Tuesday, June 3, 2014

Hacer Humor No Es Ponerse el Traje de Payaso

Esta entrevista salió este fin de semana en el diario El Impulso. Muchas gracias a Alba Arráez por la conversa.
 
Toto Aguerrevere: "Hacer Humor No Es Ponerse El Traje de Payaso"
 
Con más de 41 mil seguidores en la red social Twitter, el humor de Toto Aguerrevere es de los más sensatos que se pueden encontrar en Venezuela. Con cada noticia hace lo propio; no se trata de una burla, sino de comentar los titulares que considera ilógicos.
 
Este conocido bloguero que se describe a sí mismo como un "buhonero intelectual", llegará mañana sábado a Barquisimeto para darle al público una buena dosis de La hora loca; el libro en el que destacan 30 cuentos que reflejan, a punta de risas, lo que vive la convulsionada sociedad venezolana.
La cita es en la Librería El Clip, a las cinco de la tarde.
 
"Estoy emocionado de visitarlos. Tengo tiempo que no voy a Barquisimeto. La última vez fui a una procesión de la Divina Pastora. Allá todos son muy simpáticos y me siento como el primo perdido caraqueño", contó Toto Aguerrevere al iniciar su entrevista con EL IMPULSO.
 
Él viene a presentar su libro. Pero no promete protocolos. Se sentará a leer una o dos historias de La hora loca, e invitará a los presentes a que cuenten sus anécdotas y lo hagan reír.
 
-La hora loca es un reflejo, en tono de humor, de lo que se vive en Venezuela. ¿Se reflexiona mediante la risa?
 
- Sí claro. Es una muestra del país que tenemos, porque aquí lo que vivimos es una gran hora loca. En mi libro hay un cuento serio, que es la muerte de Hugo Chávez; me pareció importante incluirlo, porque aquí se nos cambió el horario, la bandera, el escudo, el nombre del país y no es fácil que despiertes 14 años después que creías que el señor era eterno, tratando de ver cómo organizamos la nación mientras el Gobierno actual insiste en cotillón y serpentina.
 
-Dijo alguna vez que en Venezuela nadie se ocupa de gozar porque todo el mundo está molesto, ¿cómo hace para mantener el humor en medio de la crisis?
 
-Observando a la gente y hablando mucho con las personas que se te acercan aún sin conocerte. Todos tienen historias y es buscarles el lado positivo sin querer ser Ismael Cala. Ciertamente estamos viviendo una tragedia, pero la idea es buscarle la risa.
 
-Entonces el humor es necesario en tiempos de crisis...
 
-¡Claro! Si se pierde la capacidad de humor estamos mal. No se trata de ponerse un traje de payaso, sino de ser ciudadano y comentar de forma divertida algo que te parece ilógico. Porque para los titulares serios están hechos los periódicos.
 
-Precisamente nos levantamos cada mañana con titulares desalentadores. Su trabajo es buscarles el humor, pero, ¿hay días en los que no hay forma de sacar un chiste?
 
-Sí. Lo que pasó en febrero; las protestas, las detenciones. La situación de Iván Simonovis, de eso no se puede sacar un chiste.
 
Hay ciertas cosas que no se pueden tocar, pero cuando el Gobierno habla me quitan el trabajo porque ellos están haciendo el chiste cuando dicen que los aviones son desviados para el Mundial. Son situaciones incrédulas.
 
Su visión de país
 
Desde la visión de un profesional del Derecho que habla con humor, Toto Aguerrevere ve a Venezuela como "un país que lo invitaron a la mesa de té de Alicia en el país de las maravillas y le dijeron: Las leyes aquí no valen". "Ves que tus derechos están vulnerados, que la Constitución garantiza el pleno alimentario y no encuentras nada.
 
El tema de las colas es grave, todo un desastre, nos tratan como granja. No tienes idea de qué vas a llenar tu nevera y es humillante tener que hacer una cola por algo que tú vas a pagar", comenta.
El escritor también sueña con un modelo de país. "Quiero una Venezuela donde se pueda caminar libremente, yo envidio muchísimo eso de Europa. Extraño caminar y hablar con la gente; encerrarse en casa no es vida.
 
Cuando pueda salir sin miedo tendré el país que quiero, porque de resto, el clima y la gente de este país no lo tiene ningún otro", dice con optimismo. Toto fue víctima de un secuestro en el año 2010, enfrentándose así a dos situaciones: encerrarse en casa y vivir con miedo, o salir a la calle con un tercer ojo y tener cuidado.

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...