Tuesday, October 2, 2012

Cinco Mil Días Son Suficientes


Solamente te vi una vez en mi vida.  Fuiste invitado por mi sección en la Escuela de Derecho de la UCAB para que vinieras a exponer tu plan de gobierno como candidato a la Presidencia de la República. El Auditorio Hermano Lanz no se llenó tanto con Henrique Salas Romer, mucho menos con Irene Sáez, como se llenó contigo. Hablabas en ese entonces de crear una patria de derechos para todos, libre de corrupción, delincuencia y burocracia. Ya ahí mencionabas la idea de entregar el poder en el caso de probar ser inservible para una Venezuela necesitada de líderes. No ibas a ser tú la piedra entre el estancamiento y el progreso.
Igual no voté por ti. 
Tú eras solo un militar mediático que estuvo en el momento adecuado en el lugar indicado. Pero la diferencia es que a mi me enseñaron que no se puede fiar de hombres que suben tanquetas por escaleras de mármol. Mucho menos de los que fallan. 
El pueblo no lo vio de esa manera. Te escogieron, lo respeté. Tres veces lo he respetado.
Cinco mil días después sigues aquí. Ya no eres flacuchento. Hay algo de estar en el poder que engorda y no sé que es. Contigo ha cambiado el nombre de mi país, su bandera, su escudo, la iconografía del Libertador, la moneda e incluso el huso horario. Te faltó la capital. Ahora que lo pienso, esa es la única medida que hubiera apoyado. Una ciudad tan poco céntrica y tan cerca del mar no puede ser la cuna de poderes de un Estado. En los términos militares que tanto te gustan, no es considerado estratégico.
Porque vaya que de estrategias nos has hablado. También de guerras imaginarias, magnicidios, invasiones, submarinos, mercenarios e imperialismos. Jamás he entendido tu fascinación por los Estados Unidos. Como tú, tampoco son la gran vaina. Ningún país que pase seis meses bajo la nieve puede serlo. Pero tú insistes en elucubrar sobre ataques fantásticos con la condecoración de aduladores militares y la compra mil millonaria de armamentos que jamás serán usados. Armas de guerra para exigir el respeto de una nación que sin vergüenza y contra todo su historial diplomático ha irrespetado a reyes, presidentes, líderes y pueblos. Has tratado a Venezuela como una trinchera que denuncia a los bienintencionados y la has aliado con líderes tiránicos, lambucios de petróleo, jala bolas sin escrúpulos y por alguna extraña razón que creo ni tú mismo entendiste, Naomi Campbell.
Son cinco mil días de ti. 3500 horas en cadena nacional de tu voz. Donde has hablado de todo menos de lo que la gente más te pide: inclusión y dignidad. “Si no es chavista, no es venezolano” ¿Por qué la creación de un enemigo cuya cédula es la misma que la tuya? La peor sensación del mundo no es sentirse querido. Es saberse excluido. Tu Venezuela “ahora es de todos”. Pero no es para los que labraron sus tierras con esfuerzo y gerencia, ni de los funcionarios que tomaron decisiones contrarias a ti pero ajustadas a la Ley. Tampoco es de los que formaron PDVSA, ni  los que hicieron RCTV, por nombrar los más emblemáticos. Demasiados pitos y gritos de despido hemos oído en estos cinco mil días como para enunciarte una lista completa. Uno de ellos te juzgará en el futuro. Los derechos humanos no prescriben así como los corazones rotos no olvidan la tiranía de un cuchillo afilado.
Son demasiadas marramucias juntas en cinco mil días. Demasiados libros que no se deberían leer en este siglo como para creer en el progreso con el que tanto te ufanas. Demasiada fachada de la Virgen con metralleta y poca habitabilidad para adolescentes que no tienen razón de estar embarazadas. Mucho cartel de no fumar y poco hospital que atienda a los enfermos. Demasiado cartelón de prohibición de porte de armas para la cantidad de hombres balaceados en las calles. Más de 155 mil muertes violentas en Venezuela desde 1999 confirman que no somos un país alegre: somos una nación de viudas y de madres sin hijo. No hay ni una sola familia en Venezuela que no tenga un cuento cercano de un secuestro. ¿A dónde fue a parar la plata del rescate? ¿Quién se hizo rico? Hay demasiada droga y demasiada Hummer en el país como para creer que el Socialismo del Siglo XXI no va a tardar unos cuantos siglos más en llegar.  Si es que llega. Y lo peor es que eso tú no lo sabes.
No, no eres el hombre del siglo pasado que prometía cambiarse el nombre si veía a un niño en la calle, entregar Miraflores para crear una universidad y bañarse en un Guaire saneado. Eres alguien que no puede transitar por todo el país sin un sequito de guardaespaldas y focas a su lado. Por lo menos sabes lo que es sentirse amurallado. En eso nos parecemos. De resto eres alguien que ignora lo que es despertarse de madrugada para agarrar un ticket en una clínica, estar atrapado en un tráfico, o armar una carpeta para pedir sus reales bien ganados de manera limitada. Eres el único venezolano que no tiene que esperar a otro día porque ese día le toca a los de otra nacionalidad privilegiada. En tu nevera nada falta cuando el resto no consigue ni leche ni aceite. Y de apagones y falta de gas y agua nada sabes. ¿Cómo puedes saberlo? Si en tus shows nunca hay pausas.
Tú has sido el tema principal en la mesa de mi casa por cinco mil días. El motivo por el cual yo voy a más despedidas que a bienvenidas de mis más talentosas amistades. Me he desvelado con tu comentador estrella en el canal oficial del Estado y leído suficiente material del 11 de abril como para saber que una mentira dicha mil veces termina por encerrar a los que no callan sus verdades. He visto como un mausoleo constituye tu único legado, aun cuando esta promesa al Padre de la Patria sigue retrasadamente inacabada. He tragado "gas del bueno", llorado por muertos que no conozco y visto como derriban estatuas. Y llegó el momento de dejar de decir "por ahora" y comenzar a exclamar "¡ya basta!"
 Ya basta. Catorce años son suficientes. No por lo que no hiciste, sino por lo que no vas a hacer jamás. Pues son cinco mil los días en los que tú me has llamado apátrida y son cinco mil los días  que yo he esperado. Para que tú tengas la valentía de admitir públicamente que yo lo único que soy es un venezolano.
Jamás lo harás. Te vi una sola vez en mi vida y aún así te conozco demasiado.
Chao, Hugo. Para siempre.-

22 comments:

Kingluis said...

Toto, excelente tu artículo. Felicitaciones. Saludos

Anonymous said...

sos un genio.

Lourdes said...

Gracias Toto!!! excelente post.

Ciertamente 14 años de ineficiencia son más que suficientes y si en este tiempo no hizo lo debido: JAMAS LO HARÁ!.

Sólo quieren vivir del caos y en el caos. Dejar una nación cada vez más pobre, dependiente y limosnera, porque el chavismo no existiría con gente que pudiera acceder a lo mínimo que tiene que tener un ciudadano común: empleo, salud y seguridad.

Chao Hugo.....PERDISTE HACE MUCHO!

Captain Arepa said...

Bravo. Me quito el sombrero.

Nanny Calimán said...

Parece escrito por mí en un 99,9% porque lo único que no he hecho es perder mi sueño sagrado viendo a su comentador estrella.
A Chávez lo vi por primera vez en la UCAB (igual que a los otros candidatos) cuando estudiaba psicología y ese día decidí que no iba a votar por él ya que, ante una pregunta que le hizo un amigo mío sobre la constituyente, lo que hizo fue dar vueltas y terminar sin responder nada concreto.
A mis 33 años aún recuerdo un poco cómo eran otros presidentes, cuánto hablaban por televisión y de qué manera lo hacían, pero me da escalofríos de pensar en tantos niños y jóvenes que sólo conocen esto, y me viene a la mente que, para muchos cubanos Fidel es como su padre o su hermano -y lo apoyan- ya que en sus 40 -o más- años de vida es lo único que han conocido y no saben que existe algo diferente.
He votado desde hace 14 años contra él y he perdido todas las veces, he despedido no sólo a todos mis mejores amigos, sino también a mi hermanita -todos excelentes profesionales formados en este país- quienes tuvieron que irse huyendo de la inseguridad y del desempleo. Dos de ellos, por ejemplo, firmaron por el referendo revocatorio y sus firmas quedaron dentro de las miles que invalidaron por razones estúpidas, pero cuando iban a pedir trabajo en empresas del estado les decían abiertamente que no podían dárselos por haber firmado.
Mi vecina fue despedida de PDVSA porque estaba en permiso postnatal durante el paro.
Estuve el 11 de abril en la marcha, así que nadie puede engañarme sobre cómo fueron las cosas, he estado en cada marcha apoteósica que ha hecho la oposición y he observado luego como el canal del estado nos ha denigrado y ha mentido acerca de cuántos éramos.
En fin, igual que tú espero que ésta sea mi primera victoria presidencial, que la mayoría de la población elija el camino correcto y que podamos al fin caminar hacia el futuro.

Emiliana said...

Nunca paras de impresionarme my friend... Exelente! Ojala Chavez pueda leerlo algun dia!

Dai Valeria said...

Es primera vez que voy a comentar aquí, aunque tengo ya bastante tiempo siguiendo tu blog.

Es impresionante ver como las palabras de alguien que no conoces pueden acercarse tanto a las tuyas... el inicio me llevó a querer leer más, el intermedio me dejó pegada y el final impactada. "Chao, Hugo. Para siempre.-" nunca pensé que despedir a alguien de esa manera tan fría pudiese llegar a sentirse tan satisfactorio.

No estoy en Venezuela... tengo 22 años, comencé una carrera en Artes en la Central y sentí la necesidad de irme a buscar un futuro mejor porque, después de haber sido robada 4 veces, apuntada con pistolas en 2 ocasiones y de haber vivido muy de cerca más de 5 secuestros, me di cuenta de que no podía más... de que admiro enormemente a quien sigue luchando por lo que mi alma y cuerpo quieren, pero no pueden conseguir en medio de tanto miedo inyectado en mis venas, por personas que nunca he llegado a conocer personalmente. No puedo votar este 7 de octubre porque el plazo de inscribirme en el CNE cerró antes de que me llegara la remesa de CADIVI que necesitaba para pagarme el boleto de autobús para viajar 8 horas hasta Madrid a la firma de cambio de sitio de residencia y centro electoral y me siento increíblemente impotente al ver que no puedo poner mi grano de arena con un voto... MI voto.

Pero estoy aquí, amando a mi Venezuela querida como nunca antes... a esa Caracas tan odiada y admirada al mismo tiempo, por todos los que la conocemos a fondo. Quiero a mi país, al que me vio crecer y me inculcó los maravillosos valores de humildad, respeto por el de al lado y ayuda a quien lo necesita... y aunque no pueda votar en estas elecciones tan importantes para mi país y todos nosotros, estaré el día entero pegada a la pantalla de la laptop, siguiendo todo lo que pasa religiosamente como siempre y esperando que esta vez no tarden más de 7 horas en dar el resultado de nuestra victoria.

Venezuela, hay un camino. Un camino lleno de felicidad, de progreso, de hermandad y ganas de salir adelante.

Confío en que el día de mañana podré regresar... porque quiero hacerlo... porque mis arepas no saben igual sin el queso de mano que se deja comer como Dios manda... y porque éste primer mundo, por más hermoso que puedan pintarlo, no me da el calor de mi hogar.

Macri said...

Toto, buenisimo tu post, como siempre. Yo soy optimista que el domingo podemos ganar, pero la esperanza no es lo único que cuenta. Aprovecha todo tu hoard de followers e invitalos a trabajar el domingo!! There´s too much at stake para dejar que alguien se quede sentado en el sofa ese dia.

Marialesia said...

Excelente Toto, te felicito, me provoca pararme en la esquina y leerlo con un megafono para que todo el que pase lo oiga. Eres muy talentoso....

veroazpu said...

Excelente! Te felicito! Ojalá se pudiese leer en Cadena Nacional!

Kele Martinez T said...

Solo tengo que decir... BRAVO Toto!!!!!!

andre hernandez said...

gracias por estas hermosas palabras ... no te conozco pero me parece increible.
Es insolito que un pueblo tan rico en tradiciones, y con una tierra tan bella este en la situacion que estamos ...

MICF said...

Eres un genio! tu pluma y tu intelecto hablan por si solos. Es digno de que sea publicado en todas partes. Te felicito!

Ynés said...

La satisfacción espiritual que trae una lectura como ésta, es de inmenso valor. Gracias Toto, gracias por se un venezolano integro que refleja en sus letras un hermoso espíritu de venezolano.

Renata said...

Amigo, te FELICITO!!!!!! Excelente!!!!!!! y de interés nacional!!!!!!!

Ma I. M.de Strazz said...

Te leo y me entusiasma ver q tu tecleo sea asertivo , minucioso, ilustrativo y elegante...!
Muchas emociones se mezclan:de no ser porque estamos muy cerquita de grandisimos cambios...te juro q soltaria lagrimas en lugar d respirar hondo y duro!
La verdad es q desde hace un lustro evito mencionar el nombre d quien ha presidido nuestra nacion. Q bueno q solo lo pones al final, pues al final d su liderazgo estamos.
Me alegra inmensamente ver q su imagen se vislumbra cada dia mas difusa para dar paso a la bien ganada sonrisa de nuestro proximo presidente HENRIQUE CAPRILES RADONSKI.
con escritos como los tuyos me complace decir que MUCHAS COSACS BUENAS ESTAN PASANDO!!

Anonymous said...

Wow! Chapeau, Toto te felicito! Excelente articulo.

Y como dices tu: Chavez CHAO y para siempre.

La Negra said...

Dios mío! Este es sólo el segundo artículo tuyo que leo y ya te quiero. Qué te puedo decir? Si sigo leyéndote, seguro pasarás a ser de mi lista de escritores preferidos. Lo sé. Lo presiento jajajaja
Dios te cuide, Toto. Tienes una pluma envidiable!

Anonymous said...

GRANDE, Toto.
A trabajar el 7 y ¡a celebrar el 8!

Anonymous said...

Me siento abrumada han pasado 5000 dias de maltrato sicologico para todo el que no apoya al chavismo en nombre de Dios te queda poco. Solo pido PAZ.

Ira Vergani said...

Standing ovation my friend y AMEN!

mariagracia montefusco said...

Hola Toto ... GRACIAS por expresar tan bien mis sentimientos... comparto con el mundo tú artículo porque me leíste el pensamiento... yo soy una de las q se fue... pero cada vez q puedo regreso y hasta mi esposo q es Italiano ama Venezuela como yo ... Este domingo ... en menos de 24 horas participare en el cambio de rumbo de nuestro país amado... HAY UN CAMINO y hay un barranco yo se por donde agarrar...

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...