Tuesday, May 21, 2013

Las Fotos Que Te Toman Los Demás



Sea considerado frívolo o no el tema, le tengo respeto a la gente que toma fotos en los eventos sociales. Me parece que no debe ser un trabajo fácil aun cuando así parezca. Llegar a una fiesta y saber quien la organiza, quien se la goza y quien la pagó tiene que ser un arte. Encima que anotar los nombres de los retratados en un papelito para saber quien es quien, cuando la música suena a todo volumen es un riesgo. “¿Marrana?... Ahhhh, Mariana”.
A mí unas dos revistas me han buscado para que les haga la página de crónica social pero siempre he dicho que no me interesa. Primero porque si una fiesta no me gusta lo diría y ahí más nunca invitan a la revista. Segundo porque no sé cómo interrumpir a un grupo que conversa para pedirle que si les puedo tomar una foto de manera discreta. ¿Ese tipo de gente que odias cuando te dicen: “a veeeer, pónganse pa’ la foto”? Ese no soy yo pero júrenlo que mi fotógrafo acompañante sí sería así.
Este tipo de fotos sociales son casi siempre iguales y eso lo entiendo porque hay que dar la impresión que la fiesta estuvo comportada y civilizada. La gente que escogen para retratar lo hace con la mejor sonrisa de “menos mal que me la tomaste ahora porque a las doce saldría sarataco”. Hay un aire de perfección, elegancia y simpleza como si nadie en esa fiesta hablara de política, dijera groserías o criticara. Gente seria, pues.
A mí claramente no me llegó ese memo:


Me da demasiada risa esta foto, en particular porque fue un instante espontáneo y demasiado divertido para ambos. Obviamente me burlo del vestido en su cara y me atraparon con las manos en la masa, pues. Eso es un momento digno de mandarlo a enmarcar. Y me da risa que alguien se preocupe por mí y me diga: “Toto, la gente va a pensar que estabas rascado”. Cosa que es totalmente mentira. Rascado es esto:
 
Yo creo que los momentos en los que uno goza no necesitan explicaciones. Pero mientras esa foto fue luego discutida con el fotógrafo que me dijo: “la voy a poner en la revista” y yo le respondí: “échele plomo que está genial”, hay otras que uno no sabe ni quien las toma, ni dónde van a terminar saliendo porque jura que está en la fiesta de un pana y que ahí lo máximo que saldrá es en Facebook. No es sino cuando salen a la luz pública que uno se ve obligado en contra de su voluntad a rendir declaraciones a la prensa (léase tus amigos).
Por ejemplo, hoy.
Grupo Chat Amigos. Fastidiado en la Oficina 1: Yo necesito que tú nos expliques tu pinta. (Envío de foto)
Toto Aguerrevere: Verga, ¿dónde viste tú esa vaina?
Grupo Chat Amigos. Fastidiado en la Oficina 1: En la página de La Montserratina
Toto Aguerrevere: ¿Qué haces tú en la página de La Montserratina y por qué una página de salchichas tendría una foto mía?
Grupo Chat Amigos. Fastidiado en la Oficina 2: Aquí el único que le debe una explicación al mundo eres tú.
Ilustro. Esta es la foto que requiere interpretación:

[Pausa para decir “no, no, no”…. Nueva pausa para tomar foto y enviársela a amiga… Nueva pausa para detallar que Toto tiene TEVAS con medias puestas y un gorrito de Waldo… y que está al lado de Sporty  Spice aka Nina mi Editora].
Sí, es verdad que cuando uno goza hay fotos que no merecen explicaciones. Pero ante la insistencia de mis amigos solo diré: 1) era una fiesta de los años noventa. 2) Me puse medias porque me daba flojera cortarme las uñas. 3) Mis amigos son unos ociosos en Internet. 4)  Es la mejor foto-más-fea-pero-totalmente-genial que me han tomado EVER que sale en un portal público. 5) Mi nueva meta en la vida es ser el It Boy de La Montserratina.

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...