Monday, June 10, 2013

Reglas Para Usar El Columpio De Lucía



Esta mañana se ha ido mi hermana con los sobrinos a vivir afuera. La sensación es una mezcla entre “se fueron todos a un campamento de verano” y “What’s vacation Momma? Vacation is a place you go and you don’t ever come back…” Quien haya dicho que el Plan B es la mejor opción del mundo claramente no consideró la posición del tío Toto.

Todo siempre es para mejor y la verdad es que como están las cosas aquí en Venezuela nos hemos debido ir todos. Es cuestión de hacer la maleta y dejar la puerta abierta tipo los Von Trapp cuando se largaron a Suiza. Pero yo creo que uno tiene que estar donde sea más feliz o donde pueda llegar a serlo.  A veces nos toca aquí, a veces no. Y hay que aprender a vivir con eso.

La patada es que con Lucy mi sobrina de dos años he hecho una amistad sensacional. Descubrió Disney recientemente lo cual es mi postgrado y eso ha implicado que podemos sentarnos a hablar horas sobre como Cruella de Vil en realidad es una villana que odiamos pero que es imposible no quererla un poquito y que Mary Poppins en realidad es la mejor mamá de todos los tiempos (cuando cumpla trece espero revelarle que a mi me parece que Mary Poppins estaba drogada todo el día).

Cosas como éstas las discutimos mientras yo mezo a Lucía en un columpio que está aquí en la Quinta Buena Vibra. Y es cierto lo de ella son más preguntas que afirmaciones pero es bueno saber que va por buen camino. No confía en Campanita, por ejemplo, pero el Capitán Garfio le parece lo máximo. A mí Campanita toda la vida me ha parecido una echona mientras que al Capitán lo comprendo. Peter Pan le cortó una mano y encima se la echó al bacalao. ¡Obviamente hay que aniquilar a Peter Pan! (esta parte tampoco se la he revelado).

La tragedia de su partida es que Lucía está preocupadísima por saber quién va a usar su columpio en su ausencia. Para enfrentar eso,  ayer cuando nos despedimos acordamos un decálogo de reglas. Algo totalmente “Are you on the list?” de nuestra parte pero que me parece completamente justo. Si yo vivo en un mundo donde sea propietario de un columpio que no voy a ver todos los días también haría un contrato de arrendamiento. A esto fue lo que llegamos:


REGLAS PARA USAR EL COLUMPIO DE LUCY EN SU AUSENCIA

  1. La única persona humana que puede venir a usar el columpio es Manuela  la prima solo porque es chiquita. Y solo porque adentro de su casa no hay columpios y a Lucy eso le parece tercermundista.
  2. Cenicienta puede venir a ver el columpio pero no se puede sentar porque es demasiado grande y no cabe.
  3. Cruella de Vil no solo está vetada del columpio, tampoco puede entrar a la casa. Lucy teme que se lleve a Eparquio el loro y se haga un abrigo.  Si entra, Toto debe conjurar un hechizo para que se vaya.
  4. Pepito Grillo puede montarse en la cuerda del columpio pero Toto tiene órdenes de no mecer el columpio muy duro porque Pepito Grillo sale volando y luego hay que encontrarlo en el jardín.
  5. Si Toto ve a Campanita debe limpiarla inmediatamente por sucia. (Lucía no entiende qué es eso de que un hada echa polvo).
  6. El Capitán Garfio no puede sentarse en el columpio pero sí en una sillita junto al columpio. Y Toto debe notificar a Lucía inmediatamente si el Capitán Garfio entra a la casa porque ella se monta en el primer avión y se viene.
  7. La regla seis aplica igualmente con Mickey Mouse y Mary Poppins.
  8. La Bella y la Bestia no se merecen el columpio porque la Bestia da susto.  Las Hadas Madrinas tampoco porque según Lucía ellas ya vuelan y eso es como darle el palo de la piñata al más grande de la fiesta.
  9. Pinocho y Alicia están en la lista de indecisos de Lucía por lo cual no se ha determinado si pueden venir a sentarse en el columpio. “¿Son grandes o son chiquitos?” Estoy de acuerdo. Ahora que lo pienso Alicia es como una pre-puberta con A.D.D. que no se sentaría en un columpio porque “o sea Lucy yo ya no quepo ahí... ay, mira ¡un conejo!”.
  10. El Tío T (alias yo) es el wachiman supremo del columpio de Lucía y todo lo no previsto en este decálogo deberá ser expuesto ante él en dibujo para su autorización.  A menos de que sea el Capitán Garfio, en cuyo caso, y de aparecer en la casa, Toto debe entregarle todo poder dictatorial a él para que ejerza la administración del columpio de Lucía.
Muy sensato el decálogo de Lucía. Por lo menos me da algo que hacer mientras espero que algún día regrese.


Lieutenant Tots

5 comments:

Maria Paula said...

la foto del columpio...*sigh*
lo vivimos todos.

Anonymous said...

A.D.D really??? hahahaha I had to google it!

Anonymous said...

The way u describe Lucy´s departure broke my heart...cosas q nos pasan por convertirnos en el país q somos.

Anonymous said...

es la cosa mas bella que he leído en los últimos tiempos....me enamore de ti y tu relación con lucía.

Anonymous said...

Siendo tia myself tengo que decir que lloré. me imagino como la extrañas :(

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...