Wednesday, July 17, 2013

Por Qué el Matrimonio entre Nicolás y Cilia es Bueno


 
Celebro plenamente que Nicolás Maduro y Cilia Flores hayan decidido lanzarse al agua como lo hicieron el pasado lunes 15 de julio. Ayer, en una reunión con los únicos gobernadores que existen para el Gobierno –los rojos, rojitos-, Nicolás admitió haber contraído nupcias con su Cilia ante la sonrisa guasonesca del “casamentero de la Revolución”, el Alcalde Jorge Rodríguez. Ahora Cilia es una legítima Primera Dama, aunque prefiera el muy cursi título de “Primera Combatiente”. Cilia ahora es Sí-lia.

Mi causa de júbilo se debe a que la pareja presidencial lo hizo “en apoyo a la juventud”. Con los tres embarazos adolescentes que ocurren cada minuto en Venezuela, lo menos que puede hacerse en este país es formalizar las relaciones. Pero más allá de un mero tecnicismo, se trata del cumplimiento de una promesa.  

Para diferenciarse de un muy soltero Henrique Capríles en la campaña presidencial, Nicolás prometió que si ganaba la presidencia el 14 de abril, se casaría con la mujer con quien tiene 19 años de relación (nietos incluidos como las baterías Energizer). “Ganó” la presidencia y se tardó tres meses en cumplir la promesa que le dio más cancha. Eso dice mucho de Cilia Flores. No conozco a ninguna mujer con promesa de matrimonio que no esté sometida a una dieta estricta. Esperar tres meses a punta de atún y lechuga como las Misses es francamente una prueba de resistencia.

La pareja presidencial como uno se la imagina, él de corbata, ella de perlas, dos hijos y un perro salchicha, es un producto de exportación típicamente gringo y esperar que en estos trópicos se repita la formula John y Jackie Kennedy implica incluir también a Marilyn. Es cierto, Leoni, Caldera y Herrera Campins tuvieron insignes mujeres a su lado que cumplieron su papel sin soportar a una Du Barry en la corte. Pero mientras Carmen Valverde de Betancourt se divorciaría discretamente de Don Rómulo tras culminar éste su mandato, otras tuvieron que adaptarse a tener a una Ana Bolena cambiando cortinas en el salón de Diana La Cazadora.

Sonados fueron los casos de Jaime Lusinchi con Blanca Ibañez y ni hablar de Carlos Andrés Pérez quien no vivió lo suficiente como para ver el reality show que hicieron sus dos esposas con respecto a la sepultura de su cuerpo. Hugo Chávez se trajo a Marisabel en pamela para Los Próceres y luego se divorció de ella. No se le conoció una nueva pareja oficial aunque nombres no faltaron. Ni hijos recién salidos a la palestra pública tampoco.

¿Importa la unión matrimonial entre Cilia y Nicolás entonces, cuando la pareja presidencial venezolana no siempre ha sido un modelo ejemplar? Yo creo que sí. Y no, como dicen algunos, para ofrecerle a Nicolás con este matrimonio la nacionalidad que a él se le cuestiona en algunos pasillos. Más bien ponen en el tapete la figura del matrimonio como opción de unión.

En menos de diez años las uniones en matrimonio de los venezolanos mayores de edad cayeron en cinco puntos según el Instituto Nacional de Estadística. El 25.6% de los venezolanos están casados, mientras que el 27.9% viven en uniones de hecho, siendo ésta la primera vez en los últimos 60 años donde hay más venezolanos arrejuntados que con anillo al dedo. Ni hablar de solteros. Es la primera vez donde hay más gente solitaria en el país.

No creo que esta haya sido la razón de Nicolás para cumplirle la promesa a su Cilia pero espero sirva como fomento para discutir situaciones que no están claras en la Ley. Los derechos y deberes del cónyuge facilitan enormemente las cosas a la hora de una compra-venta o una herencia. No así para los concubinos o parejas del mismo sexo. Quizás sea la hora de hablar de matrimonios para todos. Y si la unión matrimonial de la pareja presidencial sirve para legalizar uniones, mis aplausos. Solo les pido, dada la reciente viajadera gastiva de Nicolás, que no se vayan de luna de miel.-

1 comment:

Alondra said...

En este lado del charco si te registras como "pareja de hecho",(del sexo contrario o del mismo sexo) desde el 2006 equiparan tu unión con el matrimonio, otorgando por tanto, los mismo efectos de derechos y obligaciones En cuanto a la defunción sin testamento de uno de los miembros de la pareja, son muchas las comunidades autónomas que equiparan los derechos sucesorios de la pareja estable a los del cónyuge. También existen pocas diferencias entre los requisitos de acceso a la pensión de viudedad siempre y cuando acredites una convivencia de al menos cinco años.
Por lo tanto si muchos prefieren arrejuntarse,sería una buena fórmula también para Venezuela.( No sé si la Constitución Bolivariana ya lo incluye)
Para evitar embarazos adolescentes que se dejen de vainas y el sistema de salud, dentro de sus programas prioritarios, contemple la atención de planificación familiar como unos de sus pilares de la atención preventiva. Por cierto, no se como están las cosas ahorita pero allá por el 87 había una asociación "Planfam" que funcionaba en la UCV., por qué no en los barrios marginales?...
En fin, que el Sr.Presidente y señora sean felices y coman perdices pero que no hagan propaganda con el casorio.
Un saludo afectuoso

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...