Monday, June 3, 2013

Un Nuevo Mojón: 5 Años en el Tea Party


Hay palabras en inglés que me gusta utilizar y que no encuentro una traducción en español que justifique su acepción. Una de ellas es “milestone” la cual no es más que un suceso o acontecimiento que sirve de punto de referencia. La traducción correcta es “hito” pero tiene otra acepción que me parece no solamente justa sino absolutamente divertida: “mojón”.

Un mojón es un punto de referencia que sirve de guía. Por ejemplo si estás caminando en un bosque hay mojones que te dicen: “campamento a 5 kilómetros”. Pero también me parece lógico que mojón signifique lo que todos pensamos. A fin de cuentas cuando uno termina de hacer lo que produce un mojón, se levanta para revisar su obra de arte. Eso también es un acontecimiento. A la gente le gusta admirar su mojón.

Como en todo hito uno se mojonea. Las graduaciones son perfectas para un mojoneamiento: te crees el rey del mundo. Si te montas las lolas, olvídate, tú eres la más mojoneada de la fiesta. No importa que tu bebé sea la cosa más fea que ha visto el Planeta Tierra, el mojoneamiento de los padres es importante, igual que el aumento de sueldo, la crisis de la mediana edad cuando intercambias a la esposa por un Porsche y así sucesivamente.

Y está bien, tenemos que celebrar nuestros mojones como se debe. Para ir de mojón en mojón uno tiene que echarle pierna. A menos que andes perdido en la Gran Sabana pues. Ahí es con camioneta.

Alcanzar metas y llegar a un hito importante en la vida implica que es momento de mirar hacia atrás para decir: “no puedo creer que llegué hasta aquí”. A fin de cuentas todos los que no pensaban que ibas a llegar te van a decir: “¡mojón que llegaste!”

Hoy he llegado a dos mojones en mi vida que se dieron juntos por casualidad: llegué a 30 mil seguidores en Twitter y cumplí cinco años regentando este tea party. ¡Aplausos para mí! Lo de Twitter me tiene sin cuidado, así tuviera diez seguidores igualito diría lo que me venga en gana. Pero tener cinco años con un blog sí es motivo de orgullo. Porque como Walt Disney que decía “nunca olvides que todo comenzó con un ratón”, yo nunca puedo pasar por alto que todo lo que a mí me ha pasado en mi vida ha sido por un blog.

(Pausa momentánea para llorar: me acabo de dar cuenta que mi blog ha sido la relación amorosa más exitosa que he tenido en mi vida).

Yo creo que en la vida uno se topa con dos mojones importantes: el primero es lo que amas hacer y el segundo es la pareja que ama lo que tú haces. El primer mojón me vino precisamente en este tea party. Todo lo que me pasó, las revistas, la radio, el libro, runrunes, el Twitter, Erika Tipo 11, son una consecuencia directa de sentarme a escribir mis historias aquí. No gano ni un céntimo por esto y el diseño del blog es posiblemente la cosa más fea que pueda existir en la blogosfera, pero yo soy más feliz cuando una historia que echo en el blog me queda del carajo que en cualquier otra parte.

Cada entrada buena (no son todas) que termino es un mini mojoneamiento. Porque uno nunca sabe si esa será la última. Y eso es lo bueno de los blogs (y lo trágico para sus lectores más fieles): te sirve hasta que ya no te entusiasma volver. Todavía no he llegado a ese punto para decidir por qué es que uno escribe el último capítulo en su blog. Pero cuando llegue, espero que sea porque encontré un buen mojón para sustituirlo.

Mientras tanto celebro, y le doy las gracias a mis “yo te leo” por escribirme a decir que un cuento en particular les gustó o no. Soy el menos proclive a comentar en la sección de comentarios no por mojoneado sino porque considero que ese es su espacio y no el mío (aunque todos los leo y me sirven de reflexión). Estas velas de cinco años también deben ser sopladas por ustedes. A fin de cuentas, el éxito de un blog depende mucho de cuánto lo quiera quien lo gerencia pero también tiene mucho que ver con los que vuelven a por una tacita más del té.

Y eso sí no es mojón.-

6 comments:

Dalia said...

Felicidades toto, yo soy una "yo te leo" desde hace como 3 añitos apenas, me gustan muchisimo tus cuentos y si, tambien te sigo en twitter. generalmente no escribo, pero rceo q este es un momento que no debe pasar por debajo de la mesa. Yo tengo tu blog en mis fuentes RSS de outlook y cada vez que lo veo en negritas me emociona mucho pensar que tengo algo divertido para leer. Una vez te vi por los palos grandes, pero no quise saludarte porq me imagine q te ibas a mojonear... Pero soy fan tuya, asi que mojoneate. la proxima vez si te saludo.
Un abrazo toto y felicidades por este milestone!

Astrina said...

Esooo! felicitaciones! bueno si, yo tambien soy una yoteleo - teviunavezperomediopenasaludarte -e lteapartyestáenmiblogroll y eso... Por alguna razon solo te leo por el blog, creo que disfruto mas ésta interacción que la de twitter, runrunes, tv, etc...
En fin, feliz cumpleaños blog, sigue escribiendo Toto =)

Captain Arepa said...

Oye, Toto... 5 años? En serio? Qué mojón! XD

Chemi said...

ya este mojoncito le sale pre-escolar!!

Daniel said...

Te felicito.

No te preocupes mucho por eso del último capitulo. Llevo ya 10 años y parece mágico como los periodos de creatividad regresan. Y eso que mi blog es político y todo supuestamente se ha dicho.

Anonymous said...

Yo no soy una "yo te leo", yo contigo soy como la propaganda de electrolux, la de "voy a tocar su puerta, tocar el timbre y su ventana tambien" por que te sigo en cuanta red social tienes cuenta, leo el blog y trato de escuchar lo que haces en radio (unfortunately no vivo en caracas, asi que no esta facil). Tenia tiempo que no te leia (por que estaba ocupada con varios mojones propios) pero hoy que he tenido el tiempo te puedo decir que no tienes desperdicio. Me he reido, he reflexionado y hasta se me aguo el guarapo leyendo tu magistral despedida de tu sobrina. Espero que nunca te aburras de escribir, yo nunca lo hago de leerte.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...