Tuesday, October 30, 2012

En la Ducha con Toto: Canciones Para Bañarse


Hoy fue mi segundo día como editor invitado en el programa de Polo Troconis e Iván Loscher (aquí el programa). Quise hablar sobre esas canciones que cantamos donde nadie admite que canta. Pero yo sí lo admito. Cuando me baño, no solo canto, me gano el Grammy. No tengo tapujos en admitir que soy de esas personas que entre los chorros de agua y la graduación de la temperatura me lanzo un canto operático que pondría a Pavarotti a decir: “pobre carajo.” Lo peor, es que creo que canto bien.
No hay una sola persona en este mundo que me haya dicho que canto decente pero no me importa. Me conozco lo suficiente como para saber que no seré tan tonto como el personaje de Elba Escobar en Glorious, una rica heredera que contrató el Carnegie Hall para que sus amigos, y las palomas, se taparan los oídos y aplaudieran con los codos. Pero me niego a ser Jean Dujardin en El Artista. El baño es mi sala de conciertos y ahí no hay canción que no haya interpretado. Dos veces, porque mi ego siempre me pide “¡Otra! ¡Otra!”
Cantar en la regadera se nos da por una cuestión de acústica. La cercanía de las baldosas hace que vibren lo cual nos lleva a pensar que somos los niños prodigio aun no descubiertos por Simon Cowell. Varios artistas confiesan haberse llevado su guitarra al baño, entre ellos Paul McCartney y hay estudios de grabación que imitan el efecto baldosa.  Por fortuna, nadie nos graba a nosotros, los "Acuáticos Amateurs".
Más allá de un tema de sonido, el tema de cantar mojado es liberador. Tú, una ducha y la botella de champú es todo lo que necesitas para ser verdaderamente feliz. Además que previene la gripe. “At Last” de Etta James es el tema perfecto para comenzar un baño. No hay nadie que te juzgue ni que te moleste. A menos que seas de esas personas que conteste el celular con la mano llena de espuma, pues ahí lo que tienes es un problema de atención. Pero ya una vez adentrado al agua, lo que venga es la norma. Puede ser la canción de moda (vamos, que todos cantamos "Call Me Maybe") o un puñal de musicales que jamás te sabrías en público. “Don’t Rain on My Parade” de Bobby Darin se mezcla con “Singin’ in the Rain” de Gene Kelly. ¿Juega el agua un efecto en la elección de las canciones? Sí. A menos  que tengas un espejo en el baño y ya ahí no cabe sino comenzar con “Man in the Mirror.”
Leí ayer que una compañía británica de agua emplazó a los británicos a cantar en la ducha  con un reto de cuatro minutos de canción para conservar agua. Dijeron que las mejores canciones eran las de Los Beatles por estar casi todas en menos de tres minutos. “Love Me Do” es clásica, sobre todo porque no tienes que recordarte de muchas letras. Las que no recomendaron fueron “Bohemian Rhapsody” de Queen, “I Would Do Anything For Love” de Meatloaf y “American Pie” de Don McClean por ser excesivamente largas. Ni hablar de los 23 minutos 31 segundos de "Echoes" de Pink Floyd. Pero cuando uno canta no piensa en agua. Karen Bitton del programa Conserva Verde acaba de encrisparse con este comentario pero es la verdad. Canta en el Baño. Malamente. Pero Canta. Es el mejor regalo que te puedas dar.-
Estas fueron las recomendaciones que di hoy en el programa de Iván y Polo. Son clásicos. Las canciones van y vienen pero hay algunas que solemos cantar sin importar el año que sea:
1. At Last de Etta James: Hay algo de cerrar la puerta del baño, desnudarte y esperar mientras se calienta el agua que te hace pensar que por fin estás solo para ser completamente tú: un tipo chévere con una lipa que no te deja ver los pies. Hay una versión de Stevie Wonder pero nada como Etta.
2. Fly Me To The Moon – Frank Sinatra: Un poco de Frank no le queda mal a nadie, sobre todo en esas noches donde te preparas para salir con alguien.
3. Bohemian Rhapsody – Queen: Iván me dijo que esto no podía ser porque tenía que pedirle a gente que se metiera en el baño para hacer todos los efectos pero es la perfecta canción. Comienza lenta y va in crescendo hasta el fandango donde tú eres todos los coros. Perfecta para los que tienen múltiples personalidades.
4. Moon River – Aquí juega la parte de los musicales. Desayuno en Tiffany's no es un musical pero lanzarse un Audrey Hepburnzaso en voz de Andy WIlliams no le queda mal a nadie.  Un Singin’ in the Rain mezclado con Mamma Mía y todo lo que se te ocurra que alguna vez pudo cantar Elvis Presley (I Can't Help Falling in Love With You) o todo lo que te sabes de Glee (Smooth Criminal de Michael Jackson: una de los mejores covers que han hecho).
5. Everlasting Love – U2: El coro de esta canción siempre me ha encantado, sobre todo porque hay múltiples versiones, la de Robert Knight, Gloria Estefan, U2 o la de Jamie Cullum. Es divertida.
6. I’m a Believer: - The Monkees. A mi me gusta más la version que Smash Mouth hizo en Shrek pero esta canción en cualquier versión es perfecta para el enjabonamiento.  Otra buena, Feelin' Groovy de Simon & Garfunkel. Y "Diamonds on Her Soles of Her Shoes" de Simon pero nadie en verdad se sabe la letra.
7. Man in the Mirror – Michael Jackson. Para esos días donde te tienes que convencer de algo.  No me preguntes a mí de qué pero MJ siempre nos saca del barro.
8. Mais Que Nada – Sergio Mendes. La cosa de la ducha es que nos encanta inventar. Por eso nada mejor que una canción que no tengamos idea de cómo va la letra. La Vie En Rose, O Sole Mío y si tienes un Boccelli adentro de ti, destácate con Con Te Partiro.  Advertencia: Esto siempre te llevará a cantar Copacabana.  "With yellow feathers in her hair and her dress cut down to there..."
9. Porcelain – Moby: Para los que no quieren cantar. Ponla en el iPod y ya. No pensarás en nada.  Si en verdad cantar lo tuyo, vete con David Garrett. Un violinista que versiona temas como Los Piratas del Caribe que es genial. A fin de cuentas, si no somos cantantes, somos piratas.
10. Who Says? – John Mayer: A mí me gusta esta canción porque es suavemente altanera. Es para esos días donde no te fue bien en el trabajo o en la vida. Hay veces que no nos va bien en la vida. ¿Quién dice que no pueda ser como nosotros queramos?
11. She’s So Mean – MatchBox 20: como dije, hay canciones que son por etapas. Con esta estoy obsesionado en estos momentos porque la tipa del video es demasiado bella. Y hay algo del coro “she drinks Baccardi in the morning till it goes to her head” que me encanta. La cantaré hasta que me fastidie. O se me acabe el champú.

2 comments:

Ora said...

¿Ya viste ‘A Roma con amor’? Allen se burla del tema de la ducha y el canto Woodyadamente y es bien divertido. Besos!

mariana delfino said...

iba a ser exactamente el mismo comentario de Ora...
es muy divertido lo del cantante, pero la pelicula me parecio un gran flop.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...