Thursday, May 2, 2013

Seis Cosas Imposibles Antes del Desayuno


A veces pienso que la Reina de Corazones de Alicia en el País de las Maravillas hubiera gozado una bola viviendo en Venezuela. Esa señora estaba clara en la vida. Tenía un fetiche por todo lo rojo, no toleraba las críticas y si alguien le molestaba sencillamente mandaba a que le degollaran la cabeza. ¿Me pintaste las rosas blancas de carmín? ¡Degollado! ¿No quieres jugar cróquet? ¡Cortadle la cabeza! ¿Juicio? Bueeh… ‘ta bien, pero después ¡que le corten la cabeza!
Así estamos en Venezuela. Dicen que la Justicia existe pero yo no la veo vendada sino con lentes Gucci. Hay un cineasta estadounidense acusado por el Ministro de Interior y Justicia de ser el artífice de una supuesta guerra civil pero el Canciller de la República asegura que hay plena estabilidad en el país. El Presidente de la Asamblea Nacional les niega el derecho de palabra a diputados que fueron electos con los mismos derechos y condiciones que él. El Ministro de Petróleo y Minas es uno de los 500 hombres más poderosos del mundo. El Ministro de Vivienda y Hábitat no le interesan los derechos laborales al momento de amenazar quien no esté con la Revolución y el llamado Presidente de la República… bueno él ve pajaritos.
¿Estamos seguros de que no estamos en el País de las Maravillas?
La reciente golpiza en la Asamblea Nacional sirve para recordar otro pasaje del viaje psicodélico de Alicia por el país de las locuras. En un encuentro con la Reina Blanca, se entera de que su real majestad podía imaginar hasta seis cosas imposibles antes del desayuno. Gran vaina. Basta abrir el periódico en cualquier día de la semana para darse cuenta que aquí como mínimo pasan 34 cosas imposibles al día.
Este es un país donde Jorge Rodríguez en el 2013 es el mayor opositor de Jorge Rodríguez en el 2012 cuando niega una entrevista en la que asegura que los cuadernos electorales son indispensables para una auditoria. Este es un país donde por sacar una vuvuzela, un pito y una pancarta te mandan derechito a operarte la nariz fracturada y a explicarle a tus hijos que ese ojo morado que tienes implica censura. Donde una cadena nacional que pretende imponer una verdad goebbeliana causa tanta gracia que los ciudadanos aseguran que el Chiguire Bipolar está detrás de ella. Un país donde Mario Silva le declara la guerra a muerte al imperio norteamericano pero chilla porque no le certifican su cuenta en Twitter.
Lewis Carroll no tenía ni idea de lo que implica vivir con una Ministra de Sistemas Penitenciarios que no puede dar fe sobre la identidad de los matones que han aniquilado a 29 policías en lo que va de año pero que no escatima al decir que “la bancada de la oposición en el Parlamento se merecía unos buenos coñazos”. Mucho menos que un pran tenga una discoteca en la cárcel, que un espontáneo se le abalance a un Presidente (o lo que sea él) en su investidura y que la falta de luz... bueno, chico, eso es saboteo.
Lo bueno es que Alicia despertó de su sueño. Un poco enratonada me imagino porque pegarse ese viaje con el Sombrerero Loco y una reina desquiciada no ha debido ser fácil. Venezuela sigue en el suyo. Un sueño de un pueblo que se cansó de mentiras porque no es verdad que en los anaqueles haya azúcar, ni mucho menos té. Un sueño de más del 70% de los venezolanos que no quieren saber de fascismo, que de eso aquí nadie sabe, sino si es verdad que El Ilegitimo sacó más votos que El Flaco en las mesas… incluso si sacó más que el Eterno Invencible.
La verdad ahora recae ante el Tribunal Supremo de Justicia donde bajo la batuta de Luisa Estella Morales se decidirá si la impugnación de las elecciones propuesta por el Comando Simón Bolívar rompe las cadenas que a diario se le impone al ciudadano desde el Alto Gobierno. Aquella Luisa quien no dudó en ponerse un brazalete que la identifica con una reconocida parcialidad política la cual, ciertamente, no corta cabezas, pero vaya como lo intenta.
¿Seis cosas imposibles antes del desayuno? Vente pa’cá Lewis Carroll. Vente pa’cá que yo te echo un cuento.-

3 comments:

La chica del panda tattoo said...

Ojalá todo eso que cuentas sólo fuera tu imaginación...

Sophia Guedez said...

Desde qué te leo me parece que escribes excelente. Reflejas lo que pasa en nuestro país pero con ese toque venezolano que aunque nos parezca gracioso, igual reflexionamos. Ojalá haya más gente como tu y con tu talento. Felicidades y gracias.

Anonymous said...

eso es lo que les queda a los opositores llorar y llorar y tapas sus errores y hacerse los locos con los seguidores del gobierno sigan asi y veran.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...