Tuesday, January 29, 2013

El Cuento de 360° (o de cómo Toto se juró un Kardashian)




Tengo un chat en el celular con tres amigos llamado Burgers & Sarcasm. Sí, es el nombre más gallo que pueda existir sobre la faz de la tierra… mentira, Fans de Beyoncé  Que También son Amantes del Rubik's Cube es peor. Pero ¿qué puedo decir? Es mi grupo para comerme mi hamburguesa semanal porque si no me muero (cosa que no está científicamente comprobada pero algún día un médico me dirá que eso es cierto) y tengo la filosofía de que emplear el sarcasmo en nuestras conversaciones es lo único que nos mantiene unidos. Eso y la pila del celular, pues. La amistad en esta época depende completamente de cuanta batería tengas en tu teléfono.

Leí un estudio recientemente que dice que la persona normal reemplaza la mitad de sus amistades cada siete años. Cosa que me parece razonable si eres Brad Pitt y te fuiste a pasar siete años en el Tibet. Si tú te regresas del Tibet siete años después yo no quiero ser tu amigo por una razón:  nadie quiere ver más de tres fotos de monjes disfrazados como el Dalai Lama. Tú seguramente tienes 4 Gigabytes de la misma foto; probablemente no soportas que la gente hable duro y te apuesto un combo de McDonald’s que ahora eres vegetariano. En mi grupo de Burgers & Sarcasm no hay nadie que haya manifestado su interés por ir al Tibet. Creo que ninguno de nosotros sabe dónde queda el Tibet. Así que por ahí vamos bien.

Pero el estudio me ha dejado pensando: ¿qué hace que unas personas (las cuales viven la mayoría del tiempo dentro de tu celular como Siri) dejen de tener absoluto sentido para ti? Si el estudio es correcto, y yo a estos tres panas los conozco desde hace seis años, el año que viene nos toca botar a uno del grupo. Y como Sherlock Holmes en… ninguna película… sospecho que ese alguien voy a ser yo. O se supone que estoy en el banquillo para ser yo.  Porque según mis amigos yo fui un insoportable el año pasado. El Toto 2012 fue una ladilla. Cosa que el Toto 2013 está muy interesado en cambiar por una cuestión de que no quiere comer hamburguesas en solitario amistad.

Entre las cosas insoportables que SUPUESTAMENTE hice el año pasado está la siguiente anécdota. Debo acotar que lo siguiente NO pasó de esta manera pero mis amigos lo cuentan así y yo voy a dar las dos versiones y analizaremos el porqué igual sigo siendo un insoportable (como verán, me interesa el tema de la hamburguesa).
EL CUENTO DE 360° o COMO TOTO SE JURÓ UN KARDASHIAN
(Comentario AMIGOS DE TOTO: ¿Esa no fue la noche donde estábamos hablando de porno y justo en la mesa de al lado estaba César Miguel Rondón y eso dio como pena? #esamisma #peroeseesotrocuento)
(Comentario AMIGOS DE TOTO 2: ¿Y que después de tu debacle épica terminamos en Yesterday's con unos seguidores de Santa Bárbara? #esamisma #peroeseesotrocuento)
 
VERSIÓN 1. COMO LO VIO TOTO:

Bar 360° - De noche (porque de atardecer es como de amantes que se van a hacer cositas y hay que rascarse antes). Soy el último en la barra, intentando pedir un whisky. Una catira que está en el fondo con unas amigas que no parecen de aquí se acerca. Me volteo.

ELLA: Hola. Mira, ¿será que nos podrías tomar una foto?
YO: Sí vale, como no.
YO mientras tomo la foto: A ver sonrían…
YO pensando mientras tomo la foto: Burda de bonita la de la izquierda… Oye, ¿no sería cómico si les digo a mis amigos que yo juraba que ella me seguía que si en Twitter y les hubiera dicho “sí, si soy yo” para que después me dijeran: “no, no qué si nos puedes tomar una foto”?
YO entregando el celular: Listo. Salió chévere.
ELLA: Gracias, un millón.

VERSIÓN 2. COMO LO VIERON LOS AMIGOS DE TOTO:

Bar 360° - De noche (porque Toto no sale de día porque es un flojo). Toto es el último en la barra, dando instrucciones para que le pidan un whisky porque a él esas cosas le dan fastidio. Con agua. Una señora que está en el fondo con unas turistas suecas se acerca. Toto se voltea.

TOTO: Sí, si soy yo. ¿Quieren una foto conmigo?
ELLA: No, no. Que si nos puedes tomar una foto a nosotras por favor.
FIN.
La foto que se tomó después del incidente bautizada por mis amigos como "I'm Toto and I know it" 

Por supuesto, la segunda versión es la que más se cuenta. Y el comentario general del público al que escogen para echar ese cuento (que cada vez es más escaso porque todo el mundo lo oyó gracias al Cristo) es que yo soy un insoportable y un creído. Pero he hecho mis paces. La forma en la que pasó obviamente es la primera pero cuando uno tiene amigos cuya base está fundamentada en el sarcasmo y el chalequeo, ninguna oportunidad se deja pasar. Pero admito que fui un insoportable. Porque así lo haya pensado me hace ser un creído. Y qué fastidio que te boten de un grupo por creído como si uno fuera primo de las Kardashian (Puntos para Toto 2013).

Ahora que lo pienso, no es a mí a quien van a reemplazar cuando cumplamos los siete años. #creído. En serio, me necesitan para la burla.

P.D. 1 AMIGOS DE TOTO cuando les comento que esta es mi última frase: Ehm, no pequeño niño del signo Leo. A ti te usamos porque en tu casa hay un bar.

P.D. 2 Comentario AMIGOS DE TOTO cuando les mando este texto por el celular: Ese cuento pasó como lo contamos nosotros. Solo que no eran suecas, eran danesas.

P.D. 3 Yo: está bien… eran danesas.

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...