Wednesday, July 31, 2013

El Magno Bostezo del Lobo


 
Esto sí le doy, no había nadie que denunciara un magnicidio como Hugo Chávez. Sé que es una frase fuerte pero Chávez mantenía una fascinación por los supuestos planes de magnicidio en su contra. En cadena nacional gritaba: “¡me quieren matar!” y sus electores coreaban y, dicen, se preocupaban. ¿Quién se atrevería a asesinar a Mi Comandante?

Esa respuesta todavía la ignoramos. En vida, Hugo Chávez denunció más de 25 planes desestabilizadores para aniquilarlo. No hubo ni un solo preso, ni un solo ajusticiado. Pero como la fábula de Esopo, Chávez gritaba "lobo", se le olvidaba al lunes siguiente y la vida continuaba. Al final se fue, solito en su cama. Su lobo fue un cáncer del cual aún hoy se desconoce la causa.

Ahora viene Nicolás Maduro a denunciar que un plan macabro de la derecha fascista atenta contra su vida. Yo no sé quién es la derecha a todas estas, pero sí sé que estamos demasiado pendientes en que no nos maten a nosotros. Nadie se quiere morir en este país, pero aparentemente es una moda que los presidentes se mueran porque los maten. Chávez le siguió la corriente a Fidel Castro, quien se ha pasado una vida denunciando planes de mandarlo al cementerio. Pero cuando ya el tercero viene a repetir la misma fórmula, la reacción del pueblo es más “ah, ok” que “¿en serio?”

Lo insólito es la manera como se le anuncia al país sobre este último plan de magnicidio. El Presidente de la Asamblea Nacional lanza el cuento: Luis Posada Carriles quiere matar a Nicolás. Tiene 85 años pero eso es lo de menos. Si la Duquesa de Alba fuera medio terrorista también la meterían en ese saco. Luego el Ministro de Interior y Justicia se entrevista en Telesur donde explica de manera enredada (aunque 20 puntos a la pasante que hizo las láminas) sobre el plan magnicida al “Baby”, el alias utilizado por los supuestos autores del plan para referirse a Nicolás.

¿Y qué hace el Baby? Pues el Baby tuitea lo siguiente: “Invito a Tod@s a ver al Min. Rodríguez Torres en Telesur 8:30pm, donde hará importantes revelaciones de planes macabros de la derecha.”  

Es difícil saber quién lidera este país cuando el que se dice es Presidente del mismo es a quien encargan únicamente de manejar su red social para poner a la gente a ver la tele. Eso es que si el último escalón en la pirámide del liderazgo. Solo le faltó decir: “posicionemos el hashtag”. No sé mucho sobre el poder, pero si a usted lo quieren matar, sea serio y declare con los tres o trescientos autores intelectuales a su lado.

Yo quiero ver el día en el que un presidente de este país se preocupe más por el “ciudadani-cidio” que por su propia vida. Ningún ciudadano en este país está más resguardado por anillos de seguridad que el mandatario nacional y es injusto que él y su séquito se quejen de que lo quieren matar cuando nosotros no hallamos que más blindar para que no nos hagan lo mismo.

Pero gritar “¡magnicidio!” siempre es más emocionante para alertar sobre el lobo. El problema es cuando ni al lobo le importa. El problema es cuando hasta el lobo bosteza. Pues al mentiroso nunca se le cree, aún cuando diga la verdad.-

1 comment:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...