Friday, March 2, 2012

Mi Cuarto en Ama de Casa


Anoche cuando develé la exhibición de mi cuarto en la tienda Ama de Casa en Los Palos Grandes una periodista me preguntó, “Ama de Casa ha colaborado con César Miguel Rondón y Margarita Zingg para producir habitaciones exitosas. ¿Cómo explicas que Toto Aguerrevere sea el tercero de la serie? Le respondí sin titubeos, “debe ser porque soy simpático”.

Ama de Casa se acercó a mí a principios de año para proponerme montar el cuarto de mis sueños en su tienda. Dudé al principio por la misma razón de la intención de la pregunta de la periodista. Quién podría estar interesado en ver mi cuarto más allá de Josefa escapa de mi raciocinio. Pero la duda me duró cinco minutos. ¿Hacer el cuarto que yo quisiera, combinando mis cosas con productos que me gustan sin que nadie me dijera que no? Hell yeah!



Recuerdo que les pregunté muy seriamente quien sería la mujer que me decoraría el cuarto. La gente de Ama de Casa me miró extrañada y me dijeron, “nosotros te ayudamos pero la idea es que lo decores y amuebles como tú quieras”. Eso no lo podía creer. Mi tesis es la siguiente: los cuartos de los varones siempre son decididos por una mujer. Un hombre sale de casa de sus padres y deja un cuarto que fue decorado por su mamá. El color azul de la pared que alguna vez quiso quedó en el deseo pues –y asumiendo que todas las mamás son como la mía- “el azul no pega con el color de la cenefa”. (Confieso que me costó años entender qué carrizos es una cenefa). De ahí sale a vivir con otra mujer que le va a decir “¿una mesa de billar metida en el cuarto? Sí vale, como no” #not.

Con carta blanca y rienda suelta, les dije lo que yo quería: el cuarto que utiliza un coleccionista de cachivaches para dormir la siesta. Donde todas las paredes y muebles estuviesen forradas de objetos curiosos sin valor alguno salvo para la persona que vive en el cuarto. Lo más importante, yo quería un cuarto donde la gente pudiera entrar y tocarlo todo, curiosear los muebles, abrir las gavetas, mirar las fotos y pensar que si en algún momento se construyen un cuarto de siesta que los haga felices, es solo cuestión de rodearse de cosas que les han hecho la vida memorable.



El problema es que el cuarto de un coleccionista de cachivaches no se logra con dos soldaditos de plomo y una medalla de campamento. Yo lo que hice fue una vulgar invasión a la tienda de Ama de Casa. Allí está la cama “como la de Simón Bolívar” donde yo dormía de chamo, mis soldados, cuadros que me han hecho feliz y un escritorio exacto como yo lo tengo en casa: un orden desordenado. En las paredes verde pistacho guindan fotos del Reto al Salto que inicié en mi blog cuando cumplí treinta años. Puras imágenes que no hacen sino sacarme sonrisas. Todo esto está combinado con toallas de Ama de Casa que escogí yo con cojines, almohadas y un cubrecama sensacional que también me proporcionó la tienda. Lo que más me gusta son unos “corchos de adulto” como los llamo que colgamos en las paredes. Ya no estamos en edad para tener un corcho pero esta es la mejor solución de todas.

Anoche fue la inauguración. Cuando le dije a la periodista que yo creía que me habían escogido por ser simpático, la periodista rió con mi respuesta. Vio a su alrededor cómo la gente tocaba los libros, abría gavetas y señalaba los cuadros y me dijo “por lo menos la gente piensa eso del cuarto”. Yo le respondí de vuelta, “esa era toda la idea. No importa tanto el nombre del autor del cuarto si a nadie le va a provocar sentarse en la cama". (Claro, habían seis personas sentada en la cama viendo un álbum de fotos en ese momento así que quedé de lujo con mi respuesta filosófica).


Fue un trabajo de colaboración y debo decir que estoy encantado con el resultado. Es tan mi cuarto soñado que esta mañana me desperté en mi propio cuarto y pensé “aww, yo me quiero despertar en Ama de Casa”.

Aquí con todo el equipo ¡Gracias por Ama de Casa por esta invasión sensacional!

Quiero invitarlos a todos para que pasen por la tienda Ama de Casa en Los Palos Grandes para que vean mi cuarto. Va a estar expuesto allí por dos meses. Entren a curiosear y si se lo gozan me dejan una notica por ahí. Lo mejor del cuarto es que cada esquina tiene algo para descubrir, cada detallito está ahí para ser tocado y visto.  Ama de Casa – 4ta Transversal Los Palos Grandes, diagonal al Rey David (tiene estacionamiento).





No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...