Wednesday, January 29, 2014

Venezolano, Maleteado y Sin Hogar



Gravedad, el más reciente largometraje del mexicano Alfonso Cuarón, cuenta la historia de una astronauta, interpretada por Sandra Bullock, que trabaja por sobrevivir luego de que un accidente la deja flotando en el espacio a 600 kilómetros de la Tierra. Muy similar a Dorothy Gale en El Mago de Oz Bullock lo único que quiere hacer es llegar a casa.

No solo en películas se cumple esta premisa. Regresar al hogar es una fórmula que ha funcionado desde los tiempos de Ulises. En novelas como Lo Que El Viento Se Llevó, a Scarlett O’Hara la dejan por malcriada “yankeeburguesa” y se regresa a su finca. En comiquitas como Candy Candy, la protagonista renuncia a sus prácticas de zorra y se devuelve al Hogar de Pony.

Otros no corren con la misma suerte de regresar. Ya sea por exilio, destierro o porque sencillamente el hogar no existe. En épocas estalinistas, por ejemplo, se eliminaron fronteras para fusionar los pesos étnicos de manera controlada. Para cuando Kruschev ordenó la destalinización, los pobladores originarios volvieron a sus tierras. Ahí se dieron cuenta de que su ciudad natal no solo era diferente, incluso se hablaba otro idioma.

Ahora, ¿qué pasa cuando el hogar sí existe y nadie quiere volver a él? ¿Qué pasa cuando la puerta de entrada está igual de abierta que la de salida pero por una entran los sin maleta y por otra salen los maleteados?

Son términos contradictorios. Mientras Venezuela se ha convertido en el nuevo hogar de chinos y haitianos, los que la hicieron suya por décadas, tanto los nacidos como los venidos en épocas recientes, hacen sus maletas, que no de cocaína sino de sueños frustrados, en búsqueda de algo que según los cuentos y las películas, debería estar aquí.

Sin embargo, Venezuela despide a una clase media con cifras alarmantes. Según un estudio, más de 12.000 científicos venezolanos viven afuera. En otro, se afirma que entre 1999 y 2012, más de 8.000 venezolanos solicitaron asilo en los Estados Unidos. El fenómeno se observa hasta en la clientela que solicita traducciones legales para tramitar sus visas de residencia en el exterior. Si bien antes eran hijos de familias de clase media alta, hoy lo son familias completas de la nueva clase media. La de PDVSA.

Regresar, por ahora, no parece ser una opción. ¿Cómo serlo? ¿Quién se devuelve a un hogar con una inflación del 50%? ¿Quién retorna a una tierra donde el promedio mundial es de 11 homicidios por cada 100.000 habitantes y el de Venezuela es de 45? ¿Quién quiere vivir en un país donde la búsqueda de la suprema felicidad está en decretar días de lealtad al ex Comandante vejado por la “burguesía fascista parasitaria y minoritaria”?

Aparentemente los chinos. Basta montarse en un vuelo Air France de regreso al hogar para darse cuenta de que el único no asiático a bordo es el que de veritas se crió entre arepas y estampitas de la Coromoto. Cada año que pasa, los venezolanos le dicen adiós a los árboles de mamón y pasan a flotar en el espacio como Sandra Bullock. La diferencia es que ella regresó a su hogar 24 horas después. La data confirma que el venezolano maleteado no va a ser tan rápido en regresar al suyo. Patria querida.

2 comments:

Anonymous said...

Disculpa Toto me encanta tu blog pero no concuerdo contigo en decir que este pais es un hogar nuevo para los libaneses junto a chinos y haitianos. Los libaneses han estado en este pais por decadas y han trabajado admirablemente por sus familias. Ponerlos al mismo nivel que los recientes inmigrantes y decir que vienen a tomar el lugar de los que se van es hasta ofensivo. Mis abuelos llegaron a este pais desde el Libano en 1955. Es decir que ni el Sputnik estaba en el espacio. Y asi miles de libaneses vinieron en antaño y sus descendientes viven aqui y se han tenido que ir como venezolanos que son: en mi familia te puedo contar por lo menos siete que se han ido. Asi que por favor, no digas que este pais es nuevo para ellos y vienen a tomar el lugar de los que se van porque los libaneses junto a todos los nativos e inmigrantes han construido este pais.

Toto said...

Te pido disculpas. Tienes toda la razón.
Saludos,
Toto.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...