Monday, July 22, 2013

El Bebé Cambridge: Un Bebé (con) Real



En lo que han parecido dos años de embarazo, finalmente Kate Middleton, duquesa de Cambridge, dio a luz al heredero del trono de Inglaterra, un varón de 3,79 kg. Con cientos de fotógrafos a la espera, Trending Topics mundiales y la revista ¡Hola! en reunión de emergencia para decidir el titular de portada, la Kate se tomó su tiempo. Tanto, que seguramente a la Reina Isabel le dio chance de inaugurar dos alas más del hospital.

Debo decir que estoy un poco decepcionado sobre la manera como lo presentaron ante el mundo. A los ingleses les parecerá que un discreto comunicado a las puertas del Palacio de Buckingham es lo apropiado. Tampoco se puede ser tan niche como los Grimaldi, quienes en 1957 cuando nació Carolina vieron como una lavandera abrió una ventana del palacio y le gritó a los monegascos: “¡Es una niña!” Pero por lo menos algo regio esperábamos. Algo tipo Simba encima de la roca, pues. Mínimo a lo Michael Jackson en el balcón.

Convertirse en heredero de la monarquía británica implica una sola cosa: paciencia. La Reina Isabel II tiene 60 años aferrada al Trono de San Eduardo como si estuviera pegada con Krazy Glue. Eso ha dejado a Carlos, príncipe de Gales, como el Paciente Inglés. Cuando Beatriz de Holanda anunció su abdicación a favor de su hijo Guillermo a principios de este año, desde Buckingham lo que se oyó fue: “Ves mamá que otras sí lo hacen” Y cuando Alberto de Bélgica abdicó la semana pasada, lo que se oyeron fueron sonidos de escopetas y gritos de “¡Mamá! Salte. ¡Salte ya!”

Poco alivio puede causar el recordatorio que la Reina Madre murió a los 101 años. Si Isabel repite el patrón de su madre, a Carlos le faltan 14 años más. En términos criollos, todo Chávez pues. Eso quiere decir que si la Reina Isabel se coronó en la era del Episodio 2 de La Guerra de las Galaxias, Carlos será rey en la era del iPhone 18; Guillermo en la de Los Supersónicos; y el Bebé Real cuando la última Kardashian salga de un restaurante sin que a un paparazzi le importe.
 
Es una lástima que no se nos haya revelado el nombre del bebé. Seguramente será algo tradicional que incluya tanto a Carlos como Felipe en el roster de lo que se presume será un largo nombre. Pero sería chévere mezclar las cosas y llevar a este bebé a la modernidad. No me opongo a un nombre monárquicamente inglés como Jaime o Jacobo pero si por mi fuera, el bebé real se debe llamar James Bond Carlos Harry Potter David Beckham Mick Jagger Eltonyon Windsor Midddleton.

Lo que sí puede esperar este bebé es que estará expuesto a una de las fortunas privadas más grandes del mundo; aprenderá a cortar cintas con tijeras maxi grandes y resolverá contestarle las llamadas a una anciana Cristina Kirchner empleando la muy británica frase: “por enésima vez, vieja loca, ¡que las Malvinas no son tuyas!” Tendrá dos tíos muy cool, el príncipe Harry y la tía Pippa “mi trasero opacó la boda de mi hermana” Middleton. Su vida le dará de comer a todos los empleados de Corazón Corazón y tendrá que lidiar con algo que a la gente común no le pasa: recordarse en cuál palacio fue que dejó el cargador de su celular.

Por nuestra parte y aunque nada tenemos que ver con monarquías salvo las de caudillo, le damos la más cordial bienvenida a este nuevo príncipe. Probablemente pasarán 70 años antes de que ocupe el trono pero que eso no lo detenga de gozarse el privilegio. Que Santa Diana lo cuide y lo favorezca y que no llore cuando vea algo feo en este mundo (eso es contigo, Camilla Parker Bowles).-

1 comment:

Daniel said...

Valdria la pena leer, para contrastar con esta entrada, la serie sobre el bb rrrrial que hizo @correoguaire

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...