Wednesday, August 29, 2012

Por los Niñitos


Hoy una amiga escribió algo en su muro de Facebook que me llamó la atención. Copio parte de lo que dice: “a cuarenta días de las elecciones más importantes que ha vivido mi generación (y la de muchos) me entero de que hay gente expatriada que no viene a votar a Venezuela por sus niñitos. Frases como ‘imagínate dejar a los niños allá solos’, ‘no tengo a quien dejárselos’, ‘traérselos es una locura’ o ‘con chamos ya es complicado viajar’, son varias de las excusas que he oído. Y al oír eso solo puedo pensar en una cosa: debería ser POR TUS HIJOS que votes”.

Me llama la atención lo que ella escribe por una mera casualidad. Hoy también me entero por otras lenguas que mi hermana del alma –de esas que no tienen tu sangre pero saben el tipo que tienes tú porque uno nunca sabe– no está inscrita para votar. Casi una década viviendo afuera y nunca se inscribió para votar, lo cual implica que no lo ha hecho en ninguna de las anteriores elecciones que se han celebrado. Para mí es terrible darme cuenta que el abstencionista estaba en el puesto más alto de los contactos de mi celular.

Estos dos cuentos me llevan a hacerme la siguiente pregunta: ¿Y entonces, Venezuela?

Ya lo he dicho en ocasiones anteriores, nadie es quién para decirle a otra persona donde debe enarbolar su bandera. La patria se construye en el corazón, así se la impida el gobierno, su trabajo o el corazón mismo. No hay que vivir en el país para sentirlo suyo, pero sí hay que poner su granito de arena para que la madre patria subsista. De lo contrario, ¿qué sentido tiene el patriotismo?

Al oír cuentos como las excusas de los niñitos y la gente que no se inscribió, pienso por cuestiones de la vida en Miguel. Si él quiere votar debe manejar casi doce horas hacia Nueva Orleans y doce horas de vuelta para llegar a su puesto de trabajo a tiempo. A un patrón que no es venezolano no le importan las elecciones de Venezuela de la misma manera que a mí poco me importan las elecciones en Estados Unidos. ¿Qué sentirá Miguel que se muere por votar cuando se entera de cuentos cercanos como los que comparto? Yo no siento rabia cuando los oigo, lo mío ya es arrechera. Pero me gusta pensar que Miguel es más inteligente que yo y no va a sentir tristeza. Miguel se va a Nueva Orleans y se regresa. Él trabaja por un cambio. Hace todo lo que el noventa por ciento de sus amigos (incluyéndome) no haríamos, hicimos ni haremos por esta campaña.

¿Entonces Venezuela?

Mi amigo Carlos Julio se ha partido el lomo trabajando por más de dos años en una campaña, visto más pueblo del que yo veré en mi vida y abrazado a más gente sin diente de la que quisiera. Casi pierde la vida en un accidente en la Autopista Regional del Centro en uno de sus tantos viajes por el país para llevar el mensaje. ¿Qué sentirá Carlos Julio cuando se entere de cuentos cercanos como los que yo comparto? Yo no siento rabia cuando los oigo, lo mío ya es arrechera. Pero me gusta pensar que Carlos Julio es más inteligente que yo y no va a sentir tristeza. Él trabaja por un cambio. Hace todo lo que el noventa por ciento de sus amigos (incluyéndome) no haríamos, hicimos ni haremos por esta campaña. Carlos Julio todavía pasa por la Autopista Regional del Centro porque sabe que esa es la vía para llegarle a más gente.

¿Entonces Venezuela?

Yo apuesto que mi amiga Ali y su esposo Juan en Nueva York no van a sentir tristeza. Hacen todo lo que humanamente pueden mientras estudian. Convocan gente para mítines, imprimen volantes y captan la atención de venezolanos expatriados allá para que voten el 7 de octubre. En el proceso se han calado frases como la que le dijo una sifrina en la Quinta Avenida: “no mi amor, yo no voto Presidente”. ¿Qué sentirán Ali y Juan al oír cuentos cercanos como los que yo comparto? Yo no siento rabia cuando los oigo, lo mío ya es arrechera. Pero me gusta pensar que Ali y Juan son más inteligentes que yo y no van a sentir tristeza. Ellos trabajan por un cambio. Hacen todo lo que el noventa por ciento de sus amigos (incluyéndome) no haríamos, hicimos ni haremos por esta campaña. Ali y Juan ahora reparten volantes en la Quinta Avenida con la esperanza de encontrarse todos los días a la sifrina.

¿Entonces Venezuela?

No critico al que en verdad no puede votar, bien sea porque no tiene los medios para hacerlo o por una razón de peso. Solo echo cuentos con arrechera. Pero no les claven la culpa a sus niñitos cuando Miguel, Carlos Julio, Ali, Juan y Carlos y Andreína y Juan Pablo y Anita y Sabrina y Andrés y Mariana y Alfredo y Valentina y Carla y Fernando y Beatriz y John y ochocientos mil amigos más están regados por el mundo echándole bola. Haciendo lo que el noventa por ciento de nosotros no hicimos, haremos ni haríamos por esta campaña.

Y muchos de ellos con niñitos.-

18 comments:

Ivelise said...

Bravo Toto.
Que sepas que yo voto el 7 después de 7 años fuera. Tanta culpa e irresponsabilidad me tenían atormentada.
Votaré y sueño con celebrar los resultados.

PD: Me imagino que quisiste decir "anteriores" y no "interiores" en el 3r párrafo :)

Toto said...

exito Ivelise! Gracias por señalarme el error, corregido!

Anonymous said...

VIvo fuera y mi pasaje esta comprado desde hace varios meses para ir votar. A diferencia de mucha gente que compra pasaje para ir a Vzla a cualquier fiesta, matrimonio, etc pero que simplemente para votar no le interesa ir. Con un "uno o dos votos no hace la diferencia" me responden cuando les digo que me parece inconcebible que no vayan a votar.
Al igual que tu no siento rabia sino arrechera!
Tremendo post.

Kirín said...

Vivo en Sapporo, Japón. Viajé en Marzo a Tokyo para inscrinirme en el registro electoral (llegué aquí en abril del año ásado) y viajo de nuevo en octubre para votar. Soy estudiante sin dólares cadivi pero mi Venezuela vale todo eso y más.

Fabiana Pigna said...

Eh? No entiendo la excusa, yo tengo 10 años afuera, vivo en Los Angeles y viajo 6 horas para votar en San Francisco. Asumiendo que tu amiga vive en Miami o en NYC me parece insólito...No tienes que ir a Venezuela a votar, para eso estan los consulados. Claro está lo de la clausura del consulado en Miami, pero bastantes operativos de transporte que se están haciendo para viajar a New Orleans.

Carolina A said...

Por gente como esa es que tenemos a este señor! Solo les importa su bienestar, seguro que no se pelan el viaje para el matrimonio de su bff.

Patricia Torres said...

Bravo Toto!

¡Así me siento yo también casi todo el tiempo! Es verdad que en ocasiones simplemente no hay chance, pero en la gran mayoría de las oportunidades ¡El que quiere, puede!

Estoy inscrita en Madrid desde Marzo... y porque el calendario me complicó la visita a Caracas.

Como tantos otros, ¡yo también espero poder celebrar los resultados!

¡Saludos!

Carlos M Herrera said...

Te doy otro punto de vista. Nos dieron 1 año para inscribirnos en el Registro Electoral, y aun asi solo 100mil de los mas de un millon de Vzlanos en el exterior se inscribieron. Una torta, pero a lo hecho pecho.

Viajar a Vzla para votar cuesta miles de dolares para muchos, y cada quien tiene una razon para hacerlo o no. la verdad creo que hay algunos con razones muy validas.

La pregunta que sigue sin respuesta es "y entonces que?". La verdad es que el voto es solo uno de los elementos de la democracia. si los 900mil que no se inscribieron o los 10mil que se inscribieron pero no van a venezuela se dedicaran a arecaudar fondos para la campaña de su preferencia, a incentivar a los que si van a votar, a escribirle a sus senadores sobre las elecciones de Venezuela y la necesiadad de monitorearlas, o apoyar a las ONGs apartidistas que defienden el voto tendriamos una patria mucho mas grande.

La maleta de herramientas democraticas es grande, pensar que solo el voto es lo que vale es cuando menos miope.

Poner a un testigo en una mesa electoral remota en Vzla (Identificada por muchos como de alto riesgo de fraude) cuesta solo $50, con el precio de un pasaje Miami-Caracas puedes poner a mas de 20 testigos. Movilizar a un elector en Vzla cuesta menos de $20.. si tu no puedes/quieres ir a votar ayuda a 100 otros a que voten en Machurucuto...

Anonymous said...

Toto, la verdad que te felicito por tu articulo, lo respeto así como respeto tus ideas, pero no comparto el tono del mismo, yo soy un expatriado, estoy inscrito y voy a votar, y no por el continuismo, ahora bien conozco a una pareja de expatriados inscritos los dos y sin embargo él en estas elecciones no va ir a votar, la que va a votar es ella, la razón? bueno son de opiniones políticas diametralmente opuestas y para no amargarse decidieron no anularse los votos, votando los 2 en las mismas elecciones (llevan más de 3 votaciones haciéndolo), eso a mi no me da arrechera, me parece que incluso comprensible, patria, patria se hace todos los días en Venezuela y en el exterior comportándose como ciudadanos ejemplares donde con tu forma de proceder una persona de otra nacionalidad se te acerca y demuestra su admiración por como te conduces y como te comportas hacia los demás dejando muy en alto el valor y nombre de VENEZUELA, yo pienso que votar es un acto importante, es declarar tu voluntad hacia una visión política de país, pero créeme que si en Venezuela fueran realmente todos patrióticos no tendríamos el país que actualmente tenemos, y que tampoco seria el país que teníamos antes de esto, en fin si todos realmente fuéramos patrióticos no habría mucha diferencia de que partido político estuviese en el poder porque realmente todos estaríamos tratándonos, comportándonos y esforzándonos por ser mejores, triste ver como vecinos que el la cola Guatire-Caracas por darte un ejemplo irrespetaban a todos coleándose por el hombrillo y verlos ahora acá manejando respetando todas las señales, yo me fui por eso a mi el presidente Chávez nunca me chocó, ni me insulto en la calle, ni se me coleo en la cola del banco o del cine, ni me atraco a punta de pistola, ni me castigo con un margen de ganancia de 40% en cualquiera de los que yo decida comprar, ni que decir del cuanto hay pa eso y del rebusque que son formas que atenta contra la patria, de ese mal ya se sufría, Chávez lo que si ha hecho es nada para detenerlo y si le a dado varios incentivos, como te indique en un principio respeto a tus pensamientos aunque no necesariamente comulgue con ellos, así como respeto la decisión de ir a votar o no de aquellos que estén en potestad de hacerlo y no por ello para mi serán más o menos patrióticos.

Valentina said...

Yo por suerte esta vez sí me pude inscribir. En Madrid no me dejaron en año y medio porque era estudiante (?), aunque igual terminé con una muñeca esguinzada tratando de cuidar los votos allá. En buenos Aires no haré menos. Ya inscrita, ya pedí que me mandaran mi cédula vieja porque la nueva me la robaron aquí, ya en contacto con la gente de la campaña por si necesitan más testigos o voluntarios. Tenemos una oportunidad de oro y sería estúpido (por no decir ESTÚPIDO!!)no aprovecharla.

Toto said...

Al anónimo que dejó un comentario aquí:
Es primera vez en cuatro años que escribo en mi blog que borro un comentario. Pero quiero que sepas que lo hago porque me parece que si tú tienes la valentía de criticar gente con nombre y apellido, es porque tienes la gallardía de hacerlo escribiendo tu propio nombre y apellido. Es extremadamente fácil hacer críticas pero si vas a tirar piedras porque sientes que no tiene la razón la persona que nombras, por lo menos sé una persona adulta y deja que te vean la cara.
Toto.
p.d. Se escribe "alcanza" no "alcansa".

Anonymous said...

Puedes borrar el comentario que quieras, es tu blog. No me ofendes para nada al borrarlo, si tengo o no la gallardia de criticarla en su cara es mi problema y si lo quiero hacer desde el anonimato también.

No es el punto si yo soy o no cobarde al momento de de criticar, a eso si quieres dedicale otro post, el punto es que Isabel Romero no va a votar porque ya gasto su pasaje para ir a la boda de Daniella Parilli.

Imagino que si no viene a votar no lo esta dejando de hacer en secreto, asi que no veo lo malo de que yo desde mi anonimato lo diga con nombre y apellido.

Si el caso es que ella dice que si viene y en secreto piensa no venir entonces si que es bien cobarde de mi parte criticarla sin decir mi nombre, pero como lo que estoy diciendo es un HECHO que ella ni esconde ni niega, sinceramente, no veo lo malo.

la verdad es que no tengo el don de la escritura como tu, pero espero haberme hecho entender.

Estoy LADILLADA de que a los amigos no se les critique y de que la gente haga post como el tuyos con pequeñas pistas de quien es el MAMAGUEVO que no viene a votar. Los hechos no hay que esconderlos, si ellos PUBLICAMENTE no vienen a votar (por lo niñitos, por el examen, por los reales, por una boda, etc) No entiendo porque es que no se les puede nombrar con nombre y apellido.

Si no quieres que te acusen de algo (cobardemente como yo o de frente como otros) no lo hagas, si lo haces calatelo y defiende tu punto.

Anonymous said...

que pajuuuos........ .estan perdiendo su tiempo y dinero. No vale la pena que vengan....... Ya esas elecciones estan ganadas por MI COMANDANTE!!!!!!

Uh! Ah! Cavhez no se vá!!

Anonymous said...

Cuando aprendan a pensar con el corazón y nó con el bolsillo, van a saber por quien deben votar y no perderan el tiempo hablando tanta bolseria. Lean el programa OCULTO de la MUD y se van a dar cuenta de porqué se esta bajando la gente de el autobus y que del progreso.....
No pongo mi nombre porque ya todos me conocen...me llamo REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. VIVA MI PATRIA GRANDE Y LIBRE!!! Y VIVA EL COMANDANTE!!!!

Toto said...

Anónimo: Entonces con más razón deberías decir tu nombre. Pero esa es mi opinión, porque yo soy el que tengo un blog y debo dar la cara por todo lo que escribo. Me gustaría que los comentan también tuvieran la misma decencia de hacerlo a la hora de exponer una gran rabia que puedan sentir. De lo contrario, eres simplemente un graffiti en una pared.
Toto.-

Anonymous said...

y si el graffiti en la pared me ayuda a desahogarme, y si el graffiti en la pared funciona para que reflexione, y si el graffite en la pared funciona para que se de cuenta de lo cara dura que es, pues bienvenido sea el graffiti.

Anonymous said...

Toto, de ahora en adelante Yo soy Tuti. ya sabes quien soy.Un graffiti que piensa, razona, investiga, analiza, aprende, yyyyy no se deja manipular...Sean un poco menos cómodos y mas generosos con los que fueron marginados en la cuarta república...No son precisamente los patiqunes que Uds. apoyan, los que quieren una Venezuela para todos...

Anonymous said...

toto y si ninguno de los candidatos me convencen, a menos de 15 días para el GRAN DÍA, no me decido porque ninguno de me llega y me llena?

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...