contemporáneos, la incomprensión de sus subalternos y las lágrimas de su esposa. Es un hombre tras la conquista de la última gran cruzada, perdido de la cabeza por encontrar un árbol que no existe.

Aleksandrov se ha prometido a si mismo que de no encontrar el árbol en Mongolia volverá a casa. Ignora si su esposa lo espera; suficientes soldados lo han abandonado como para no pensar lo contrario. Solo dieciséis hombres, soñadores como él, inspirados en la leyenda de la gloria divina y el anhelo de un hombre que nada tiene que hacer caminando en selvas, continúan acompañándolo en su misión.

La suerte ha corrido con ellos esta vez. Seis riachuelos han mojado sus botas luego de haber pasado siete colinas y dormitado en el pico de siete montañas. Un pequeño río ha constituido el séptimo de la historia, llevando a los hombres a trepar por el costado de una última montaña.

El comandante Cheverin, quien lidera el camino de los diecisiete soldados, detiene sus pasos. Una inusual oleada de sol ha roto el frío de la mañana y con él, puede apreciar una visual a la distancia. Respira profundo ante tal magnificencia, a sabiendas de que en un instante se volteará hacia el general Aleksandrov para comunicarle un asunto de honor.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...