Tuesday, February 26, 2013

Diana Ultrajada en La Casona


Yo fui uno de esos chamos que en la mesa de su casa lo regañaban con la frase: “¿Y tú vas a comer así? ¿Imagínate si te invitan a casa del Presidente de la República?” Por eso uno de mis paseos escolares favoritos era ir a La Casona. Mi sueño era encontrarme con el Presidente de la República por alguno de los corredores de la casa presidencial para decirle que mientras no me sirviera pasta, yo comía mejor que Carreño el del manual.
La solemnidad con la que nos anunciaban en el colegio que íbamos a visitar La Casona era de rigor y la primera vez que fui no fueron menos taxativas las instrucciones de comportamiento.  “Vamos a estar en casa del Jefe del Estado”, nos dijo la profesora, “y se deben portar igualito cómo si estuviéramos en una iglesia”. Yo, comunista como todo infante, levanté la mano: “Profe, pero mi papá dice que La Casona es la casa de todos los venezolanos”. “Tiene razón tu papá,” me respondió  ella, “pero tu mamá te regañaría si saltaras en los muebles, ¿verdad?”

Recuerdo que había roto un huevo de avestruz en casa de mi abuela esa semana por lo cual no estaba de buenas con mi mamá, así que le di la razón a la profesora.
Con las manos detrás de la espalda por si acaso habían huevos de avestruces en las mesas de La Casona, crucé con deleite por el corredor en forma de dominó, entré al Salón de los Relojes donde ninguno estaba sincronizado con mi reloj Casio de muñeca y finalmente mi asombro total cuando pasé a mi salón favorito de la casa: el salón de Diana La Cazadora.
Para alguien que medía 1.24 cm en ese entonces, ver un cuadro tan grande como el Diana La Cazadora de Arturo Michelena es una cuestión de impresión. Yo había visto a Miranda en La Carraca en la Galería de Arte Nacional y lo consideraba enorme pero el de la diosa de la caza era lo más grande que había visto después de la molécula en el Museo de los Niños.

Una imponente mujer con una media luna sobre su cabeza veía como nueve sabuesos se devoraban a un venado. Como todo niño que consideró que la muerte de la mamá de Bambi fue una tragedia, quería sobar al venado para decirle que todo estaría bien. Pero recordé mi promesa de no tocar nada en La Casona. Además, la señora Diana era alta y tenía flechas. Eso ya es demasiado mamá con correa para andar a sobar causas inútiles.
Sin embargo me fascinó la historia del cuadro contada por el guía y hoy, veinticinco años después, me impresiona como sus palabras retumban sobre mis oídos. Arturo Michelena rellenó el cuadro con un producto que compró rapidito en una farmacia cuando se enteró que el General Crespo quería verlo antes de que estuviera terminado… la hermana de Tito Salas posó como la modelo… el cuadro es tan grande que para meterlo en el salón en La Casona hubo que romper la pared del corredor…  Trivialidades que le quedan a uno por el resto de la vida cuando siente orgullo sobre sus cosas.
Cuando se acabó el recorrido, recuerdo que fui el último de mis compañeros en salir del salón. Quería tener el cuadro solo para mí. Y ahí decidí dos cosas: Diana La Cazadora sería mi cuadro favorito de todos los tiempos y que yo quería ser amigo de todos los Presidentes de la República para tener la oportunidad de verlo cuando quisiera.
Ninguna de las dos profecías se cumplió. El Louvre me introdujo a La Coronación de Napoleón de Jacques Louis David y el MOMA a Christina’s World de Andrew Wyeth y la Presidencia la ocupó alguien más interesado en el toque de diana que en la Diana de Michelena.
La Casona se ha vuelto una muralla impenetrable en estos últimos catorce años. Es la Manderley de Rebecca sin el incendio y la Señora Danvers. Siempre la he querido volver a visitar pero si hay paseos guiados de eso nadie informa. Si hay libros o folletos ya no existen. El libro La Casona firmado por Menca de Leoni (1969) y Pintura Venezolana en la Colección de La Casona con prefacio de Blanca de Pérez (1991), ambos en mi posesión, son los únicos testimonios que tengo de la casa donde vive Diana. De la mítica cazadora jamás he vuelto a saber. Uno de esos recuerdos que son del siglo pasado cuando La Casona era de todos.
Hasta ahora.
Esta mañana he visto con desprecio –más a la fechoría que al personaje en cuestión- la publicación que la cuenta @analisis24hs ha hecho de las fotos supuestamente hackeadas del celular de una de las hijas del Presidente Chávez. Entre las fotos hay momentos familiares de sus viajes, con amigos y del Presidente en momentos íntimos con sus nietos. Cosas que en verdad nadie tiene que ver porque la Ley de Delitos Informáticos prohíbe la violación de la privacidad de la data o información de carácter personal. Por más que gente como Mario Silva y el Grupo N33 recurran a la violación de la privacidad, yo insisto que esto es un delito venga de donde venga.
Sin embargo, la foto que me ha llamado la atención es una donde sale una mujer joven desprovista de ropa, recostada sobre un sofá de época. De quién sea hija o sobrina como afirma la foto leyenda no es de mi interés. Mi tristeza es que detrás de ella aparece la imagen de un cuadro de dimensiones grandes. La cola erguida de un enorme sabueso a la izquierda indica que caza algo que no aparece en la fotografía. Pero suficientes veces vi yo ese cuadro en mi infancia para saber que más allá del insolente desnudo de una joven ignorante, yace un venado muerto.
 
Para eso quedó Diana La Cazadora de Arturo Michelena. Atrás quedaron los días donde jóvenes impresionables como yo se maravillaban ante su imponencia. La belleza en La Casona ahora pasó a manos de la vulgaridad de quien jamás le enseñaron la importancia de estar en la casa de un Presidente y eso lamento. La triste realidad es que la joven ignora que en ese salón –que es de todos los venezolanos- solamente hay espacio y respeto para una gran belleza.
Algún día volveré a verte Diana. Algún día.-
 

34 comments:

Bela said...

Que verguenza e impotencia me hace sentir esto.

Alondra said...

¡Hola! el inicio de la historia hizo que una lágrima tonta se escapara, cayeron demasiados aguaceros... también de uniforme y con el corazón saltando en el pecho pisé aquel santuario de cultura.

La segunda parte del escrito me hizo sentir vergüenza ajena, esa foto es una falta de respeto a un salón de La Casona con nombre propio, un lugar lleno de memoria y obras de arte:la alfombra fue hecha a la medida del salón en Francia.

Un saludo afectuoso

Mirco Ferri said...

Esa es la irreverencia revolucionaria sacándole la lengua a la burguesía simbolizada en ese oropel que copa de opulencia rancia esos espacios que deben ser del pueblo mismo. Pero yo no me sentaría en ese sofá, asco.

Anonymous said...

Impotencia, rabia, no se que es lo que siento....provoca agarrarlas cual verduleras que son y sacarlas arrastradas y para la calle con maletas Luis vuitton incluidas. Lamento mucho lo que inspiro su escrito tan sentido

Raúl Stolk said...

La cuenta de Twitter aparece suspendida.

Diana said...

Existe una historia, donde se dice que Diana fue la perdición del pastor Acteón, quien la vio bañándose desnuda junto a sus ninfas, por lo que ella lo transformó en venado e hizo que sus propios perros de caza lo devorasen.

Anonymous said...

Y este no es sino uno de los muchos ejemplos del modo en que el chavismo trata al patrimonio de Venezuela.

Todo lo patrio -símbolos, lugares, dinero - se ha convertido en un coto de caza libre para quienes pertenecen al círculo de bendecidos de Chavez y su pandilla.

La deseverguenza campea, el latrocinio reina. ¿Y la masa chavista? Bien, gracias, poniendole velas al dizque comandante en mejoría.

Una pena por los venezolanos que todavía aman a su país.

Anonymous said...

La culpa no es de mas nadie que de nosotros mismos......nos permitimos un pueblo sin educación y es ahora arma de su propia destrucción.

Anonymous said...

Lo sorprendente es en lo que han convertido al país, ese es el comportamiento chabacano de los incultos y ordinarios, pero saldrán de ahi y sufriran la verguenza de su fracaso en todos los sentidos.

Anonymous said...

No sé de qué se sorprenden. Ese teniente-coronel ha sumido a Venezuela en la ignominia por 14 años. Qué se podía esperar de su descendencia? El objetivo único de gente como esa es alcanzar el poder. Una vez con poder, no tienen idea de para qué sirve o cómo usarlo excepto en beneficio propio.
No se puede esperar más de personas con tan baja catuadura moral.

A. Gerardo said...

Señor Aguerrevere:

Excelente texto. Recuerde que los dioses clásicos se vengan. Las venganzas de Artemisa (Diana para los romanos) eran especialmente crueles. Ya alguien mencionó a Acteón... pero no es el único caso.

Anonymous said...

Trabajé en La Casona durante cinco años. Conozco el Salón que el señor cita, por supuesto. Esto va más allá de la degradación, es casi la depravación a su máxima expresión. Me pregunto muchas veces en qué momento perdimos el norte y permitimos que sucedieran estas cosas y que sigan sucediendo. Pobre de nuestro país gobernado por gente de poca monta.

Ira Vergani said...

Standing ovation my dear friend

Anonymous said...

Excelente Toto como siempre, que verguenza para lo que quedo la Casona. Cynthia.

Anonymous said...

Que nefasto!, si pasa algo como eso! en la "casona" que más no podría pasar de unas fotos y desnudos, que deprabaciones no pasarían allí??? la imagino mía va más allá, bueno si dicen que cierta madre de cierto presidente persigue a hombres jovenes para gozar, que se puede esperar de los demás "cercanos a ellos"... y que arrecho! suspendieron la cuenta de @analisis24hs , supongo que después de subir ésta foto, el gobierno hizo que la suspendieran a como de luegar!.

Anonymous said...

Que tristeza y verguenza tan grande. Eso demuestra la calidad de familia que ha llegado a pisar lo que representa la casona para todos los venezolanos. LA CULPA NO LA TIENE EL CIEGO SINO QUIEN LE DA EL GARROTE. Con esto queda demostrado que, chavista no es gente. ASÍ DE SIMPLE!

Paleo Venezuela said...

Puede ser una réplica del famoso cuadro en otro sitio, que se investigue y de ser cierto debería denunciarse ante el Instituto de Patrimonio Cultural.

Anonymous said...

Toto que excelente forma de transmitir el dolor de los venezolanos que sentíamos respeto a las instituciones ante tanta indolencia. No desmayes nunca en este esfuerzo de recordarnos la fortuna de que crecimos en un país en donde existían ese respeto y tolerancia entre todos los venezolanos, por coincidencias de la vida tuve el privilegio de maravillarme como tu frente a esta hermosa obra...ahora me espanta pensar la miseria humana que la rodea....y me pregunto una y mil veces hasta cuando...

Anonymous said...

Bueno pues le digo que no es una réplica, ese es el cuadro original, conozco el sitio, conozco el mueble, conozco cada rincón de esa casa.

Anonymous said...

TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO!!

Anonymous said...

Y yo pensando que en este gobierno chaburro no iria a ver más cosas que me sorprendieran. La Casona es: ¿Una casa presidencial o un prostíbulo?...Sinceramente,esta familita es de lo más rastrero que he visto...y les aseguro que he visto familias rastreras.

Anonymous said...

Todo lo que dicen es pura hipocresia, una mujer bella desnuda no ofende a nadie y menos a Diana la cazadora...no sean "pazguatos"...

Anonymous said...

Y cual seria la intencion de esa mujer de tomarse fotos desnudas?

Ahora todo el mundo le ha visto los senos y un poco mas. Se me hace bien sinverguenza y gozona ella.

Anonymous said...

Cómo siempre los chaviztas defendiendo lo indefendible, que tristeza mi país dominado por una fuerza extranjera, Cuba el mayor enemigo de Venezuela en el siglo XX, logra su cometido gracias a un militarucho

Anonymous said...

Para quien pensó que la tipa esa intentó imitar a La Maja desnuda de Goya que está en el Prado de Madrid... No... la tipa lo que intentó fue remedar la escena de la película Titanic:
http://2.bp.blogspot.com/-xwDlH6gtjMY/T3gwkaNqtNI/AAAAAAAAALk/s_me5wFWXDM/s1600/-+Titanic+-+Kate+Winslet+-+fotograma1+-retocada-.jpg

pero lo que le salió fué algo así como lo que hizo la Sra Cecilia:
http://2.bp.blogspot.com/-DxyrW2i0bTY/UFsc5DLBTHI/AAAAAAAACx4/LMy9gUT552c/s1600/ILOVEIT.BLOG-ECCE.HOMO-TITANIC.jpg

Como dijo Aguerrevere:
"La belleza en La Casona ahora pasó a manos de la vulgaridad de quien jamás le enseñaron la importancia de estar en la casa de un Presidente y eso lamento. La triste realidad es que la joven ignora que en ese salón –que es de todos los venezolanos- solamente hay espacio y respeto para una gran belleza".

Anonymous said...

Si la sobrina de Chavez ha sido capaz de poner su cul* sucio sobre un sofá con tradición presidencial, sin siquiera poner un trapito que la separe de la espectacular tapicería del mismo, seguramente sin haberse lavado antes de posar sus genitales allí, sin reparar que allí se deben sentar los importantes visitantes del presidente cuando lo visitan para conversar los convenios internacionales que debe firmar nuestro presidente en nombre de nuestro país...

...No quiero imaginar la escena que transcurrió para la toma de estas fotos... quién sabe si también se atrevió a tener sexo allí mismo, con su camarógrafo, y ¿quién habrá limpiado el rastro final?... y luego llega Chavez con una insigne visita, invita a sentarse, en ese mismo sofá, a Cristina Kirchner! y le ofrece un buen cafecito venezolano... y Cristina, ignorando todo esto, se sienta sobre la inmundicia que quedó de las fiestecitas derrapadas que dan los familiares satélite de la familia presidencial en la casa que le prestamos los venezolanos al presidente mientras ostente el cargo.

Quien sabe si hasta el cuadro tiene chicle pegado por los carajitos de esta gente, a quienes -por supuesto- tampoco se les debe estar inculcando respeto hacia nuestro país. Hacer esto en ese sitio, que forma parte de la historia de nuestro pais, donde se han tomado tantas decisiones que nos afectan, y frente a esa obra de arte, es como si yo visitara la casa natal del Libertador, y me desnudase en la habitación que usó él, y alguien me tomana una foto... Es algo así como decir "Yo me atreví a cag*rme en la habitación del Libertador, y nadie me puede hacer nada". Eso se llama PROFANACIÓN, pues para los venezolanos ese lugar es sagrado.

Cuando vas a una iglesia, aunque no compartas la misma fe, RESPETAS, porque estarías profanando el sitio sagrado de quienes sí participan de esa fe. Que cerda esa tipa.

Anonymous said...

¿No se han dado cuenta que en el post ni en los comentarios alguien propone una solución al problema? Como siempre el venezolano se limita opinar sobre el problema de forma yoista, ejemplo: mi vida... yo fui... deberia limpiarse bien antes de sentarse... comentarios x de la vida y nada de acción, nada de solución, ¡está bueno YA!... la terapia de desahogo debería terminar y pasar a acompañar a los estudiantes que protestan, algo diferente a criticar para variar...

Anonymous said...

Tiene razón la persona que me precede, pero no dejo de sentir el dolor de alguien que fue feliz en su país y como dicen no lo sabia, da tristeza y dolor este espectáculo, yo también actuo y me comprometo......

Anonymous said...

No hay proposiciones de como salir de el atolladero en el que se encuentran por la simple razon de que Ud vive en una dictadura disfrazada de democracia ,apoyada por los paupérrimos dictadores cubanos y avalada por los buscones tirame-algo brothers que forman parte de la comparsa de vivirse y aprovechar a un estúpido,con infulas de gente y quien lo unico que ha comprado ,es una idiologia passe ,trasnochada y absurda..Uds lo pusieron ahí,saquenlo!! Quieren ayuda tambien para hacer SU trabajo?? Vamos,dejen la vagancia y la busconeria..A trabajar por SU país,que a nadie mas le duele como a Uds...Lo de la casona..well..que se espera de la chusma??

Amdo said...

En realidad son de lo peor, que fslta de respeto, y en cuanto a terminar con este gobierno, no veo la solución porque hemos tratado en la forma democrática y nada,lamentablemente los hermanos castro les hsn enseñado muy bien las trampas

Anonymous said...

OMG ¿qué tiene de irrespetuoso y vulgar un desnudo?

Anonymous said...

En respuesta al "OMG ¿qué tiene de irrespetuoso y vulgar un desnudo?":

Un desnudo es irrespetuoso si se hace en un sitio al que se le debe RESPETO. No te vas a ir a una Iglesia a desnudarte, o a sentarte desnuda en el altar, aunque no comulgues con la misma fe, o aunque seas ateo, para tomarte una foto desnuda en la silla que usa el cura, solo porque te gustó la silla. Tampoco vas a ir a la casa natal del Libertador, y te vas a desnudar allí porque te gustó un sillón. Tampoco vas al Panteón Nacional y te desnudas allí para que te tomen una foto en las sillas llenas de oro y rodeada de mármol. Ni a la Quinta Anauco, y te desnudas y te echas sobre algún mueble antiguo para una foto. Tampoco vas a llegar a Miraflores, y te desnudas para que te tomen la foto. Lo mismo con la Casona.

La Casona es una casa CON historia, EN DONDE SE HACE historia, y que está llena de arte y riquezas. El pueblo venezolano se la PRESTA al presidente para que pueda atender bien a sus visitantes ilustres, que pueda mostrarles arte venezolano, que tengan otros temas de conversación para relajar la reunión de trabajo. Por lo general esas visitas son representantes de otros paises que vienen a hacer negocios con Venezuela.

Y la historia que allí se hace, no es la historia de la revista Playboy ni Interviu. ES LA HISTORIA DE NUESTRO PAÍS. Mal podemos permitir los venezolanos que, lo que se narre como historia de La Casona, es que la Dinastía Chávez la usaba como burdel, o como recinto para tomarse fotos eróticas. Esa no es la historia que queremos que se narre de ese sitio. Ahora tenemos algo más para decir de la Casona, y es que "la hija de Adán Chávez se tomó unas fotos eróticas sobre ese sillón, y frente a la imponinte pintura de Michelena". Ese es un comentario que ¿nos debería llenar de orgullo????

Si nos preguntamos cómo fué que se tomó la foto esa tipa, podemos imaginar que uno de los soldados de la guardia de honor es quién le sirvió de camarógrafo, y que tuvieron sexo allí. También podemos imaginar que no debe ser la única chica Chávez que se atrevió a usar ese recinto como burdel. Capaz que estaban las demás Chávez (María Gabriela, Rosa Virginia, etc) tras la puerta, esperando desnuditas a que se desocupara el salón y el sofá.

Si las hijas de los chávez tienen tantas ganas de tomarse fotos eróticas, que lo hagan en los sitios adecuados y preparados para eso. Que lo hagan en la casa PRESONAL de la mamá del presidente en Barinas, PROPIEDAD DE ELLOS, que alquilen un local, que paguen un fotógrafo privado, que paguen una habitación de hotel. Supongo que no pasaron una solicitud a Patrimonio Nacional, para alquilar ese salón para tomarse las fotos eróticas, o si?

Hay sitios que merecen un respeto especial. Me indigna tener que explicarle esto a otro venezolano, independientemente de la tendencia política. Hay que querer un poquito más al país, y menos a los corruptos políticos, sean de la tolda que sean. Qué hubiera pasado si ese desnudo lo hubiera hecho Lilian Tintori, la bella esposa de Leopoldo López? La queman viva los chavistas! Entonces? Lo que es bueno para la pava, debe serlo para el pavo.

Anonymous said...

Y esas son las fotos de ese día que hemos visto, imagina las poses eróticas de las que no hemos visto... capaz que era un casting para Playboy...

Regina Macía N. said...

Los que conocimos el salon, el cuadro, el mueble y la casa, y somos defensores de ese patrimonio sabemos con certeza que no es una replica. La unica replica es la de la dignidad de Venezuela que se pisotea de esta manera tan vulgar!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...