Monday, February 2, 2015

Hoy le terminé a Mariú

 
 
Hoy le terminé a Mariú. Jamás fue mi novia, ni me gustó ni nada por el estilo. Ella fue mi roommate cuando vivíamos en París. Siempre pensé que era una suicida potencial porque cuando se metía a bañar podía oír unos golpes en la bañera. Un mes después le confesé mi preocupación. Lo que yo asumía eran autoflagelaciones contra el mármol eran en realidad los toquecitos de la afeitadora que utilizaba para depilarse las piernas.

Ahora bien, Mariú fue una de esas amigas que un día organizó una fiesta de despedida, se largó a hacer un postgrado y más nunca se supo de ella. No volvió más. Entiendo que no hubiera noticias de Ingrid Betancourt cuando estaba secuestrada por las FARC pero, de haber sido ese el caso, por lo menos un familiar de Mariú hubiera creado un grupo llamado “Amigos Con Mariú” o algo por el estilo. Y ahí sí sabría el paradero de Mariú.

Sé que ella me quiere como yo la quiero a ella pero cuando no se sabe más de una persona, lo mejor es asumir que hay una separación de hecho y dar la relación por terminada. Lo llamaría abandono temporal pero el TSJ interpretó eso hace un par de años como “abandono tipo me fui a operar en Cuba,  y aunque en realidad no voy a volver díganle a todo un país que es posible que vuelva”. Entonces esto es ausencia de amistad plena. Mariú se fue al carrizo y yo tengo despecho. Así que hoy decidí terminarle a Mariú.

Admito que terminarle en su fecha de cumpleaños, la cual es hoy, no es técnicamente educado. Pero estaba ahí en Facebook y me pareció apropiado hacerlo. Le puse: “Querida Mariú. Te mando un feliz cumpleaños porque eso es lo que hace la gente cuando hace uso de las redes sociales. He decidido que ya no soy amigo tuyo porque más nunca te vi, así que concluyo esta amistad como los novios terminan una relación. Es completamente amistosa nuestra terminada oficial, muy a lo Gwyneth con Chris Martin. Por lo tanto espero que pases un feliz cumpleaños porque aunque Gwyneth ya no está con Chris, igualito se deben mandar un mensaje de feliz cumpleaños. Ex amigos para siempre, Toto”.

Un mensaje apropiado que estoy más que seguro mi ex entenderá. Oh sí, Mariú es mi nueva ex. Yo la quise tanto que la cuento como una relación más porque me da hasta guayabo que no seguimos siendo amigos. Pero por lo menos estoy claro que mi vida puede continuar en esta búsqueda de amistades fantásticas (con un cuento suicida de por medio). Mariú y yo no terminamos siendo amigos de por vida. ¿Amargarme por eso? Ni de casualidad. Esto fue como rayar en la camisa de bachillerato “Amigos para Siempre” y después ponerle un postdata explicativo de las condiciones implícitas del para siempre. Estas cosas pasan. A fin de cuentas, los amigos van y vienen pero una ex es para toda la vida

1 comment:

Anonymous said...

@totoaguerrevere como te hago ĺlegar un cuento (o dos) para tu próximo libro? @marcyacosta

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...