Tuesday, June 19, 2012

A Maléfica nunca le enviaron una participación


Disney acaba de publicar la primera imagen de Angelina Jolie como Maléfica en la película del mimso nombre que se estrenará en el 2014. El parecido es increíble con el dibujo animado de 1959, lo cual abre una gran expectativa ya que Jolie es perfecta para el papel. Yo no sé la razón pero toda la vida me ha parecido que Maléfica está buena. Ahora, también tengo que ir al oculista pronto porque no veo de lejos así que de repente estoy equivocado.

Lo que sí me gusta de Maléfica es que lleva la personalidad, además de la razón más cool para volver ñoña a un reino: no la invitaron a un bonche. Eso no lo tenían los otros villanos, quienes sufrían de un complejo o tenían una necesidad. Por ejemplo, la bruja de Blanca Nieves quería ser bella sin Botox y la madrastra en Cenicienta estaba urgida de una muchacha fija. En cambio Hades, Scar, Úrsula y Jafar solo querían gobernar a punta de un golpe de Estado. Lo único que no he descubierto todavía es ¿qué demonios quería el Capitán Garfio?

Maléfica no era así, ella no necesitaba nada pues era todo lo que podía ser: una emperatriz del mal con un gusto preocupante por el polvo de cara verde. Tenía una legión de trolls, una vara con WiFi y un cuervo que le podía ir a buscar un Kentucky Fried Chicken cuando le provocara. Si me preguntan a mí, la relacionista pública del Rey Estéfano se peló. La primera en mi lista de invitados hubiera sido la Señora Maléfica Gutiérrez. ¿Saben lo difícil que es vivir en el siglo XIV y conseguir recepción de señal para esa vara?

He estado pensando en Maléfica porque a mi casa ha llegado una tarjeta de participación. Eso es cuando no te invitan a una fiesta pero te participan que la van a hacer para que no te sientas. Aparentemente es una costumbre elegante que ya no se usa. Pero me gusta pensar que es la manera más bonita que tiene la Papelería Crane para decir: “no te vistas que no vas”.

Me ando debatiendo sobre la tarjeta pues una cosa es que te inviten y otra es que no lo hagan. A Maléfica no le dieron ese término medio. Ni siquiera la opción para que pusiera “Maybe Attending” en Facebook. A mí sí. Una persona se tomó la molestia de imprimir una tarjeta, mandarle a escribir mi nombre en letra Vivaldi y traérmela a mi casa a una hora fantasmal para no toparse conmigo. Me parece un buen gesto aunque considerando el trajín y el tráfico (amén de que no soy tan amigo aparentemente), yo me hubiera hecho el loco.

Lo que yo me pregunto es: si te mandan una participación ¿hay que enviar regalo? Cuando te invitan de verdad, verdad es educado reciprocar el gesto. Pero cuando te invitan pero no te invitan ¿no sería lógico enviar una tarjeta que dijera: “te participo que no te voy a comprar nada”? Esto es lo que pasa cuando Disney no te enseña todo lo que tienes que saber en la vida. Si a Maléfica le hubieran enviado una participación se hubiera vuelto un culo.

La verdad es que hubiera preferido que no me mandaran una tarjeta aunque estoy agradecido igual. Todo lo que implique no ponerse un flux es bueno. O quizás hubiera preferido que me enviaran una tarjeta que dijera: “Te participo que puedes colearte a mi fiesta a partir de las 12 de la noche”. ¿No es genial? Cuando la gente se casa se ven obligados a invitar a 777 viejos de la tercera edad que se comen todos los arruchaditos y se van a las 9:30. Esos los tienes que invitar. No por obligación sino porque son la gente que te regala cuadros.

Pero la gente que consideras tus amigos (los tipo Facebook, los amigos “amigos” de cajón que están invitados) se quedan por fuera. Y eso es porque nadie participa que pueden venir cuando el último viejo ya bailó el pasodoble y saludó a la novia diciéndole “¿y ésta quién es?” Así sí vale la pena una participación. Uno no va a los eventos donde no está invitado, pero si te participan que te puedes colear, es un insulto decir que no.

Yo lo voy a dejar de ese tamaño. O de repente les mando una cajita de Valium como la que le dio Maléfica a la Princesa Aurora por picada. Considerando estos tiempos de crisis, regalar una pastilla para dormir tiene que ser lo máximo. No estoy invitado a la fiesta pero por lo menos nadie puede decir que mi participación en la escogencia del regalo no fue memorable.

2 comments:

Maria Paula said...

Los ingleses tienen ese asunto organizado: invitan a la parte de la comida (ellos son cenas sentados, como en otros países de Europa) a un grupo mas reducido (aca en Vzla. quizás no seria tan reducido, pero si irían todos los vejetes que regalan cuadros), y luego tienen la "disco" que es mas tarde, que es básicamente la parte buena de la rumba, y entonces invitan a los amigos y la gente mas joven. Excepto la familia y amigos mas cercanos, es casi que dos "sets" de gente distintos. Dos fiestas en una ;)

Susana said...

Me encanto, me encanto, me encanto! Y ademas, siempre me he preguntado lo de Garfio igual que tu! Jajaja!!

Las participaciones, normalmente, se mandan a las personas que, por ejemplo, están fuera del país y no podrían venir, pero mandarla a alguien que si pudiera ir me parece rizar el rizo! No lo invites y ya!

Saludos desde Miami!
Susana

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...