Monday, October 6, 2014

Casualidades Animadas de Ayer y Hoy

Créditos Foto: Estandarte.
 
En la mañana del cinco de septiembre de 1997, el actor Michael Douglas concedió una entrevista a la cadena de televisión estadounidense CBS. Allí se le inquirió sobre la reciente muerte de la Princesa Diana de Gales a lo cual el actor contestó que si bien comprendía la consternación global, se preguntaba si reaccionaríamos de la misma manera cuando muriera la Madre Teresa de Calcuta. Al salir de esa entrevista se enteró, como todos, que la fundadora de las Misioneras de la Caridad había fallecido.

Luego de los ataques a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, más de 45 películas en postproducción tuvieron que ser editadas o pospuestas para copar con la tragedia mundial. El caso más infame fue el de la película El Hombre Araña. Su trailer, lanzado días antes de los ataques, mostraba al súper héroe tejiendo una red entre las dos torres para capturar a un helicóptero.

El mundo está lleno de casualidades de las cuales no tenemos control pero que se tornan agridulces de llegar a ocurrir. “Qué se me quemen las manos si, para mi propio peculio, he tocado las arcas del Tesoro Nacional”, diría Rómulo Betancourt en 1960. Días después se dirigía a los venezolanos para hablarles sobre el atentado en su contra cuando una bomba explotó cerca del carro presidencial. Tenía las dos manos vendadas por las quemaduras.

Las casualidades son imprevisibles porque necesitan del cumplimiento posterior del hecho predicho para que se les califique como tal. Son circunstancias que asombran y que hacen que Porfirio Torres tenga más material para narrar en su programa “Nuestro Insólito Universo”. Lo lamentable es cuando estos hechos circunstanciales son manipulados para hacerse ver como una coincidencia tan fantástica que podría llegar a pensarse que son parte de un plan conspirativo.

El vil y terrorífico asesinato del diputado Robert Serra ha sido objeto de este tipo de manipulación circunstancial. Más allá de resolverse, el caso ha sido objeto de acusaciones poco profundas basadas en meras casualidades. Tal es el caso de la investigación que el diputado Freddy Bernal ha solicitado se abra en contra del diputado Carlos Berrizbeitia por decir en un debate en la Asamblea Nacional, horas antes del asesinato que: “ustedes [el Gobierno] tienen los días contados”. Al fundamentar su acusación Bernal declaró lo siguiente: “¿Fue una orden a través de la televisión que se dio? ¿Fue una inducción a cometer delito?”

La lógica de todos, con la excepción de Bernal, es que no es una inducción al delito. Es común en todas partes del mundo que un diputado emplee una frase como la dicha por Berrizbeitia para referirse a quienes detentan el poder. De prosperar esa investigación, habría que hacer una revisión histórica de todos los debates en la Asamblea Nacional para comprobar si ocurrió un asesinato cada vez que esa frase ha sido pronunciada. Eso es como decir que cada vez que un diputado del PSUV exclama “¡No Volverán!” no ocurre ningún delito en Venezuela ese día.

Por coincidencia también cayó en el tapete de las casualidades la caricatura de Roberto Weil para la revista Dominical en el Diario Últimas Noticias. La misma satirizaba en tono jocoso un velorio donde una rata yacía en un ataúd mientras otra pronunciaba un panegírico de la siguiente forma: “Nuestro querido Miguel que honesto, colaborador y solidario… lo recordaremos siempre como una tremenda rata”.

Tras considerar la conmoción nacional por el impactante hecho, Últimas Noticias decidió, con el consentimiento de Weil, retirar la publicación de la caricatura. Vale acotar, según declaró el caricaturista en Twitter, que dicha caricatura fue entregada al diario dos semanas antes de su publicación y como consecuencia dos semanas antes del asesinato del diputado Serra.

Sin embargo, una foto de la misma se coló en las redes sociales e inexplicablemente se vinculó al diputado fallecido con el contenido de la caricatura en cuestión. Prueba de ello son las duras críticas que el caricaturista recibió desde las más altas esferas del Gobierno. “Eres un miserable hijo de puta”, le escribió en Twitter el Gobernador del Estado Aragua, Tareck El Aissami. En otro tuit le colocó: “Basura es lo que eres. FASCISTA. Respeta al pueblo”.

El Vicepresidente de Agitación, Propaganda y Comunicación del PSUV, Ernesto Villegas fue más comedido en sus palabras al decir: “Conviene recordar cómo se coló el ejemplar fotografiado y qué ‘inspiró’ al autor para dibujar esto 15 días atrás”.

Coincidimos con Villegas, sería bueno conocer quién circuló la foto del ejemplar con la caricatura que se retiró con el consentimiento expreso de Weil Pero si el Gobierno cree que esta caricatura de un velorio de ratas está relacionada con un lamentable asesinato en específico, y que Weil tuvo una inspiración a futuro como si fuese Nostradamus, conviene también recordar que en septiembre hubo más de 400 decesos por muertes violentas. Mucho antes del sentido fallecimiento del diputado, ya habían decenas  de asesinatos violentos que lamentar.

Por ello, si es cuestión de contar días, tan solo en los dos últimos fines de semana entraron 108 cadáveres a la morgue de Bello Monte. Fueron los dos fines de semana más violentos en Caracas en todo el 2014. ¿Es esto una caricatura? No. Como tampoco lo es una casualidad. 15 días antes del fallecimiento de un diputado que no ha debido morir hubo 108 velorios de venezolanos que también sucumbieron por causas violentas.

Y esa es la pura y única realidad.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...