Thursday, June 7, 2012

Holly 20-Twelve


Si no fuera tan ajustado, el vestido que carga podría perfectamente ser aquel que se vio recientemente en el maniquí de la vitrina de Custo Barcelona. Los tacones de negro patente la hacen parecer más alta de lo que es pero de estar en la playa, sería catalogada como mediana. Sus ojos achinados están enmarcados por una pollina cortada al ras como La Chica del Dragón Tatuado y su boca no tiene nada que buscar en el consultorio de un experto en colágeno.

Nadie la voltearía a ver en un restaurante entre la 53 y Lexington. Pero esto no es Nueva York. Esto es Caracas. Donde las mujeres se arreglan para salir pero no con este esmero para una cena sencilla de un miércoles de lluvia. La boliburguesía habrá podido causar estragos en nuestros estilos de vida pero la caraqueña que conoce de elegancia sabe que los miércoles son de pantalones de cigarrillo, no de vestidos de escote.

Hay algo en esta mujer que no cuadra. De repente es la manera como camina con desenfado hacia su mesa. No voltea porque no conoce a nadie o tal vez conoce a demasiados. Quizás sea su pareja, un hombre maduro que pertenece menos al Diner’s Set y más a la sección Economía y Negocios del periódico. Los años de diferencia entre ellos se notan a leguas. Su esposa no es, hija menos. Quizás una sobrina recién egresada del Istituto Marangoni. Pero no puede ser. Ninguna mujer regresa de vivir en Milán portando un Custo.

Es su opción de trago lo que da indicios del secreto de esta camelia. Una botella de champaña no dice gran cosa, de hecho pasaría desapercibida en ágapes de aniversario o en cenas donde está presente un mocoso con medalla de graduación sobre su pecho. Pero esta botella de espumas, rosadas no más, es solamente para el deleite de la mística Gatúbela. Un discreto whisky sour en las manos de su veterano acompañante así lo confirman. Las celebraciones espontaneas no son comunes en una sociedad que ha aprendido a brindar económicamente con prosecco.

Al ser testigos del campaneo de un brindis con una risa de laringe ahumada y un juego de roces entre manos nada discretos, las mesas ajenas comienzan silenciosamente a hacer apuestas. ¿Es o no es?, se preguntan. El rumor de que han sido vistas en restaurantes de lujo y discotecas de moda no deja duda. La comensal no puede ser más que una joven sumada al arte de la prostitución high-end. "Una pre-pago", como la llaman en una mesa y "puta" los que no andan con rodeos.

Hay demasiado hombre solitario, que no es limitante, con real en este país como para no apreciar la oportunidad de negocio. No son mujeres de presentarlas en casa y eso ellas lo saben. Pero una pasión de una hora en cama ajena escondidas del mundo se puede hacer con cualquiera. Estas Holly Golightly ofrecen el combo: cena y conversa en público, cogida en privado.

Ya no es la cougar, el socio “casualmente” gay ni el cuarteto de solteras los que desafían la moral de aquellos que se vuelven victorianos al ver amenazado su entorno. Son estas, las nuevas cocottes con criollos cocoteros, las que levantan las suspicacias de comensales que se beben el juicio con sus tragos y se comen su morbo con el postre. ¿Es o no es? Solo lo sabe quien contrata el servicio.

4 comments:

cayaguerrero said...

"Estas Holly Golightly..." Sweet...!

Anonymous said...

Tienes que venir a estudiar ese fenómeno en Panamá. Esta es la única sociedad, al menos que yo conozca, en la que las prostitutas conviven con nosotros... Viven en nuestros mismos edificios, las encuentras en el ascensor un miercoles en la mañana, van al mismo supermercado, al mismo salón de belleza, por supuesto que a las mismas discotecas y bares y lo peor... al mismo ginecólogo... Es en serio, no exagero!! Y ya son inconfundibles... Trasero (mal)hecho, (grotescamente) oversized y pelo liso que les llega justo hasta el coxis...

Letzingg said...

Estos son los posts que extrañaba! Este fenómeno está en pleno en mi edificio. Una tarde en la Planta Baja da mucha tela que cortar!

Anonymous said...

Echame uno que me haga reir Toto!! Pa olvidarme un poco de esta mala situacion!!
Xo

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...