Monday, May 28, 2012

Twittear como los grandes

(y no ser unfollowed en el intento)


Cada mañana cuando me levanto, reviso las menciones que la gente me ha hecho en Twitter. #Yoconfieso que la que más me ha gustado es esta: “¿quién coño es @totoaguerrevere y porque lo retwittean tanto?” A esa persona le respondí en su momento: “Toto es campeón intervecinal de Badminton.” #Yaenserio, creo que la razón del retwitteo es porque yo decidí abrirme un Twitter para decir lo que pienso. Sobre cadenas presidenciales, Quién Quiere Ser Millonario y sobre Gaby Espino. Resulta que más de uno piensa como yo.

Esa es la nota del Twitter. Por fin encontramos una herramienta que nos acerca a gente que han debido ser amigos de nosotros desde chamos. Compartir chistes o pensamientos sobre un evento en televisión que estamos viendo es perfecto. También sirve para odiar a @ricardoarjona. Aparentemente hay que detestar a Arjona para que no te insulten en Twitter.

Hay gente que se muere por tener miles de seguidores. Yo daría todo por tener diez. ¿Saben lo difícil que es caerle a una mujer y no poder twittear que me molesta que me deje esperando en la puerta del edificio cuando la voy a buscar de noche? A mí me sigue @soymalandro. Yo twitteo eso y me espera en la entrada para tumbarme el carro.

No existe una gran fórmula para twittear salvo la de ser uno mismo. Una fórmula #masiaomarico pero es la pura verdad. Es muy poco probable que alguno de nosotros llegue a tener los dos millones de seguidores que tiene @montanertwitter (que por cierto #WTF?) pero yo creo que lo mejor es twittear lo que pensamos y ver cómo nos va. Si todo eso falla, quizás no sea malo considerar las siguientes reglas básicas:

1) Tu biografía será de rock star: Está perfecto que seas graduado universitario, defensor acérrimo de un partido político y amante de tu perro. Tu abuela está orgullosísima de ti. Pero yo no te conozco y además ya tengo un perro. Piensa creativamente a la hora de crearte una biografía. Darth Vader no necesita presentación y mira la suya en la cuenta @darkside: “Community Manager para el Lord Sith pero los tweets son míos. Asmático. Papá de dos Jedis revoltosos. Amo personalizar álbumes de fotos, a Beyoncé y la dominación galáctica.” Follow de una.

2) No pondrás tu pin en tu biografía: Porque ni @canalesdiosa es tan desesperada como darle su pin a todo una nación. Tú eres un twittero serio. Tampoco dirás “sígueme y te sigo”. Si algo hemos aprendido del sexo oral es que esa negociación previa no funciona.

3) Considerarás la foto de tu avatar: Es #masiaotuky tomarse una foto frente al espejo enseñando tus abdominales. Es de #foreveralone la foto de nada-es-más-natural-que-yo-riendo-mientras-no-me-doy-cuenta-de-que-me-toman-una-foto. Y es #WTF la foto estándar del huevo morado de Twitter. Pon una foto como eres tú. Lo que twittees se encarga del resto.

4) Twittearás pensando en otros: Hay gente que twittea “Enrollado en la cama con mi gordita bella viendo tele”. A menos de que tu gorda bella sea Natalia Streignard (o Adele), los demás pensaremos que eres un idiota. Si vas a estar en la cama twittea algo como “los techos no son más que paredes con ambición”. Es de #foreverpelabola pero mira, lo somos todos.

5) No le darás #Follow Friday a @luischataing: Chataing tiene más de un millón de seguidores. La única persona que falta por seguirlo vive debajo de la Piedra del Cocuy. Allá no hay señal.

6) Retwittearás a @urbebikini cuando mencione a @carlaangola: Porque es el deseo de todos los lectores que Carlita se destape y nos haga el favor de salir en la portada. Mientras más nos unamos a la campaña #tedeseamos, más cerca estamos de lograrlo.

7) Cambiarás tu contraseña con regularidad: Si algo aprendimos de @PadronLeonardo es que “mariaca1” y “lamujerperfecta” no son contraseñas. En este mundo cibernético donde el hacker impera, es bueno estar precavido. ¿Nadie tiene como contraseña la palabra: “inhackeable”?

8) No le dirás a nadie que lo vas a dejar de seguir: No hagas un show de eso, deja de seguirlo y ya. A menos de que dejes de seguir a tu novia, pues. Ahí sí como que le tienes que decir.

9) No plagiarás los tweets de otras personas: Copiarse un tweet de otra persona es plagio, copiarse de varias es investigación. #Enserio no plagies (#yoconfieso que me plagié esta última cita).

10) Si estás medio #quienestáborracho como dice @eliahwood, adelante twittea: Te dará una vergüenza máxima a la mañana siguiente pero también te darás cuenta de que eres un tripeo cuando no te preocupas tanto por lo que la gente piensa de ti.

Goza el Twitter, no te lo tomes tan en serio. Así no llegues a ser un “tweet-celebrity” o te retwitteen cada vez que des los buenos días con entusiasmo como @maickelmelamed, lo mejor que vas a conseguir es gente pana para esos días en que odias al mundo en 3D. Por sobre todas las cosas sé tú mismo. Ese es el tipo de gente que vale la pena seguir. Y bueno que si a @cnnenespanol.-

Revista UB - mayo.

2 comments:

marlonmujica said...

Que gozadera deberias hacer un manual para todo lo cotidiano

Michelle Lorena Hardy said...

Hola, nombre esté post en mi blog de hoy, te quedó bien bueno. http://chicadelpanda.com/2012/06/15/el-santo-grial-de-la-basura-cero/

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...